El estudio abre la puerta para identificar la identidad de restos humanos con una gran fiabilidad

Las nuevas técnicas de secuenciación de ADN mejoran el estudio genético de restos óseos de la guerra civil española

.

Ferran Casals, jefe del Servicio de Genómica y profesor del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud (DCEXS) de la UPF; Jaume Bertranpetit y Francesc Calafell, investigadores del Instituto de Biología Evolutiva (IBE), vinculado al CSIC y a la UPF, y Assumpció Malgosa, investigadora de la Unidad de Antropología Biológica y jefe del Grupo de Investigación en Osteobiografía de la UAB, han presentado un estudio pionero de genética forense de los restos de una fosa común de la guerra civil.

.

UPF / El objetivo de esta investigación ha sido la aplicación a la genética forense de las metodologías más punteras e innovadoras en secuenciación de genomas. Es un estudio pionero que será de referencia en la presentación de esta nueva tecnología que se acaba de poner en marcha.

La metodología permitirá identificar cuáles son las personas concretas que han sido recuperadas

La metodología permitirá identificar cuáles son las personas concretas que han sido recuperadas

La investigación, llevada a cabo por encargo del Departamento de Gobernación y Relaciones Institucionales de la Generalidad de Cataluña, ha puesto de manifiesto que, “gracias a la tecnología de secuenciación de nueva generación, por primera vez, se han hecho análisis genéticos de restos óseos de fosas de la guerra civil española con unos resultados extraordinariamente buenos, lo que abre la puerta para identificar la identidad de restos humanos con una gran fiabilidad”, tal como ha manifestado Ferran Casals.

Como ha explicado  Assumpció Malgosa, “nos encontramos con fosas de la guerra civil española con personas totalmente desconocidas y la nueva metodología puesta a punto por Casals nos permite obtener nuevos marcadores genéticos que hace posible identificar mejor las personas”.

En este sentido, como ha añadido Jaume Bertranpetit “este trabajo abre posibilidades sin precedentes de hacer un estudio suficientemente amplio de los restos óseos ya excavados y también de otros restos que puedan venir en el futuro. Una metodología que permitirá identificar cuáles son las personas concretas que han sido recuperadas”.

.

Una metodología de análisis forense fiable hasta parentescos de segundo grado

Gracias a los avances en la tecnología de secuenciación del genoma de nueva generación, es posible obtener información genética exhaustiva para determinar un perfil genético muy completo que permitirá, una vez hecho un perfil similar en los parientes vivos, poder identificar restos con una gran fiabilidad, incluso para parentescos de segundo grado. Hasta ahora, esto no era posible debido al estado de degradación del material genético analizado, el ADN.

De una muestra pequeña de ADN es posible obtener muchos marcadores a partir de los cuales se puede identificar la identidad de la persona

Como ha explicado Francesc Calafell, “la nueva metodología ha sido específicamente diseñada para el análisis de muestras forensesmuy degradadas. Las condiciones climáticas de nuestro país favorecen la rápida degradación del material genético. Las técnicas de NGS (Next Generation Sequencing), permiten amplificar determinadas regiones variables del ADN y conseguir una potencia analítica muy grande”.

De una muestra pequeña de ADN es posible obtener muchos marcadores a partir de los cuales se puede identificar la identidad de la persona. Estos marcadores genéticos incluyen información sobre fenotipos que pueden ser de mucha utilidad (como estimación del color de los ojos o del pelo).  Esta tecnología avanzada, “además de ser más sensible y eficaz, simplifica los procesos y resulta mucho más económica” ha añadido Bertranpetit.

Este estudio piloto y pionero se ha hecho con la colaboración de Illumina, empresa líder en tecnologías de secuenciación genética de nueva generación.

.