Diferentes estudios demuestran que una empresa transmitida correctamente puede sobrevivir a su creador

Muchas empresas competitivas españolas desaparecen por falta de financiación en el proceso de transmisión

.

Las primeras conclusiones del equipo español del proyecto Business Transfer Awareness respecto al ecosistema nacional de transmisión de empresas indican que la inexistencia de líneas de financiación en las transmisiones de empresas y su menor tamaño son dos de las principales debilidades del sistema de transmisión español. 

.

UJI / El proyecto europeo BTAR en el que participa el Grupo de Investigación Creación de empresas innovadoras e internacionales de la UJI tiene como principal objetivo desarrollar medidas de concienciación para frenar del número de empresas rentables que cierran cada año por no tener sucesores y no ser transmitidas.

Según se deduce de las investigaciones realizadas, las empresas más pequeñas son las más vulnerables a una transmisión fallida, al estar estrechamente vinculadas a las capacidades y la personalidad de su propietario que no son fácilmente transmisibles. Además, los empresarios o empresarias deciden vender cuando la empresa tiene problemas de rentabilidad y una viabilidad incierta. Se calcula que más de un tercio de los propietarios de una empresa llegarán a la edad de jubilación durante los próximos diez años.

Se calcula que más de un tercio de los propietarios de una empresa llegarán a la edad de jubilación durante los próximos diez años

La inexistencia de líneas de financiación potentes como las que impulsan la creación de nuevas empresas tiene como consecuencia que muchas transmisiones no se lleven a cabo. A pesar de que los emprendedores que optan por esta manera de emprender tienen más opciones de éxito que los que eligen emprender creando una nueva empresa, la financiación de las transmisiones de empresas es una de las principales debilidades del ecosistema español.

Diferentes estudios demuestran que una empresa transmitida correctamente puede sobrevivir a su creador. En este sentido, a pesar de que la tasa de éxito mejora cuando hay un proceso de cesión bien organizado, sólo el 20% de los cedentes potenciales piden asesoramiento a profesionales. El 80% restante no tiene en cuenta las medidas de apoyo externo que pueden permitir avanzar más fácilmente en las etapas cronológicas de la cesión.

Por ello, el equipo de investigación considera que es necesario generar un marco jurídico favorable a las transmisiones de empresas, tanto desde el punto de vista fiscal como laboral que no penalice y lastre la transmisión vía impuestos. También valoran positivamente el establecimiento de organizaciones de apoyo que asesoren de forma transversal porque entran en juego cuestiones jurídicas, fiscales, financieras, de gestión e incluso psicosociales que implican el traspaso de activos intangibles, como los conocimientos del propietario o propietaria en materia de mercado, competidores, clientes, empleados, tecnología, o las relaciones humanas con clientes, empleados o autoridades.

.