“Eres presa. Sobrevive al narcisista”

"Eres presa. Sobrevive al narcisista" es el primero de los cuatro trabajos que la especialista asturiana publica

Un libro refleja el narcisismo como un abuso que puede derivar en maltrato

 

El libro “Eres presa. Sobrevive al narcisista”, de la psicóloga asturiana Mariana Menéndez, aborda una patología en la que el afectado siempre ejerce un abuso de poder que puede acabar en maltrato, especialmente hacia la pareja, “que debe huir sin mirar atrás”.

 

Efe / Así lo ha manifestado en declaraciones a Efe su autora tras publicar el “primer estudio hecho en España para público en general” sobre una psicopatía que afecta al 1 por ciento de la población.

La psicóloga, especializada en traumas y en trastornos de la personalidad, ha descrito al sujeto narcisista como “manipulador sin empatía” que necesita la adulación y el refuerzo positivo de otros para “sacar algo”, aunque “tenga que llevarte por delante”.

Menéndez ha admitido que la pareja sentimental de aquellos que padecen este trastorno psicológico “es la que más sufre”, al igual que sus hijos

Según ha dicho, afecta tanto a hombres como mujeres, si bien se manifiesta de forma diferente, ya que los primeros son más tendentes a ejercer violencia física y, en el caso de las segundas, no es así.

Menéndez ha admitido que la pareja sentimental de aquellos que padecen este trastorno psicológico “es la que más sufre”, al igual que sus hijos, a los que “tratan de manera autoritaria como extensión de su ego” o “pasan de ellos olímpicamente”.

En el plano profesional, no suelen ser personas “brillantes”, pero sí “llaman la atención por la concepción grandiosa que tienen de sí mismos” y acceden “antes a puestos de poder” por este motivo.

Está relacionado con una “baja autoestima” y se manifiesta hacia los demás como “un mecanismo de defensa muy interiorizado”.

Ha afirmado que es una patología que no se debe “banalizar” y ante la que se deben fijar “límites muy claros” para intentar no resultar perjudicado

“Se relacionan desde la manipulación y la condescendencia y siempre con un abuso de poder”, ha puesto de manifiesto antes de sostener que esta conducta puede derivar en la agresión física, especialmente entre los que se consideran “antisociales”, casos en los “se debe huir sin mirar atrás”.

Ha afirmado que es una patología que no se debe “banalizar” y ante la que se deben fijar “límites muy claros” para intentar no resultar perjudicado.

Al mismo tiempo, ha señalado que la mayor parte de estos trastornos se han adquirido a lo largo de la vida, salvo los casos más extremos que están relacionados con un desorden congénito.

Hasta el momento, las terapias aplicadas para combatir esta patología han resultado ser un “fracaso”, no obstante, se están abriendo nuevas vías que “suavizan los síntomas”, aunque ha dicho que “habrá que esperar un tiempo para comprobar su efectividad”.

“Eres presa. Sobrevive al narcisista” es el primero de los cuatro trabajos que la especialista asturiana publica con el objetivo de aportar pautas “para detectar al narcisista, tanto desde el punto de vista del sujeto activo como de la víctima que lo padece”.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí