A largo plazo, esta técnica mejora las funciones respiratorias, la motricidad y la estrategia de aprendizaje/ Foto: URJC

Fisioterapia en el agua para tratar enfermedades neurológicas en bebés

.

El profesor de fisioterapia de la URJC, Javier Güeita, ha estudiado cómo tratar en el agua a bebés, de seis meses o más, con enfermedades neurológicas. A través de este análisis, el docente dará pronto a conocer las herramientas y los objetivos necesarios para aplicar la fisioterapia acuática. El propósito es sentar unas bases y demostrar los avances que se logran complementándola con otras especialidades.

.

Laura Susín Ascaso /URJC – La mayoría de pacientes con enfermedades neurológicas recurren a los tratamientos fisioterapéuticos más comunes. Pero, desde hace algunos años cobra protagonismo la fisioterapia acuática. Uno de los profesores que mejor conoce esta especialidad es Javier Güeita, docente del Grado de Fisioterapia en la URJC. Recientemente ha elaborado un estudio sobre los tratamientos de enfermedades neurológicas infantiles en el agua.

El profesor Güeita explica que “cada día, y desde hace aproximadamente cinco años, más piscinas cubiertas se habilitan para llevar a cabo esta especialidad de la fisioterapia”. Y asegura que se ha tomado conciencia de sus avances, “por ello proponen horarios más flexibles y adaptan las instalaciones haciéndolas más accesibles”.

Desde las primeras sesiones se observan mejoras en la movilidad, las funciones sensoriales, las funciones mentales y las conexiones con el entorno

Para la aplicación de la fisioterapia acuática “es fundamental que el agua esté caliente, que los niños y niñas con capacidades especiales puedan acceder a ellas sin dificultad con sillas de ruedas y, de esta manera poder dar una atención buena y de calidad”, añade el docente.

Desde las primeras sesiones se observan mejoras en la movilidad, las funciones sensoriales, las funciones mentales y las conexiones con el entorno de los pacientes. A largo plazo, se consiguen beneficios en sus funciones respiratorias, caminar y resolución de problemas como estrategia de aprendizaje.

“No todo vale en el agua y tenemos la sensación de que la gente no sabe qué y cómo se puede trabajar en este ámbito”, asegura Güita. Por eso, también fuera de la URJC difunde los conocimientos sobre esta especialidad. Los días 2, 3 y 4 de febrero impartirá la III edición del curso Terapia Acuática Específica-Halliwick de Pediatría en Jerez, Cádiz. Lo hará con el propósito de ofrecer a casi una veintena de profesionales sanitarios los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para acercar esta terapia a los más pequeños.

En la Universidad Rey Juan Carlos, Javier Güeita es, además, codirector del Curso de Postgrado ‘Especialista en Terapia Acuática’ y coordina la Unidad de esta especialidad. Además, preside la Red Española ‘RETAcua’.

.