Como explica la doctora Martinón-Torres “es fundamental comprender la variabilidad morfológica de Homo sapiens y Homo neanderthalensis en el Próximo Oriente, el lugar donde se cree que ambas especies vivieron más cerca y pudieron incluso llegar a hibridar”

Investigadores israelíes y españoles colaborarán para estudiar el lugar de origen del ‘Homo sapiens’

.

CENIEH / Investigadores españoles del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, CENIEH, han viajado durante el mes de febrero a Israel para establecer un primer contacto científico con los doctores Ran Barkai, Avi Gopher e Israel Hershkovitz de la Universidad de Tel Aviv, que permita llevar a cabo proyectos conjuntos de investigación sobre la evolución de nuestra especie.

Yacimeinto de Qesem . Imagen: CENIEH.

José María Bermúdez de Castro y María Martinón-Torres, del Programa de Paleobiología de Homínidos del CENIEH  han tenido la oportunidad de visitar varios yacimientos emblemáticos de la zona, entre ellos la cueva de Qesem, descubierta en 2010 cerca de la capital israelí, en la que se han hallado restos humanos de entre 100.000 y 300.000 años de antigüedad, y que por su cronología y localización son fundamentales para ahondar en el origen de los linajes neandertal y sapiens.

Además han podido examinar los dientes humanos recuperados en este yacimiento, así como parte de los homínidos procedentes de los yacimientos clásicos de Tabun, Kebara, Qafzeh, Amud y Skhul.

Tanto los investigadores del CENIEH como los de la Universidad de Tel Aviv se han mostrado muy satisfechos con este primer encuentro en el se han sentado las bases para el desarrollo de una colaboración científica cuyo objetivo principal es profundizar en el estudio del lugar de origen del Homo sapiens.

Y como explica la doctora Martinón-Torres “para ello es fundamental comprender la variabilidad morfológica de Homo sapiensHomo neanderthalensis en el Próximo Oriente, el lugar donde se cree que ambas especies vivieron más cerca y pudieron incluso llegar a hibridar”.

Share