Aterrizó en Madrid esta madrugada

El médico español Manuel García Viejo, afectado por el virus Ébola, recibe ya tratamiento en Madrid tras ser repatriado desde Sierra Leona

.

El médico español, Manuel García Viejo, religioso de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, diagnosticado de la enfermedad por el virus Ébola en Sierra Leona ha sido repatriado esta madrugada y ya se encuentra ingresado en un hospital de Madrid.

.

Así lo ha informado la directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Mercedes Vinuesa. En concreto, el avión Hércules medicalizado del Ministerio de Defensa que trasladaba al doctor García Viejo ha aterrizado pasadas las 3:00 de la mañana en la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid. El vuelo transcurrió sin incidencias.

El paciente, que se encontraba estable y consciente, fue recibido por personal de Sanidad Exterior, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, que verificó las condiciones de bioseguridad del equipamiento del avión y del personal sanitario, así como la adecuada atención al paciente con los protocolos establecidos siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una vez efectuadas todas las comprobaciones, entregaron el paciente al personal sanitario de la Comunidad de Madrid, que trasladó al doctor García Viejo al Complejo Hospitalario La Paz-Carlos III, en Madrid, siempre dentro de las medidas de seguridad que establece el protocolo estipulado y escoltado por miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recuerda que toda la operación se ha desarrollado con todas las garantías y de forma satisfactoria. El riesgo de contagio para la población y para el personal sanitario es “prácticamente nulo”.

La enfermedad por el virus Ébola no cuenta con un tratamiento médico específico, más allá del de soporte y sintomático. No obstante, la directora general de Salud Pública ha precisado que el Ministerio ha establecido, desde el primer momento, contacto con laboratorios e instituciones internacionales para acceder a los fármacos en fase de experimentación, reconocidos por la Organización Mundial de la Salud, con el fin de ponerlos a disposición del equipo médico que marca las prioridades terapéuticas para este paciente.