La mutilación genital femenina está tipificada como delito en todos los Estados miembros de la UE

Declaración conjunta en el Día Internacional de la Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina

.

Pese a los esfuerzos de la Unión Europea y de sus socios, 200 millones de niñas siguen padeciendo esta violación en todas partes del mundo. Se calcula que ese mismo número de niñas corre el riesgo de sufrir esta práctica de aquí a 2030.

.

Comisión Europea

En el Día Internacional de la Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidenta de la Comisión, Federica Mogherini, el comisario de Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn, el comisario de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica y la comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Věra Jourová, se han reunido para ratificar el firme compromiso de la UE con la erradicación de la mutilación genital femenina y han hecho la siguiente declaración:

La Comisión trabaja para prevenirlo mediante la formación de los profesionales (jueces, agentes de asilo o médicos) que están en contacto con las niñas en situación de riesgo

«En el Día Internacional de la Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, confirmamos nuestra firme determinación de poner fin a esta práctica dolorosa, traumática y causante de secuelas para la salud a largo plazo. Se trata de una práctica que casi siempre se inflige a menores; una práctica que constituye una violación de los derechos humanos fundamentales y una forma extrema de discriminación contra las mujeres y las niñas.

Todavía hoy, algunas de ellas son víctimas de este acto ilegal en la misma Europa. La Comisión trabaja para prevenirlo mediante la formación de los profesionales (jueces, agentes de asilo o médicos) que están en contacto con las niñas en situación de riesgo. Hemos promulgado leyes que garanticen que esta práctica no quede impune en Europa. La mutilación genital femenina está tipificada como delito en todos los Estados miembros de la UE, en la mayoría de los cuales pueden también emprenderse acciones judiciales contra aquellas personas que saquen de la UE a las niñas para su mutilación. Por último, las víctimas de tales prácticas disfrutan de un elevado nivel de protección en la UE.

A escala internacional, junto con las Naciones Unidas, hemos puesto en marcha la iniciativa Spotlight, movimiento sin precedentes para erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas. A través de ella, concentraremos nuestros esfuerzos en la lucha contra la mutilación genital femenina en el África subsahariana, región donde es todavía frecuente. A través de estas acciones, proporcionamos apoyo directo y específico a las víctimas de tales prácticas perjudiciales.

La Unión Europea seguirá colaborando con todos quienes tengan la determinación de erradicar la mutilación genital femenina: padres, activistas de todas las edades, incluidas las niñas, médicos y otros profesionales de la salud, profesores, defensores de los derechos del niño y de los derechos humanos, autoridades judiciales, dirigentes políticos, líderes sociales, dignatarios religiosos y gobiernos.

La Unión Europea seguirá colaborando con todos quienes tengan la determinación de erradicar la mutilación genital femenina

También seguiremos construyendo sólidas asociaciones a través de la cooperación bilateral y multilateral. Todos los organismos de las Naciones Unidas y los representantes especiales de su secretario general, todas las organizaciones regionales, en particular la Unión Africana, y la sociedad civil son nuestros socios en ese esfuerzo conjunto por un mundo más seguro para las mujeres y las niñas, que dará paso a sociedades más resilientes, pacíficas e inclusivas.

Queremos una sociedad donde las mujeres dejen de padecer violencia y tengan la libertad de cambiar el mundo».

.

Vidas mutiladas

La mutilación y la ablación genital femenina afecta todos los días a la vida y la salud de mujeres y niñas dentro y fuera de la Unión Europea. Los conocimientos médicos han demostrado que esta práctica puede perturbar gravemente numerosas funciones fisiológicas normales, aumentar la mortalidad materna e infantil y provocar traumas permanentes, además de daños físicos. Estas formas de violencia física impiden a las mujeres y las niñas participar significativamente en la vida pública en la misma medida que los hombres. La mutilación y la ablación genital femenina acarrean enormes costes para las sociedades.

La eficaz introducción de un cambio con respecto a esta práctica requiere una labor de prevención en las comunidades afectadas. Ese es el motivo por el que la UE apoya de manera activa el cambio social en las comunidades locales y la actividad de las redes regionales e internacionales. Facilita la transmisión de conocimientos entre las partes interesadas, que incluyen los gobiernos, en materia de prevención, acciones judiciales y asilo en favor de las víctimas, aportando metodologías para la medición de la prevalencia y el riesgo y ofreciendo a los profesionales herramientas prácticas a través de una plataforma web.

La mutilación y la ablación genital femenina afecta todos los días a la vida y la salud de mujeres y niñas dentro y fuera de la Unión Europea

La UE proporciona, además, ayuda constante a UNICEF (Fondo Internacional de las Naciones Unidas para la Infancia) y al UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas) para acelerar el cambio en 17 países. Esta acción es determinante para acompañar a los países socios en la adopción de planes de acción nacionales y líneas presupuestarias que permitan poner fin a esta práctica. Al mismo tiempo, ayuda a más de 1,5 millones de niñas y mujeres a acceder a los servicios de protección y asistencia, y anima a más de 3 000 comunidades, que albergan a 8,5 millones de personas, a declarar públicamente su desamparo.

La Comisión mantiene intacto su compromiso con la plena aplicación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, cuyos Objetivo n.º 5, relativo a la igualdad de género, y objetivo específico n.º 5.3, referente a la erradicación de prácticas nocivas, tienen la mutilación genital femenina en el punto de mira.

.