Y si bien el transporte aéreo es uno de los principales focos de contagio de estos patógenos, el riesgo no es exclusivo del mismo

Nuevas herramientas para evitar el contagio de patógenos muy peligrosos en intercambiadores de transporte

.

Investigadores financiados por la Unión Europea trabajan para que los intercambiadores de transporte regionales y nacionales estén en mejores condiciones de mitigar el riesgo de contagio de patógenos.

.

© Shutterstock

© Shutterstock

Cordis / En 2014 se realizaron 3 300 millones de vuelos en todo el planeta, de los cuales, el 44 % fueron de larga distancia. Se prevé además que la cantidad de pasajeros se duplique en los próximos quince años, lo que implica un aumento del riesgo de contagio humano, accidental o provocado, rápido y posiblemente descontrolado de patógenos responsables de enfermedades como la del Ébola o el carbunco.

Y si bien el transporte aéreo es uno de los principales focos de contagio de estos patógenos, el riesgo no es exclusivo del mismo. Los sistemas de transporte de masas de muchas ciudades europeas también contribuyen a acelerar el contagio de enfermedades infecciosas.

.

Prevención proactiva contra patógenos

PANDHUB, un proyecto científico financiado con fondos de la UE, ha optado por un método proactivo que evite el contagio de patógenos. Sus responsables se han propuesto ayudar a los operadores de transporte y otras partes interesadas pertinentes a desarrollar planes de preparación y respuesta ante patógenos para espacios como aeropuertos, intersecciones de distintas líneas de metro y estaciones de ferrocarril.

El contagio de enfermedades infecciosas depende de varios factores, como las vías de infección, la virulencia del microbio y la susceptibilidad del pasajero

PANDHUB comenzó por identificar los focos con un mayor riesgo de contagio microbiano por medios respiratorios, estornudos y contacto. En el proyecto se identificaron dichos focos mediante un estudio de las rutas posibles de infección, los flujos de pasajeros y las características singulares de los intercambiadores de transporte.

Los investigadores de PANDHUB extrajeron de este estudio que el contagio de enfermedades infecciosas depende de varios factores, como las vías de infección, la virulencia del microbio y la susceptibilidad del pasajero expuesto a este. Por suerte, en circunstancias normales, el riesgo de contagio en el transporte público es bajo y no precisa más medidas que la higiene básica personal. Sin embargo, las ubicaciones en las que se aprecia un riesgo mayor suelen estar mal preparadas para gestionar una epidemia.

.

Herramientas y directrices validadas

Para subsanar estas lagunas en cuanto a preparación, en el proyecto se crearon directrices validadas sobre pandemias y conjuntos integrados de herramientas que incluyen componentes con que simular el contagio de enfermedades y evaluar los efectos de las medidas propuestas. Los resultados de las simulaciones permiten a los responsables del proyecto confeccionar planes de respuesta rápidos y específicos con los que mitigar riesgos, contener brotes y en último término salvar vidas. Además, en PANDHUB se están redactando instrucciones detalladas sobre el modo de eliminar distintas vías de contagio y directrices para proteger, limpiar y descontaminar a pasajeros e instalaciones.

El obejtivo es confeccionar planes de respuesta rápidos y específicos con los que mitigar riesgos, contener brotes y en último término salvar vidas 

La apertura de fronteras en la Unión Europea y la naturaleza interregional y transnacional de muchos sistemas de transporte hacen que el riesgo en Europa de un incidente transfronterizo sea considerablemente alto. El trabajo de PANDHUB presta especial atención a la cooperación transfronteriza, y más en concreto a la coordinación de las labores de recopilación de datos y de evaluación de herramientas e información. De este modo se facilitan las investigaciones y las respuestas epidemiológicas transfronterizas rápidas y coordinadas.

.

Un trabajo colaborativo

La producción de directrices y herramientas de tal complejidad, amplitud e internacionalidad resulta complicada y precisa por tanto de una respuesta multidisciplinaria. Por ello, las herramientas de PANDHUB se desarrollan en colaboración directa con un grupo de enlace compuesto por interesados pertenecientes a la industria del transporte, expertos, autoridades de la administración y usuarios finales.

Las herramientas propuestas se están sometiendo a pruebas exhaustivas sobre el terreno y se están analizando en distintos talleres. La información recabada gracias a estas actividades se incluirá en la validación y el desarrollo ulterior de las herramientas.

.

Fuente:

Basado en información del proyecto

.

Share