¿Es esta la primera víctima del cambio climático?

Este roedor del norte de Australia ha sido declarado el primer mamífero desaparecido / Ian Bell, EHP, Estado de Queensland / Wikimedia

Una pequeña rata marrón de Australia es el primer mamífero conocido que se ha extinguido debido al cambio climático. El «Melomys rubicola» vivía únicamente en una pequeña isla de la Gran Barrera de Coral. No se lo ha visto desde 2009.

 

Cordis / El lunes, 18 de febrero, el Gobierno australiano confirmó lo que Queensland ya sabía desde hace unos años. Un roedor del norte de Australia ha sido declarado el primer mamífero desaparecido debido al cambio climático antropogénico. Los científicos australianos no han hallado ningún rastro del animal.

Los científicos australianos no han hallado ningún rastro del animal

El «Melomys rubicola» vivía únicamente en una pequeña isla de la Gran Barrera de Coral. No se lo ha visto desde 2009. Varios cientos vivían allí hasta los años setenta del siglo pasado. Para 1992, el Gobierno del estado de Queensland había clasificado la especie como en peligro de extinción debido a un marcado descenso de la población.

 

Hasta siempre, pequeña rata marrón, apenas te conocíamos

Según explicó Tim Beshara portavoz del grupo de defensa The Wilderness Society a la BBC: «El “Melomys rubicola” era una pequeña rata marrón. Pero era nuestra pequeña rata marrón y era nuestra responsabilidad asegurarnos de que sobreviviera. Y fracasamos».

El informe del Gobierno de Queensland culpa de la extinción al aumento del nivel del mar que destruyó el hábitat de esta rata

La confirmación sigue la misma conclusión a la que llegó el estado de Queensland en 2016 en un informe publicado por la Universidad de Queensland. En él se detallan los intentos fallidos por encontrar al roedor. Los investigadores afirman que un esfuerzo de muestreo en el que se utilizaron «novecientas trampas para mamíferos pequeños sesenta cámaras nocturnas y dos horas de búsqueda activa durante el día no obtuvo registros de la especie lo que confirma que la única población de este roedor se ha extinguido».

El informe del Gobierno de Queensland culpa de la extinción al aumento del nivel del mar que destruyó el hábitat de esta rata. «El factor principal responsable de la desaparición de esta población fue casi con seguridad las inundaciones de las zonas bajas del cayo, que tuvieron lugar probablemente en varias ocasiones, durante la última década, lo que provocó una drástica pérdida de hábitats y tal vez también la muerte directa de los individuos».

 

El peor enemigo de los animales

¿Y quién es el culpable del aumento de las inundaciones en la isla? Nosotros, por supuesto. «La información disponible sobre el aumento del nivel del mar y de la frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos que producen un nivel del agua extremadamente alto y marejadas ciclónicas dañinas en la región del estrecho de Torres durante este período señala al cambio climático provocado por la acción del hombre como causa fundamental de la desaparición de los “Melomys rubicola”».

El informe añade: «Cabe destacar que probablemente se trate de la primera extinción registrada de un mamífero como consecuencia del cambio climático antropogénico»

El informe añade: «Cabe destacar que probablemente se trate de la primera extinción registrada de un mamífero como consecuencia del cambio climático antropogénico».

La senadora del Partido Verde Janet Rice que preside una investigación del Senado sobre la crisis de extinción existente en el país no se contuvo en Twitter: «La extinción del “Melomys rubicola” es una tragedia». Poco después otro tuit siguió a su comentario: «El primer mamífero del mundo en extinguirse debido al cambio climático durante el mandato de este Gobierno. Una gran tragedia. No se implementó ni revisó el plan de recuperación y el Gobierno de Morrison hizo la vista gorda».

Si las temperaturas siguen aumentando, se extinguirán más especies en todo el mundo. Estas son malas noticias, sobre todo para Australia, hogar de un gran número de las especies en mayor peligro de extinción del mundo. Además, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, Australia posee las mayores tasas de extinción del mundo.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí