Facua critica opacidad en la notificación de retirada de productos sanitarios

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) publicó el domingo en varios países, las carencias en el control sobre los implantes sanitarios / Facua

La asociación de consumidores Facua ha criticado la falta de transparencia a la hora de notificar públicamente la retirada de productos sanitarios y ha reclamado un nuevo protocolo para advertir a las personas con prótesis en caso de que fuesen incluidas en una alerta por riesgo de salud.

 

Facua – Efe / Facua ha considerado “preocupante” que la gran mayoría de alertas lleguen por los avisos de las empresas que comercializan las prótesis y que solo el 16 % de los incidentes que llegan a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) procedan de notificaciones de los profesionales sanitarios.

Esta asociación ha emitido un comunicado después de que una investigación internacional, coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y publicada el domingo en varios países, denunciara que las carencias en el control sobre los implantes sanitarios han permitido que entren al mercado productos que han provocado daños a los pacientes.

La asociación de consumidores solicita la creación de un censo de los pacientes a los que se les implanta una prótesis

Según Facua, una vez que la Aemps lanza la alerta, es la comunidad autónoma la que decide hacer pública esa información o no, por lo que reclama “un sistema para su publicación automática de manera inmediata”.

Asimismo, la asociación de consumidores solicita la creación de un censo de los pacientes a los que se les implanta una prótesis “para facilitar el contacto directo en el caso de que el producto implantado sea incluido en una alerta sanitaria” con el fin de que puedan acudir con inmediatez al centro sanitario y no sufrir un problema de salud.

 

El sistema de vigilancia falla

El sistema de vigilancia para detectar defectos en productos sanitarios está diseñado para que fabricantes y médicos notifiquen cualquier incidente grave, esto es, aquéllos que causen una muerte, un deterioro grave en la salud o una grave amenaza para la salud pública.

Se trata de un protocolo en el que la información debe fluir entre las comunidades autónomas y la Aemps para generar indicios de fallos de productos y permitir la asociación de incidentes graves con un determinado producto. De esta manera, si la Aemps confirma una relación causal, envía una alerta sanitaria a todas las comunidades informando de los fallos del producto y las medidas a tomar.

La investigación periodística ha puesto de manifiesto numerosos fallos detectados en centros sanitarios que no habían sido notificados

Pero FACUA denuncia que el sistema no funciona correctamente, ya sea por desconocimiento o por desidia, lo cual tiene consecuencias de extraordinaria gravedad.

La investigación periodística ha puesto de manifiesto numerosos fallos detectados en centros sanitarios que no habían sido notificados hasta después de que los fabricantes hubieran trasladado las irregularidades en sus productos a las administraciones competentes. Graves carencias en los protocolos de comunicación que han impedido que se evitasen importantes perjuicios a la salud e incluso la muerte de pacientes, denuncia la asociación.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí