Felipe VI: “No hay alternativa a una Europa unida”

Felipe VI, ante el pleno del Parlamento Europeo

Felipe VI: Europa puede contar con una España unida y orgullosa de su diversidad

.

“No es posible concebir España sin Europa, ni Europa sin España”, señaló el Rey Felipe VI el miércoles ante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo. El monarca valoró que “Europa se ha construido sobre la voluntad de sumar y no restar; de aunar y no dividir” y aseguró a la Cámara que puede contar “con una España leal y responsable hacia el proyecto europeo; con una España unida y orgullosa de su diversidad; con una España solidaria y respetuosa con el Estado de Derecho”.

.

PE / Ante el pleno, Felipe VI se declaró “profundamente europeo” y remarcó “la profunda identidad europea” de España. Esta es la segunda ocasión en que el Rey acude al Parlamento Europeo desde que accedió al trono, en junio de 2014. En abril pasado, durante su visita a la sede de Bruselas, el presidente de la Cámara, Martin Schulz, le invitó a dirigirse a los eurodiputados reunidos en sesión solemne en Estrasburgo.

El presidente de la Cámara, Martin Schulz consideró la intervención de Felipe VI ante el pleno muy oportuna 

Schulz recibió al Monarca a su llegada a la Eurocámara. Consideró su intervención ante el pleno muy oportuna, dado que este año celebramos el trigésimo aniversario de la firma del Tratado de adhesión a las comunidades europeas. “Ha sido un éxito muy grande”, afirmó el presidente y agregó que en estos tiempos difíciles “la UE necesita más que nunca a España”.

.

Desempleo y sacrificios

Tras reconocer que España ha recibido mucho de la Unión, el Rey hizo hincapié en la notable contribución española al proyecto comunitario y a la construcción europea. Pero también reconoció que los últimos años “no han sido fáciles para España ni para otros muchos países de Europa”. Aludió a las muy altas tasas de desempleo y los muchos sacrificios que han tenido que hacer los españoles para volver a la senda del crecimiento económico y la creación de empleo.

Pese al indudable éxito del proyecto europeo, “nada está ganado para siempre”, dijo, y abogó por no perder la visión de futuro, ni permitir estancarnos o retroceder ante las dificultades o desafíos, que son grandes y que requieren, por ello, de un nuevo impulso político. Consideró que la UE debe dotarse de un “nuevo ideal”, un nuevo propósito europeo que movilice a los ciudadanos a favor de la integración y del proyecto de unidad.

El monarca consideró que la UE debe dotarse de un “nuevo ideal”, un nuevo propósito europeo que movilice a los ciudadanos a favor de la integración y del proyecto de unidad 

“Sin una UE fuerte no habrá solución eficaz a los problemas de nuestras respectivas naciones”, declaró Felipe VI, después de instar a avanzar hacia una verdadera comunidad política reforzada. Sin dejar de lado los principios y valores que son el fundamento mismo de Europa: “la libertad, la igualdad, la solidaridad, la dignidad de los hombres y mujeres, el pluralismo y la defensa de los derechos humanos”.

.

Zona euro

Felipe VI animó a continuar reforzando la Unión Económica y Monetaria, combinando la solidaridad financiera con el control y la vigilancia. Se mostró convencido de que la zona euro será el núcleo de integración que conducirá a una mayor Unión Política. Pero incidió en que esa Unión no será completa sin su imprescindible dimensión social.

Pidió, por ello, una señal clara e inequívoca de que los problemas sociales se encuentran en el centro del proceso de integración, y confió en que se ayudará todos los Estados miembros y a sus ciudadanos a desarrollar su potencial de crecimiento y empleo, mejorando la cohesión social y corrigiendo las desigualdades.

El Rey instó a la UE a configurarse como un actor global, asentado en una política común de seguridad y defensa más ambiciosa y generosa. Consideró que la UE debe responder a la actual crisis de refugiados “desde la generosidad, la solidaridad y la responsabilidad”. Subrayó el “desgarrador sufrimiento de aquellos que vienen a Europa huyendo de la violencia y el fanatismo” y dejó claro que “no podemos defraudarles”.

Felipe VI consideró que la UE debe responder a la actual crisis de refugiados “desde la generosidad, la solidaridad y la responsabilidad” 

Felipe VI apostó por un enfoque global e integral que contribuya a abordar las causas del éxodo de estas personas forzadas a abandonar sus países de origen. “Estoy plenamente convencido de que lo lograremos; como también lo estoy de que la única forma de llevarlo a cabo con éxito es hacerlo entre todos”, recalcó. En este punto, ofreció la experiencia de España en el tratamiento de los flujos migratorios, basado en el diálogo y la cooperación con los países de origen y tránsito de los emigrantes.

“Todos tenemos el apasionante reto de construir una Europa renovada para un tiempo nuevo en un mundo distinto. No hay alternativa a una Europa unida”, concluyó el Monarca.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí