Los investigadores han estudiado la actividad cerebral de 56 bebés monolingües y bilingües de 4 y 5 meses  / Imagen: Pixabay

 

Encuentran evidencias de que el bilingüismo induce una especialización cerebral en niños de 4 meses

.

Un estudio liderado por la Universidad Pompeu Fabra (UPF) publicado en la revista Scientific Reports, demuestra por primera vez que el bilingüismo induce una especialización cerebral en niños de tan solo 4 meses. Los resultados, tras estudiar la actividad cerebral de cincuenta y seis bebés de 4 y 5 meses de edad, apuntan hacia diferentes estrategias de discriminación lingüística según sean los bebés bilingües o monolingües. 

 

UPF /   Ha quedado demostrado por primera vez en un estudio publicado en la revista Scientific Reports, el 9 de febrero y en acceso abierto, por el Grupo de Investigación en Adquisición y Percepción del Habla, que lidera Nuria Sebastián, y que forma parte del Centro de Cognición y Cerebro. Un trabajo del que son coautores miembros de su equipo, con participación de la Universidad British Columbia de Canadá.

Una diferencia crucial para el éxito del aprendizaje de lenguas en fases iniciales, en niños que crecen en entornos monolingües en comparación con los bilingües, es que los bilingües necesitan darse cuenta de la existencia de dos sistemas lingüísticos diferentes, es decir, requieren hacer una discriminación de las lenguasexistentes en su entorno. Esta discriminación es una de las principales diferencias en la adquisición del lenguaje entre individuos bilingües y monolingües.

Un artículo, publicado el 9 de febrero en Scientific Reports y en acceso abierto, presenta los resultados de una investigación sobre el funcionamiento del cerebro cuando tiene que discriminar entre diferentes lenguas en bebés. El trabajo demuestra por primera vez que el bilingüismo induce una especialización cerebral en niños de 4 meses.

.

Mecanismos cerebrales diferentes en bebés monolingües y bilingües

Ha sido una investigación de Loreto Nacar García, Carlos Guerrero-MosqueraMarc Colomer, todos ellos miembros del Grupo de Investigación en Adquisición y Percepción del Habla que lidera Núria Sebastián Gallés y que forma parte del Centro de Cognición y Cerebro (CBC) en el Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) de la UPF, con participación de la Universidad British Columbia de Vancouver (Canadá).

El estudio comparó la respuesta neuronal de los bebés, primero en su lengua materna / dominante  y, después, la respuesta a dos lenguas extranjeras desconocidas

Los autores partían de la hipótesis de que en las personas bilingües la discriminación del lenguaje nativo es un proceso complejo que implica el procesamiento específico de las propiedades prosódicas (rítmicas) de la señal del habla. El objetivo de la investigación fue entender las diferencias en los mecanismos de discriminación del lenguaje entre los niños monolingües y bilingües de 4-5 meses de edad. En el experimento se comparó la respuesta neuronal de los bebés, primero en su lengua materna / dominante (en este caso, catalán o castellano) y, después, la respuesta a dos lenguas extranjeras desconocidas, una de la misma clase rítmica (italiano) y otra de clase rítmica diferente (alemán).

Estudios anteriores habían demostrado que, aunque los niños monolingües y bilingües muestran habilidades similares cuando discriminan lenguas (es decir, los bilingües no parecen confundirse recibiendo dos idiomas), también se habían visto algunas diferencias relevantes. “Como los niños monolingües de 4 a 5 meses empiezan a discriminar idiomas de la misma clase rítmica (como el inglés y el holandés o el español y el italiano), el diseño actual nos ha permitido medir la respuesta del cerebro en los dos tipos de contrastes y en un solo experimento “, comentan los autores del trabajo.

Para estudiarlo, los investigadores registraron a través de electroencefalograma (EEG) la actividad cerebral de cincuenta y seis bebés de 4 y 5 meses de edad, monolingües y bilingües, mientras escuchaban el lenguaje nativo / dominante y dos lenguas extranjeras.

Los resultados apuntan hacia diferentes estrategias de discriminación lingüística según sean los bebés bilingües o monolingües. Aunque sólo los niños monolingües muestran una discriminación rápida de su lengua materna probablemente reflejando una respuesta de familiaridad, los bilingües realizan un procesamiento posterior que es compatible con un aumento de la atención a la señal del habla. Los autores manifiestan: “Nuestros estudios encajan bien y ayudan a explicar resultados anteriores que mostraban que, los bilingües, al contrario que los monolingües, requieren un procesamiento adicional de las propiedades prosódicas del lenguaje que les es familiar”. Esta es, por tanto, la primera vez que se halla evidencia sobre la especialización cerebral inducida por el bilingüismo en niños de 4 meses de edad.

 

 

.

Referencia bibliográfica: 
Loreto Nacar Garcia, Carlos Guerrero-Mosquera, Marc Colomer, Nuria Sebastian-Galles (2018), “Evoked and oscillatory EEG activity diferentiates language discrimination in young monolingual and bilingual infants”, Scientific Reports, DOI: 10.1038/s41598-018-20824-0, 9 de febrero, acceso abierto.

.