Final de la guerra civil norteamericana

A partir de la batalla de Gettysburg empezó la agonía y caída del Sur. / Wikimedia

Tal día como hoy…  9 de abril de 1865 con la rendición de Lee concluía la guerra civil norteamericana

 

El 9 de abril de 1865, el general Robert E. Lee, comandante en jefe de los ejércitos confederados de Virginia, se rendía ante el general Ulysses S. Grant, comandante en jefe de las fuerzas de la Unión, en la villa virginiana de Appomattox. Con la rendición de Lee concluía la guerra civil norteamericana, que había empezado cuatro años antes y que sigue siendo hoy en día la guerra en que han muerto más norteamericanos.

 

CV / En una de las primeras escenas de la película ‘Lo que el viento se llevó’ (Victor Fleming, 1939), un grupo de caballeros del Sur están fumando después del banquete en una suntuosa mansión georgiana, charlando sobre la inminente guerra con el Norte y fanfarroneando sobre la fácil victoria que les espera. El anfitrión se dirige entonces a uno de  los invitados, exoficial del ejército y que se ha mantenido al margen hasta entonces, inquiriéndole sobre el tema. Rhett Butler -el aludido- responde preguntando cuántas fábricas de cañones hay en el Sur; “ninguna”, se responde él mismo. “¿Y qué importancia tiene esto para un caballero?”, le espeta indignado uno de los contertulios. “Me temo que mucha”, le replica Butler…

La Guerra de Secesión enfrentó al Sur agrario, latifundista y esclavista, con el Norte industrial, de menor extensión, pero mucho más rico y poblado

Es una buena metáfora de lo que fue la Guerra de Secesión, un conflicto entre dos modelos de sociedad que convivían en un mismo país; el Sur agrario, latifundista y esclavista, y el Norte industrial, de menor extensión, pero mucho más rico y poblado. El Sur representaba en el fondo los valores fundacionales de las colonias que se habían sublevado contra los ingleses casi un siglo antes; el Norte se estaba convirtiendo en un auténtico paradigma de la Revolución Industrial; el modelo confederal contra el federal.

Los estados del sur sabían que su única posibilidad era una victoria rápida que pusiera al Norte contra las cuerdas antes de que pudiera organizarse, forzando el reconocimiento de la independencia de la Confederación. Pero el Norte resistió la arremetida inicial del Sur, y la guerra duró cuatro años. Al principio el Sur tuvo una cierta ventaja. Se movilizó más rápidamente, y contó además con la gran mayoría de la oficialidad del ejército. Por su parte, la Unión, presidida por Abraham Lincoln, optó por una guerra larga que acabaría dejando al Sur extenuado. El almirante Farragut -hijo de un menorquín inmigrado héroe de la guerra contra los ingleses- aplicó la «Operación Anaconda», el bloqueo naval del Sur a lo largo de todas sus fronteras, fluvial, en el Mississippi, y marítimo, en la costas atlánticas y del Golfo de México, que estranguló la economía del Sur y lo dejó sin los suministros que necesitaba recibir del exterior.

Fue una guerra con muchas bajas, y el Sur no podría reponerlas

Aun así, los confederados cosecharon varios éxitos en los primeros combates, pero no consiguieron vencer en los enfrentamientos decisivos, siendo detenidos en Antietam (Septiembre 1862) y fracasando con ello la invasión del Norte. Lo intentaron de nuevo al año siguiente, pero fueron decisivamente derrotados en la batalla de Gettysburg (Julio 1863). A partir de Gettysburg empezó la agonía y caída del Sur.

Fue una guerra con muchas bajas, y el Sur no podría reponerlas. Esto lo entendió perfectamente el general unionista Grant -futuro presidente entre 1869 y 1877- que adquirió el sobrenombre de «Unconditional Surrender Grant» -Rendición incondicional Grant-, por su particular empeño en aplastar a los ejércitos enemigos y aceptar solo la rendición sin condiciones, sin importarle el número de bajas propias; sabía que el Norte podía reponerlas, y sabía también que el Sur no  podía.

La Guerra de Secesión fue una guerra de movilización general, utilizándose más efectivos que en ninguna guerra desde los tiempos de Napoleón

La Guerra de Secesión fue una guerra de movilización general, utilizándose más efectivos que en ninguna guerra desde los tiempos de Napoleón. Fue la primera guerra de masas. Se llegaron a movilizar en total unos cuatro millones de hombres, y se calcula que murieron unos 750.000 muertos, la mayoría hombres en edad militar. Hubo más muertos en el bando vencedor que en el vencido, pero fue por aquello del intercambio de bajas. En cualquier caso, más muertos que en todas las siguientes guerras mantenidas por los EEUU hasta hoy en día. El Sur quedó destrozado, pero el Norte apenas se resintió. Concluida la guerra, se lanzaron a la conquista y colonización del Oeste como si nada…

Cuando Lee se rindió en Appomattox, no solo cayó el Sur, sino también un modelo de sociedad que «…el viento se llevó».

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí