En #aCienciaCerca, a cargo del investigador Manuel Castillo Garzón

Pautas para ralentizar el envejecimiento y mantener el cuerpo y la mente en plenas facultades durante más años

.

El envejecimiento, el paso de los años, es algo que afecta a todos y a todo, es un proceso natural e inevitable pero influenciable, lo podemos acelerar y lo podemos ralentizar. Esto es lo que  pretende la medicina anti-envejecimiento, hacer que el paso del tiempo afecte (negativamente) lo menos posible, es decir, envejecer más lento.

.

UGR / Pero los avances de la ciencia, la medicina y, sobre todo, de la fisiología, permiten hoy algo que hace unos años parecía ciencia-ficción: rejuvenecer- aunque por el momento se trate sólo de unos cuantos años-. Conseguir un estado de forma, una composición corporal, un aspecto físico y una capacidad funcional física y mental que habíamos perdido y que podemos, en parte, recuperar.

Con todo ello, lo que se persigue no es vivir más, sino vivir los años que se tengan que vivir disfrutando de la vida y con el máximo potencial

Manuel J Castillo Garzón, catedrático de Fisiología Médica de la Universidad de Granada y presidente científico de la Sociedad Española de Medicina, propone en este capítulo de #aCienciaCerca una serie de estrategias que, llevadas a cabo diariamente y de manera simultánea, pueden ayudarnos en este objetivo.

En primer lugar, cuidarnos por dentro y por fuera, evitando todo aquello que nos hace envejecer más. Cada órgano, cada tejido, tiene sus factores que le son particularmente tóxicos y que hay que evitar. En segundo lugar, adoptando una actitud positiva frente a la vida y el propio envejecimiento. En tercer lugar, mantenernos activos física y mentalmente. Pensar como si fuéramos más jóvenes y hacer ejercicio que consiga mejorar nuestra condición física, y favorecer un descanso adecuado y reparador. En cuarto lugar, comer menos, y potenciar el consumo de alimentos que nos aporten lo que realmente necesitamos de forma saludable. En quinto lugar, administrar suplementos e incluso fármacos que mantienen mejor nuestra fisiología y  previenen las enfermedades ligadas a la edad.

Con todo ello, lo que se persigue no es vivir más, aunque una de las consecuencias sea ésta, sino vivir los años que se tengan que vivir disfrutando de la vida y con el máximo potencial. Esto hoy día es posible, está basado en la evidencia científica y está al alcance de todos.

.