Energía: sortear la crisis de la COVID-19

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Un equipo de investigadores del ámbito de la política en materia de energía y clima formuló recomendaciones para un marco que apoye la transición a la energía limpia mediante el empleo de distintos horizontes temporales en medio de la actual pandemia del coronavirus.

 

Cordis / Los responsables políticos en el ámbito de la energía y del clima, los cuales afrontan la emergencia de salud pública mundial y las consecuencias económicas de la pandemia de COVID-19, deben desarrollar políticas que tengan en cuenta las nuevas circunstancias.

Un equipo de investigadores, respaldados por el proyecto INNOPATHS, financiado con fondos europeos, ha propuesto un marco que contribuya significativamente a las acciones políticas en el ámbito del clima y de la energía a corto, medio y largo plazo. Las recomendaciones se publicaron en la revista «Joule».

«El objetivo de este comentario es ayudar a los responsables políticos del ámbito de la energía a que sorteen la crisis, centrándose en los marcos políticos orientados a los sistemas energéticos neutros en carbono».

Los investigadores están en contra de las pequeñas «victorias verdes» a corto plazo que puedan mantener a raya cambios significativos a largo plazo

En declaraciones publicadas en una nota de prensa en «EurekAlert!», el primer autor, Tobias S. Schmidt, del Instituto Federal Suizo de Tecnología (ETH) de Zúrich, socio del proyecto INNOPATHS, comenta: «Redactamos este comentario debido a que la COVID-19 cambia radicalmente el entorno económico de la transición a la energía limpia, lo que requiere que los responsables políticos tomen decisiones importantes en plazos breves». A lo que añade: «Aunque muchos blogs o comentarios proponen listas “de la compra” sobre qué políticas poner en práctica o qué tecnologías respaldar, muchos de los consejos carecen de estructura».

En su comentario en «Joule», los investigadores están en contra de las pequeñas «victorias verdes» a corto plazo que puedan mantener a raya cambios significativos a largo plazo. «Impulsar ahora pequeñas “victorias verdes” podría distraer de las acciones que puedan marcar una verdadera diferencia en la transición energética a largo plazo. Esto es especialmente relevante a la hora de rescatar a empresas que luchan en sectores con altas emisiones de carbono».

«Los rescates deberían excluir aquellos sectores que son claramente incompatibles con el Acuerdo de París», señala el profesor Schmidt

En la misma nota de prensa de «EurekAlert!», el profesor Schmidt señala, asimismo: «Los rescates deberían excluir aquellos sectores que son claramente incompatibles con el Acuerdo de París, como el desarrollo de arenas bituminosas pero, al mismo tiempo, las decisiones de rescate tienen que tener en cuenta principalmente el valor social del servicio ininterrumpido y de la protección de los empleos».

Afirma que «los responsables políticos deberían considerar el aumento de su influencia para moldear las actividades empresariales para futuras rutas compatibles con el Acuerdo de París, por ejemplo, adquiriendo participaciones o asegurando su influencia en la futura estrategia de las corporaciones rescatadas».

 

Corto plazo frente a largo plazo

En el comentario de la revista, los investigadores señalan las reducciones a corto plazo en las emisiones de carbono y de la contaminación atmosférica que se han «producido por las restricciones a los viajes y el cierre temporal de las instalaciones de producción». El profesor Schmidt añade que este desarrollo «no tendrá efectos importantes en el cambio climático», tal y como se señala en la nota de prensa. «Para descarbonizar nuestros sistemas energéticos e industria necesitamos un cambio estructural, lo que significa más y menos inversiones».

En su comentario, los investigadores concluyen que, como parte de la respuesta a la crisis de la COVID-19, «la estructuración de los retos que surjan en los diferentes horizontes temporales y la oferta de principios rectores para las respuestas son más útiles en esta fase».

Las reducciones a corto plazo en las emisiones de carbono y de la contaminación atmosférica se han «producido por las restricciones a los viajes y el cierre temporal de las instalaciones de producción»

Los principios propuestos por los investigadores son los siguientes: «1) evitar reacciones exageradas a corto plazo; 2) utilizar las nuevas oportunidades para la transición energética a medio plazo, y 3) desarrollar nuevos diseños de políticas que puedan soportar futuras crisis». Los investigadores añaden: «Aunque ahora la atención política está adecuadamente centrada en la crisis de salud pública y en mitigar sus efectos inmediatos, es importante sortear la nueva situación sin poner en peligro la obligada transición energética limpia».

El proyecto INNOPATHS (Innovation pathways, strategies and policies for the Low-Carbon Transition in Europe), que está previsto que concluya en noviembre de 2020, «presentará una propuesta de estrategia hipocarbónica para la Unión Europea que pueda ser aplicada eficazmente, aceptada y bien gestionada», como se indica en el sitio web del proyecto.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí