Financiación pública del sistema universitario catalán

La ACUP alerta sobre la grave situación financiera de las universidades públicas catalanas

 

La Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP) alerta sobre la grave situación financiera de las universidades públicas catalanas y, por este motivo, quiere incidir en estos cuatro puntos:

 

1. Revisión del modelo de financiación: es notorio que el actual modelo de financiación de las universidades públicas catalanas es un lastre para el futuro del sistema. Es necesario terminar el proceso de revisión iniciado a finales de 2017 para garantizar el buen funcionamiento de nuestras instituciones.

2. Responsabilidad presupuestaria: a pesar de las considerables restricciones económicas que las universidades públicas catalanas han sufrido durante los últimos años, estas han asumido su responsabilidad con el país, garantizando el equilibrio presupuestario.

3. Ambición de mejora: las universidades públicas catalanas ocupan posiciones relevantes en diversos e importantes rankings nacionales e internacionales gracias al esfuerzo de la comunidad universitaria y al buen trabajo realizado durante años. Esta situación está en peligro, dado que la financiación actual es inferior a la de hace una década, lo que es insostenible. En cambio, con una financiación adecuada las universidades públicas catalanas podrían mantener y fortalecer su calidad y prestigio en investigación, docencia y transferencia de conocimiento. En este sentido, las universidades públicas catalanas tienen la ambición de seguir siendo instituciones de referencia en nuestro país, a fin de potenciar su papel generador y transmisor de conocimiento y, de ese modo, contribuir al desarrollo cultural, tecnológico y científico de la sociedad.

4. Referentes sociales: la ACUP defiende y reivindica el papel de las universidades públicas catalanas como instituciones que contribuyen decisivamente a la construcción de una sociedad más justa, democrática, responsable, equitativa y socialmente comprometida, y tiene el convencimiento de que el actual modelo de financiación entorpece esa noble misión universitaria.

 

Por lo tanto, la ACUP reclama con urgencia que el Gobierno de la Generalitat de Cataluña asuma que las universidades públicas catalanas son una prioridad para el futuro del país, y que tome decisiones reales y efectivas para llevar a cabo una mejora inmediata de la financiación pública del sistema universitario catalán que permita revertir la situación económica en que se encuentra.

“Finalmente, desde la ACUP apelamos a la sociedad catalana para que sea consciente de que nuestras universidades públicas, clave de progreso y de bienestar, se encuentran en una situación que puede comprometer el futuro de Cataluña”.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí