Las rutas, la distribución y el comportamiento de las aves marinas se pueden estudiar con precisión gracias al uso de dispositivos de posicionamiento global (GPS) / Imagen: UB

Nuevo proyecto para evitar el impacto de la flota pesquera sobre las aves marinas más amenazadas

.

Estudiar la interacción entre las aves marinas y la pesca en el levante peninsular es el objetivo de un proyecto coordinado por Jacob González-Solís, profesor de la Facultad de Biología y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad (IRBio) de la Universidad de Barcelona, y financiado por la Fundación Biodiversidad. Son también entidades socias del nuevo proyecto el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE).

.

Las aves marinas, que son elementos clave en la pirámide trófica de los ecosistemas oceánicos, son también bioindicadores de la calidad medioambiental del medio marino

UB  /  La captura accidental de aves —que afecta a cerca de 5.000 ejemplares atrapados por el palangre cada año— es el efecto más dramático de la actividad pesquera sobre las aves marinas en el Mediterráneo. Cada vez más, la explotación de los recursos pesqueros amenaza el futuro de muchas aves marinas con poblaciones en regresión, como la pardela cenicienta o la pardela balear.

Las aves marinas, que son elementos clave en la pirámide trófica de los ecosistemas oceánicos, son también bioindicadores de la calidad medioambiental del medio marino. En la etapa adulta, pueden llegar a recorrer cientos de kilómetros en busca de alimento, por lo que su actividad biológica se solapa con las amenazas derivadas de la explotación pesquera (captura accidental con palangres, reducción de los principales bancos pesqueros, etc.).

El nuevo proyecto liderado por los expertos de la UB-IRBio evaluará de forma global los factores más críticos de la interacción en el espacio y el tiempo entre las aves marinas y la flota pesquera —solapamiento de actividades, factores predictivos, etc.— a lo largo de la costa del litoral levantino, desde Andalucía hasta Cataluña y Baleares. Esta iniciativa ayudará especialmente a conocer la eficacia de la Red de Áreas Marinas Protegidas de España (RAMPE), que engloba diversas figuras de protección para conservar el patrimonio natural marino. El objetivo es mejorar la protección de las aves marinas en el litoral peninsular.

.

Pardelas y gaviotas, en observación

Las rutas, la distribución y el comportamiento de las aves marinas se pueden estudiar con precisión gracias al uso de dispositivos de posicionamiento global (GPS). Este proyecto combinará la información de posicionamiento global de la flota pesquera española con el banco de datos del equipo de la UB-IRBio sobre el hábitat y la ecología de la pardela cenicienta (Calonectris diomedea), la pardela balear (Puffinus mauretanicus), la pardela mediterránea (Pulffinus yelkouan), la gaviota de Audouin (Larus audouinii), y la gaviota patiamarilla (L. michahellis). También se aplicará la tecnología GPS y GLS este mismo 2018 para estudiar el desplazamiento de las pardelas cenicientas desde sus colonias de reproducción —en concreto, en las islas Baleares, Castellón, Murcia y Almería— hasta las principales zonas de alimentación durante la cría de los polluelos, un periodo clave en el ciclo anual de la especie.

La captura accidental afecta a varias regiones del planeta y pone en peligro la conservación de numerosas especies especialmente amenazadas / Imagen: UB

Tal como explica Jacob González-Solís, del Departamento de Biología Evolutiva, Ecología y Ciencias Ambientales de la UB y del IRBio, «conocer con detalle el ritmo de actividades de las aves ayudará a perfilar mejor su hábitat natural —áreas de alimentación, etc.— y a descubrir las áreas más sensibles para la conservación de estas especies». En este contexto, prosigue, «el nuevo proyecto será determinante para estudiar el tipo y el grado de interacción entre las aves pelágicas y la flota pesquera y, en definitiva, identificar cuáles son los principales factores que modulan esta interrelación».

En el proyecto, que tiene el apoyo de la Fundación Biodiversidad y del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través del Programa Pleamar del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), también participan los expertos Raül Ramos, Leia Navarro  y José Manuel de los Reyes (UB-IRBio). Colaboran también en la iniciativa otros expertos de SEO/BirdLife, BirdLife Internacional, la Universidad de Oxford (Reino Unido), el Centro de Ecología Funcional y Evolutiva de Montpellier (CEFE-CNRS, Francia) y la Dirección General de Medio Natural y Evaluación Ambiental de la Generalitat Valenciana.

.

.

Share