“Gallo”, surfear las olas que uno no ve

“Gallo” Festival de Cine de San SebastiánFoto: Pablo Gómez

Detrás de las historias de superación siempre hay personas tenaces. Detrás de “Gallo”, documental presentado hoy en el 66 Festival de Cine de San Sebastián, está Aitor Francesena, un surfista que desde que se quedó ciego hace cinco años decidió afrontar la vida “sin decir a nada que no”.

 

EFE / Esta película, ópera prima del director madrileño Antonio Díaz Huerta, que se ha estrenado en la sección Zinemira del certamen donostiarra, se acerca a Francesena, al que todos llaman “Gallo”, para conocer cómo se enfrenta al reto de surfear las olas que no ve.

“Gallo” nació con un glaucoma congénito y a los 14 años perdió la vista de su ojo derecho. Con 42, se quedó ciego después de un accidente en el mar y cuando le faltaban pocos días para someterse a un tercer trasplante de córnea tras dos rechazos anteriores y una espera de dos años.

Díaz Huerta conocía a “Gallo” porque también es surfista

“Pensé que llevaba toda la vida esperando ese momento y que ya había llegado esa pantalla en negro. Desde entonces no he parado de hacer cosas, todo lo empiezo con muchísima ilusión”, asegura Francesena a EFE.

Toda esa vitalidad la proyecta en el documental, que se detiene en algunos momentos de su vida cotidiana, como cuando se levanta antes que su hija Uxue para prepararle el desayuno. “Quería aproximarme más a él, hacerle más humano. Y el día a día está también ahí”, comenta el director.

Díaz Huerta conocía a “Gallo” porque también es surfista. Cuando se enteró de su accidente, le interesó su historia y decidió llevarla a la gran pantalla después de que “Gallo” aceptara la propuesta.

“La historia de superación es tangible, pero también hay un subtexto porque siendo ciego hace cosas extraordinarias. Por ejemplo reniega del bastón y su perro no es un perro guía”, explica el director, que ha filmado el documental en San Sebastián, Zarautz, A Coruña, Oleiros, y en La Jolla.

A este hombre al que parece que no se le pone nada por delante, le resultó “muy duro” el rodaje

En la ciudad californiana rodó las imágenes del campeonato del mundo Stance Isa World Adaptative que “Gallo” ganó en 2016 y cuyo título no pudo revalidar en la pasada edición.

Francesena está preparando el que tendrá lugar a finales de 2018. “Este año espero volver a ganarlo, estoy haciendo todo lo que necesito para conseguirlo”, afirma este deportista, que suele adentrarse en el agua con un acompañante.

A este hombre al que parece que no se le pone nada por delante, le resultó “muy duro” el rodaje. “Como soy muy inquieto y había muchas esperas, para colocar los equipos y repetir… Aunque también he aprendido y disfrutado mucho”, afirma.

Se muestra muy natural ante la cámara, señala el director, que ha procurado “no interferir demasiado” en el ir y venir de “Gallo”. “He adoptado un punto de vista muy de observador”, precisa.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí