Evitar la violencia institucional

También pueden usar el formulario los familiares o amigos de las víctimas, sus abogados y las organizaciones de defensa de los derechos humanos

Un nuevo sistema de comunicación y alerta de la violencia institucional protegerá a las víctimas de torturas y malos tratos

.

Crean un sistema de registro, comunicación y alerta de casos de violencia institucional a través de Internet. Con este sistema, pionero en Europa, los malos tratos y las torturas se pueden denunciar en la página web de SIRECOVI y, a partir de ahí, se iniciará un conjunto de actuaciones que incluye la comunicación de los casos a entidades nacionales e internacionales de protección de los derechos humanos.

.

UB / La Universidad de Barcelona y el Consejo de la Abogacía Catalana han firmado un convenio para apoyar SIRECOVI, un sistema de registro, comunicación y alerta de casos de violencia institucional a través de Internet, gestionado por el Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos (OSPDH) de la Universidad de Barcelona. Con este sistema, pionero en Europa, los malos tratos y las torturas se pueden denunciar en la página web de SIRECOVI y, a partir de ahí, se iniciará un conjunto de actuaciones que incluye la comunicación de los casos a entidades nacionales e internacionales de protección de los derechos humanos.

Se trata de un mecanismo nuevo con el que se quiere contribuir a evitar casos de violencia ejercida por funcionarios o por vigilantes privados que cumplan funciones públicas

SIRECOVI (Sistema de registro y comunicación de la violencia institucional) no sustituye en ningún caso los mecanismos procesales ni la administración de justicia. Se trata de un mecanismo nuevo con el que se quiere contribuir a evitar casos de violencia ejercida por funcionarios o por vigilantes privados que cumplan funciones públicas. Las víctimas pueden entrar en la web de SIRECOVI y denunciar el caso a través de un formulario. También pueden usar el formulario los familiares o amigos de las víctimas, sus abogados y las organizaciones de defensa de los derechos humanos. SIRECOVI abarca casos de violencia institucional en cárceles, comisarías, centros de menores, centros de internamiento de extranjeros, así como determinadas actuaciones de las fuerzas de seguridad en la vía pública.

El equipo del OSPDH, que tiene una trayectoria de más de quince años de trabajo en estos ámbitos, valorará cada denuncia que llegue a SIRECOVI. Entre las primeras medidas previstas está la comunicación de los casos al defensor del pueblo de Cataluña y a la administración pública presuntamente causante de la violencia. En este sentido, SIRECOVI tiene localizados interlocutores adecuados en las distintas administraciones públicas catalanas. Los miembros de SIRECOVI visitarán también a la víctima, a la que se le pedirá el consentimiento para hacer llegar el caso a más organismos. Cada denuncia se estudiará individualmente para valorar a qué entidades es más conveniente enviarla de entre una veintena de organizaciones nacionales e internacionales, como el relator especial de la ONU sobre tortura y la Organización Mundial contra la Tortura.

Según el director del OSPDH, el profesor Iñaki Rivera, con este sistema de comunicaciones y alertas a organismos de protección de los derechos humanos se persigue que las administraciones presuntamente responsables de los malos tratos se sientan «interpeladas». «No se trata de un sistema de confrontación con las administraciones, sino que queremos ayudar desde la universidad a evitar la violencia institucional; el objetivo es defender a las víctimas», explica. Rivera afirma que SIRECOVI es un sistema pionero y necesario, dado que «hay una infrautilización del derecho internacional sobre derechos humanos».

Por su parte, el vicepresidente del Consejo de la Abogacía Catalana, Julio J. Naveira, explicó que «la abogacía asume su parte de responsabilidad en la prevención de los actos de tortura, tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes». Por ello, «necesitamos herramientas como esta, que nos permitan avanzar en la denuncia de estos actos, totalmente prohibidos por el derecho internacional y el derecho interno español», remarca.

Se persigue que las administraciones presuntamente responsables de los malos tratos se sientan «interpeladas»

La puesta en marcha del sistema SIRECOVI, que tiene el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, ha sido posible gracias a un acuerdo entre el OSPDH y el Consejo de la Abogacía Catalana, que representa a los catorce colegios de abogados de Cataluña. Actualmente se está difundiendo SIRECOVI entre el colectivo de la abogacía a través de los colegios de abogados. Precisamente hoy tendrá lugar la primera sesión de formación en el Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB), organizada por la Comisión de Defensa del ICAB. Desde la UB también se está haciendo difusión del nuevo sistema de denuncia entre familiares de presos y organizaciones sociales de defensa de los derechos humanos.

Además de ser una herramienta para la defensa de los derechos humanos, SIRECOVI también es un instrumento para la investigación que se realiza desde el OSPDH. En este sentido, permitirá confeccionar una base de datos para estudiar la violencia institucional y se elaborará un mapa donde se podrán visualizar qué casos de violencia institucional llegan a SIRECOVI, siempre con las medidas de seguridad necesarias para proteger la privacidad de las personas afectadas.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí