Se trata de restos de huesos de gacelas con unas marcas realizadas cuidadosamente que tenían un valor simbólico

Nuevos hallazgos sobre las culturas paleolíticas de Oriente Próximo

.

Durante el Paleolítico superior los seres humanos de los distintos territorios de Eurasia desarrollaron diversas culturas que se diferenciaban entre sí por la forma en que trabajaban materiales como las piedras o los huesos. Ahora, una investigación publicada en la revista PNAS ha localizado en la cueva Hayonim, en la Baja Galilea (Israel), uno de los emblemas que identificaba en concreto a la cultura conocida como auriñaciense levantino respecto a los demás grupos humanos que le eran contemporáneos.

.

Los huesos estudiados presentan una serie de marcas realizadas con un útil lítico mediante un proceso complejo y con gran cuidado para preservar la integridad del hueso. . Foto: Tejero et al. 2018 PNAS

UB / Se trata de restos de huesos de gacelas con unas marcas realizadas cuidadosamente que tenían un valor simbólico. Los objetos, de más 35.000 años de antigüedad, se lucían «probablemente colgados de las vestimentas o como colgantes, e identificaban a los individuos que los llevaban como miembros de esta cultura», explica el primer firmante del artículo, José-Miguel Tejero, investigador del Seminario de Estudios e Investigaciones Prehistóricas (SERP) de la UB y del CNRS francés.

Concretamente, se han estudiado un conjunto de escápulas y un hueso hioides de la especie Gazella gazella. Estos huesos presentan una serie de marcas realizadas con un útil lítico mediante un proceso complejo y con gran cuidado para preservar la integridad del hueso. Se descarta, pues, que sean marcas hechas para procesar la carne del animal: se trata de señales «sin una finalidad práctica, que pertenecen a la esfera simbólica de las sociedades de cazadores-recolectores», explica Tejero. El investigador apunta que el estudio de estos restos óseos se ha hecho mediante un microscopio electrónico de barrido (scanning electron microscope, SEM).

Una de las hipótesis con más consenso actualmente entre los investigadores de este periodo es que poblaciones o prácticas del auriñaciense europeo llegaron a Oriente Próximo y allí dieron lugar al auriñaciense levantino, en un área geográfica que comprende fundamentalmente los actuales Siria, Líbano, Israel, Jordania y territorios palestinos. El auriñaciense levantino se caracteriza por las herramientas que elaboraba con piedra, huesos y cuernos, muy similares a las realizadas por sus precursores del auriñaciense europeo, aunque también presentan particularidades propias.

La investigación está liderada por Tejero, investigador del CNRS francés (ArScan Équipe Ethnologie Préhistorique) y del SERP-UB, dirigido por el catedrático Josep Maria Fullola. También han participado los investigadores Anna Belfer-Cohen y Rivka Rabinovich (Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea), Ofer Bar-Yosef (Universidad de Harvard) y Vitaly Gutkin (Centro de Nanociencia y Nanotecnología de la Universidad Hebrea).

.

Referencia bibliográfica: 
Tejero, J.-M.; Belfer-Cohen, A.; Bar-Yosef, O.; Gutkin, V.; Rabinovich, R. «Symbolic emblems of the Levantine Aurignacians as a reginoal entity identifier (Hayonim Cave, Lower Galilee, Israel)». PNAS, abril de 2018. Doi: https://doi.org/10.1073/pnas.1717145115