La sostenibilidad de nuestros recursos naturales es, no sólo un gran reto, sino una necesidad / UPM

Imágenes de satélite para el estudio de la biodiversidad de zonas vulnerables

.

Investigadores de la UPM, junto con investigadores de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria y de la Politécnica de Cataluña utilizan imágenes satélite de alta resolución para identificar la biodiversidad canaria y promover su protección y la conservación de los recursos naturales.

.

UPM / El objetivo del proyecto ARTeMISat, financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, es elaborar un mapa preciso de los recursos naturales marino-costeros y terrestres de las Islas Canarias utilizando técnicas de procesado avanzado de imágenes de alta resolución. En el proyecto participan investigadores del Centro de Tecnología Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid, junto con investigadores de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria y de la Politécnica de Cataluña, así como otras instituciones extranjeras (Universidad de Concepción en Chile y Universidad de Surrey en el Reino Unido).

Para crear políticas y diseñar estrategias que permitan identificar esa biodiversidad y protegerla de un modo adecuado, es necesario haberlas identificado previamente 

España es el país de la Unión Europea con una mayor  biodiversidad natural, con una superficie protegida que alcanza el 27% de la total. La conservación de esa biodiversidad y, en general, del medioambiente es un elemento clave para avanzar hacia un modelo de economía verde que reconozca la relevancia que tienen los ecosistemas para el desarrollo humano y el bienestar. Y por ello, la sostenibilidad de nuestros recursos naturales es, no sólo un gran reto, sino una necesidad.

No obstante, para crear políticas y diseñar estrategias que permitan identificar esa biodiversidad y protegerla de un modo adecuado, es necesario haberlas identificado previamente. Y es en esta tarea en la que ARTeMISat puede marcar la diferencia aportando herramientas y datos que facilitan la vigilancia y la conservación de las zonas naturales.

En este contexto, el objetivo específico del proyecto ARTeMISat es el desarrollo de técnicas de procesado avanzado de imágenes que, especialmente aplicadas a los datos de satélites de última generación, sirvan para la obtención de información precisa y sistemática para la gestión de los recursos naturales marinos-costeros y terrestres de Canarias.

“Aplicamos algoritmos de corrección radiométrica, atmosférica, geométrica y del reflejo solar. Además, para mejorar la calidad espacial conservando la calidad espectral de las imágenes  originales, se emplean algoritmos avanzados de pansharpening”, explica Consuelo Gonzalo, del Grupo de Investigación en Minería de Datos y Simulación de la UPM.

El análisis de los productos terrestres y marinos generados a partir de las imágenes corregidas y mejoradas proporciona información muy valiosa para evaluar el estado de los ecosistemas naturales y para ayudar a la toma de decisiones para su conservación.

.

Crear una plataforma online para la divulgación

Los datos de calidad de aguas (turbidez, concentración de clorofila y de materia orgánica coloreada, etc) permiten la vigilancia costera y la detección de focos contaminantes y son pieza clave para garantizar la conservación de otros recursos marinos, como las algas o las praderas de fanerógamas. “Otro parámetro de interés es la batimetría, pieza clave para iniciar un proyecto de cualquier obra marítima, para analizar la estabilidad de las playas, la seguridad de las construcciones, etc. El parámetro de cartografía béntica permite el conocimiento del fondo marino para lograr un aprovechamiento y protección adecuado de las zonas costeras”, asegura la investigadora..

Los primeros resultados de ARTeMISat permiten visualizar aspectos relativos al estado y evolución de las cubiertas, tanto terrestres como acuáticas

En el caso de los  recursos terrestres, se elaboran cartografías de especies vegetales en zonas protegidas para la detección de especies forestales y arbustivas, tanto endémicas como invasoras y se analiza el estado de salud de las especies vegetales con el objetivo de detectar enfermedades, plagas, etc.  Todos estos datos permiten la protección de las especies endémicas, el análisis de la expansión de ciertas especies colonizadores o la detección de enfermedades.

“Una vez que tengamos todos los productos, el objetivo último es crear una plataforma on-line para la divulgación, formación y acceso a los productos marinos y terrestres generados y realizar estudios del estado de conservación, en las zonas naturales protegidas seleccionadas”, añade Javier Marcello, investigador principal del proyecto.

Los primeros resultados de ARTeMISat permiten visualizar aspectos relativos al estado y evolución de las cubiertas, tanto terrestres como acuáticas, presentes en los tres ecosistemas estudiados en este proyecto: Parque Nacional del Teide, Reserva Natural de Maspalomas y el Parque Natural de las dunas de Corralejo.

.

Share