Estudio sobre el síndrome de dolor crónico

Comporta un coste anual de hasta el 3 % del producto interior bruto (PIB) de los Estados miembros

Estudio del encéfalo para hallar nuevos medios con los que aliviar el dolor crónico

.

El síndrome de dolor crónico (SDC) plantea un reto importante para la sanidad, tanto por lo que concierne a su tratamiento como por su coste. Uno de cada cinco europeos padece dolor crónico, el cual suele definirse como un dolor grave y persistente que se prolonga más de tres o seis meses.

Dolor, de Vicent van Gogh, Londres, Inglaterra / Wikipedia

En muchos casos se desconoce la causa. Además, las diversas opciones de tratamiento que existen pueden resultar ineficaces para el SDC. Las investigaciones científicas en este campo podrían tener grandes repercusiones, máxime habida cuenta de que el tratamiento del SDC comporta un coste anual de hasta el 3 % del producto interior bruto (PIB) de los Estados miembros.

La UE ha concedido financiación a un nuevo proyecto cuyo propósito es combatir el SDC mediante un estudio de los mecanismos biológicos que subyacen al dolor crónico. En concreto, el objetivo general del proyecto ncRNAPain («Non-coding RNAs in neurogenic and neuropathic pain mechanisms and their application for risk assessment, patient stratification and personalised pain medicine») consiste en mejorar drásticamente el diagnóstico y el tratamiento partiendo de conocimientos empíricos.

Esta iniciativa recién comenzada se centra en los ácidos ribonucleicos no codificantes (ARNnc), moléculas biológicas grandes que cumplen varias funciones importantes en la codificación, descodificación, regulación y expresión de los genes.

Se ha demostrado que las alteraciones neuroinmunitarias influyen en el dolor crónico y se sabe que los ARNnc regulan procesos tanto inmunitarios como neuronales. Por consiguiente, estas moléculas podrían tener la capacidad de activar el dolor crónico, motivo por el que la mayor parte de la investigación se enfocará en esta cuestión.

Imagen: Cordis

Se espera que este proyecto, cuya finalización está programada para 2017, permita identificar y validar ARNnc específicos y, en segunda instancia, elaborar fármacos nuevos para la prevención y el alivio del dolor. En el transcurso del proyecto también se desarrollarán instrumentos de diagnóstico que permitan mejorar la eficacia de los tratamientos y aplicar medidas de prevención a los individuos que presentan mayor riesgo.

A la larga, se prevé que el proyecto genere grandes adelantos en el conocimiento sobre el mecanismo por el que el dolor se genera, extiende y propaga, y también en las técnicas de diagnóstico y tratamiento de base factual.

Conociendo mejor cómo surge y se prolonga el dolor crónico se podría mejorar la calidad de vida de millones de europeos. Este proyecto podría servir también para reducir la carga socioeconómica que conlleva el dolor crónico en el conjunto de Europa.

En esta iniciativa participa un equipo multidisciplinar de prestigiosos especialistas en bioinformática y neurociencias de sistemas y moleculares pertenecientes a once instituciones asociadas europeas, así como expertos en ARNnc y otros socios clínicos. A través del Séptimo Programa Marco de investigación e innovación (7PM) de la UE se otorgará una financiación que asciende en total a 5 988 835 euros.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí