El equipo utiliza esta información para respaldar y desarrollar el programa de asesoría sobre el estilo de vida / Pixabay

Una plataforma de sanidad electrónica para mejorar el estilo de vida de los más mayores

.

Los casos de enfermedades cardiovasculares y demencia entre la población de mayor edad suelen deberse a factores de riesgo relacionados con el estilo de vida. De ahí que exista cierto margen para la prevención, justo lo que pretende un proyecto financiado con fondos europeos, que se propone lograrlo a través de una plataforma interactiva en línea.

.

Cordis / La nueva plataforma de sanidad electrónica creada por el proyecto HATICE está dedicada al envejecimiento saludable y en concreto a prevenir las enfermedades cardiovasculares, el deterioro cognitivo y la demencia en los mayores. La intervención basada en internet se está probando en un ensayo controlado y aleatorio en Francia, Países Bajos y Finlandia. En él participan más de dos mil quinientas personas con edades superiores a los sesenta y cinco años y con un riesgo elevado de padecer enfermedades cardiovasculares.

Su objetivo es determinar si el empleo de la plataforma y la interacción con personal de enfermería resulta positivo para los participantes y reduce su riesgo de padecer enfermedades

Tal y como se explica en una nota de prensa publicada recientemente, el principal objetivo del ensayo es determinar si el empleo de la plataforma y la interacción con personal de enfermería resulta positivo para los participantes y reduce su riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, deterioro cognitivo y demencia. Se propone publicitar un estilo de vida saludable que tenga en cuenta las necesidades específicas de las personas.

Los investigadores de HATICE compararon e integraron directrices destinadas a evitar las enfermedades cardiovasculares vigentes en los países en los que se llevó a cabo el estudio y realizaron un análisis comparativo de las directrices nacionales y europeas destinadas a la prevención primaria y secundaria de las enfermedades cardiovasculares. El equipo utiliza esta información para respaldar y desarrollar el programa de asesoría sobre el estilo de vida de la plataforma a fin de que se ajuste a la situación de cada uno de los tres países participantes.

«Si creamos programas de prevención comunes para toda Europa y los ofrecemos a través de internet podríamos llegar a una mayor cantidad de personas de un modo más sencillo y rentable. De este modo, tendríamos una probabilidad mayor de prevenir las enfermedades cardiovasculares y la demencia», declaró la Dra. Mariagnese Barbera, de la Universidad de Finlandia Oriental y autora principal del estudio.

.

Herramientas para que los más mayores mejoren su calidad de vida

Los participantes se dividieron en dos grupos. Al primero se le ofreció acceso a una plataforma de internet en la que podían hacer un seguimiento de sus factores de riesgo cardiovascular. En el portal podían consultar información sobre cómo reducir este riesgo mediante cambios en el estilo de vida e interactuar con personal especializado en enfermería que ofrecía consejos y apoyo. El segundo grupo pudo acceder a una plataforma más sencilla que no ofrece interacciones y solo muestra información básica.

La intervención pluridominio invita a dejar de fumar, comer sano y realizar actividad física, y sugiere autocontrolar la hipertensión, el peso, la diabetes mellitus y la dislipidemia

Las directrices son, en general, homogéneas, sobre todo en lo referente a la definición de estilo de vida saludable, pero sus consejos están redactados específicamente para los más mayores. La intervención pluridominio invita a dejar de fumar, comer sano y realizar actividad física para los adultos mayores, y sugiere autocontrolar la hipertensión, el peso, la diabetes mellitus y la dislipidemia.

.

Configuraciones y necesidades distintas para un único objetivo

En una nota de prensa publicada en «Journal of Alzheimer’s Disease», los científicos al cargo explicaron que, a pesar de encontrarse con diferencias entre países en la gestión del riesgo cardiovascular, «el estudio contribuye a la definición de estrategias de prevención para la demencia y la enfermedad cardiovascular aplicables a escala internacional».

La nota de prensa cita también a la investigadora principal del ensayo, la profesora Miia Kivipelto: «Los resultados del ensayo de HATICE ofrecen información importante sobre cómo controlar mejor los factores de riesgo cardiovascular en este grupo de edad, y planificar programas de prevención a gran escala».

El estudio HATICE (Healthy Aging Through Internet Counselling in the Elderly) es una colaboración entre la Universidad de Finlandia Oriental, el Centro Médico Académico (Universidad de Ámsterdam), INSERM (Universidad de Toulouse) y el Instituto de Salud Pública (Universidad de Cambridge).

.

Fuente: 

Basado en información del proyecto y en artículos aparecidos en medios de comunicación

.