Fue el primer genocidio étnico del siglo XX, y el segundo en muertes, después del llevado a cabo por los nazis con los judíos / Imagen:  Mujer armenia arrodillada junto a una niña muerta en el campo. Aleppo, Siria. Wikimedia

Tal día como hoy… 24 de abril de 1915, se producía el genocidio armenio

.

El 24 de abril de 1915, tras la derrota frente a los rusos en la batalla de Sarikamis y la revuelta armenia en la ciudad de Van, Enver Pachá, el hombre fuerte del Imperio otomano, decidía proceder al aniquilamiento físico de la población armenia. Comenzaba el genocidio armenio, una matanza planificada con un saldo de víctimas que se calcula entre un millón y un millón y medio de armenios asesinados, cerca de la mitad de la población. Fue el primer genocidio étnico del siglo XX, y el segundo en muertes, después del llevado a cabo por los nazis con los judíos.

.

CV / Ya en el siglo XIX había habido antecedentes de masacres generalizadas por parte de los gobiernos otomanos; griegos, serbios y búlgaros pueden dar cumplida cuenta de ello. En el caso de los armenios, los precedentes fueron las llamadas masacres Hamidianas, perpetradas entre 1894 y 1896 por el sultán Abdul Hamid II, que costaron la vida a unos 200.000 armenios, y la masare de Adana en 1909, con unos 30.000 asesinados.

Fue una matanza planificada con un saldo de víctimas que se calcula entre un millón y un millón y medio de armenios asesinados, cerca de la mitad de la población

A lo largo de los dos primeros tercios del siglo XIX, el Imperio otomano había ido perdiendo influencia y territorios en el cuadrante europeo sudoriental, que había llegado a dominar en su práctica totalidad entre los siglos XVI y XVIII, alcanzando incluso a sitiar Viena en dos ocasiones. Su retroceso había dado lugar a nuevas naciones cristianas con muchas cuentas pendientes por las vejaciones sufridas durante los tiempos de la dominación turca: Grecia, Serbia y Bulgaria constituían el frente cristiano ortodoxo. Otras antiguas posesiones turcas más occidentales, como Eslovenia, Croacia o Hungría, habían sido absorbidas por el Imperio austríaco, luego austro-húngaro. Más al este, el gran beneficiado del retroceso otomano había sido el Imperio ruso.

Turquía había entrado en la I Guerra Mundial aliándose con los imperios centrales, Alemania y Austria-Hungría. Con Bulgaria en su mismo bando y Grecia manteniéndose neutral por el momento, los frentes turcos de guerra se situaban en la revuelta árabe encabezada por el príncipe Faisal, apoyado por los ingleses desde Egipto-, el estrecho del Bósforo -por un posible ataque directo a Estambul- y la zona nororiental de Anatolia, al sur del Cáucaso, donde se encontraba precisamente Armenia, de población cristiana, pero dominada por los turcos, con los rusos al norte. Las posibles afinidades entre armenios y rusos suscitaban los recelos otomanos.

.

Desarmados, detenidos, desplazados y asesinados

Profesores armenios decapitados a manos de los turcos / WIkimedia

A principios de 1915, el hombre fuerte de Turquía, Enver Pachá (1881-1922), fue estrepitosamente derrotado en Sarikamis. Simultáneamente estallaba una revuelta armenia en Van. La culpa de la derrota se atribuyó a la pasividad de los soldados armenios en el ejército otomano, que fueron desarmados, detenidos, desplazados y asesinados. Les siguieron el resto de la población civil armenia. Oficialmente se trataba de una deportación para evitar que pudieran colaborar con el enemigo, en la práctica fue un genocidio planificado. Muy pocos llegaron a su destino, la mayoría fueron asesinados durante la ruta, o se les dejó morir de hambre.

Como en el caso de los nazis treinta años después, el encarnizamiento genocida contra los armenios no cambió el curso de la guerra. Al contrario, lo único que consiguió es que muchos supervivientes armenios vieran a los rusos como liberadores y se alistaran en su ejército. Con la revolución rusa en 1917, el ejército del Cáucaso prácticamente desapareció, reocupando Turquía los territorios perdidos y desatando una represión que solo se vio atenuada con la llegada al poder de Mustafá Kemal Atatürk (1881-1931).

El genocidio llevado a cabo con los armenios fue incluso denunciado por los observadores alemanes en la zona, aliados de los otomanos en la guerra. Con la guerra perdida, el sultán Mehmet VI firmó un armisticio con los aliados. Enver Pachá, máximo responsable del genocidio, vio entonces peligrar su posición y se apresuró a huir del país para evitar la posibilidad de ser extraditado por sus crímenes de guerra. Marchó a la Unión Soviética, que se encontraba en plena guerra civil, y se puso al servicio de los bolcheviques, pero para traicionarlos. Se le puso al frente de tropas musulmanas y creó su propio reino personal. Murió en un enfrentamiento contra el ejército rojo en 1922.

.

También un 24 de abril se cumplen estas otras efemérides

.

.

Share