Gerónimo, el último gran jefe indio

Gerónimo en 1887 / Wikimedia

Gerónimo es sin duda es uno de los jefes indios más famoso y legendario, junto a Toro Sentado, Caballo Loco o Nube Roja. Su participación en las guerras indias y su irrupción como jefe destacado fue más bien tardía, concretamente a partir de 1880, aunque con anterioridad había participado probablemente en acciones de combate contra norteamericanos y mexicanos.

 

CV / Tampoco el tópico de cientos o miles de indios cargando contra un puñado de soldados se cumple en este caso. Todo lo contrario, lo más que llegó a encabezar Gerónimo fueron partidas de, a lo sumo, unos cien guerreros, que practicaban el pillaje y la emboscada para sobrevivir, perseguidos en todo momento por fuerzas militares muy superiores, tanto en número como en medios.

Gerónimo había nacido el año 1829 en Arizpe, un pueblo de Sonora en la Sierra Madre occidental. Muy pronto se desplazó a vivir con la tribu apache bendokohe

Las guerras con los indios, o mejor deberíamos decir la invasión de sus territorios y su sistemático exterminio, había empezado mucho antes. Con la adquisición de la Luisiana  a Francia en 1803, los EEUU iniciaron su expansión hacia el oeste, desplazando, liquidando o confinando en reservas a los distintos pueblos indios que vivían allí. La guerra con México (1846-1848), supuso a su vez para los Estados Unidos la incorporación de nuevos territorios de más de 2 millones de kilómetros cuadrados: California, Arizona, Nuevo México, Nevada y Texas –que había sido una república independiente satélite durante los últimos doce años, tras otra guerra con México-.

De los nuevos territorios, lo más codiciado era California. En el mismo 1848 estalló la fiebre del oro y se empezó a producir un traslado masivo de población hacia el Pacífico. Entre el Mississippi y el Pacífico se extendían los vastos territorios de Texas, Arizona y Nuevo México, desérticos en muchos casos, que estaban habitados, entro otros, por los indios conocidos genéricamente como apaches. Pueblos nómadas que se movían también por los territorios mexicanos de Sonora y Chihuahua.

Al principio, estos territorios fueron utilizados solo como zona de paso hacia California. Para ello, el gobierno norteamericano cerró un trato con el jefe apache Cochise para permitir el paso de los colonos y el establecimiento de algunos enclaves que sirvieran de postas. Al poco tiempo empezaron a llegar colonos para establecerse y entraron en conflicto con los apaches. La primera guerra apache dio comienzo en 1861 –el mismo año que empezó la guerra civil (1861-65), con Cochise, Victorio y Mangas Coloradas como líderes indios. La última concluyó en 1886 con la rendición de Gerónimo.

El asesinato de su madre, su esposa y a sus tres hijos durante una incursión del ejército mexicano en Sonora, hizo que jurara venganza

Gerónimo había nacido el año 1829 en Arizpe, un pueblo de Sonora en la Sierra Madre occidental. Muy pronto se desplazó a vivir con la tribu apache bendokohe, en Nuevo México, uniéndose ocasionalmente a la partida de Cochise. Robaban ganado en México, que vendían luego en Arizona y Nuevo México, a cambio de armas, provisiones y whisky. El asesinato de su madre, su esposa y a sus tres hijos durante una incursión del ejército mexicano en Sonora, hizo que jurara venganza. Hacia 1876 era ya un famoso líder apache y a la muerte de Cochise se convirtió en su jefe.

Los apaches eran grandes jinetes y estaban habituados a la dura vida en el desierto. Practicaban la guerra de guerrillas y los ataques por sorpresa, evitando en la medida de lo posible los encuentros con fuerzas superiores. Sus acciones se desarrollaba a lo largo de un vasto territorio entre los Estados Unidos y México, atacando siempre por sorpresa y obligando a estadounidenses y mexicanos a mantener fuerzas muy numerosas en su persecución y vigilancia. Con frecuencia se adentraba en las reservas, exhortando a los indios confinados a unirse a su banda y a hacer la guerra contra los blancos.

El gobierno mexicano autorizó la entrada de tropas norteamericanas en su territorio para perseguir a Gerónimo, que al final tuvo que rendirse ante el teniente Charles Gatewood, el 4 de septiembre de 1886, con los 24 guerreros que le quedaban. El presidente norteamericano Cleveland decidió ahorcarlo, pero las presiones en favor del indulto le llevaron a perdonarlo y confinarlo en Oklahoma, mientras su pueblo y sus guerreros eran trasladados a Florida, donde la mayoría murieron debido al contraste con el clima al que estaban acostumbrados y a las pésimas condiciones de vida y al trato que recibieron.

El presidente norteamericano Cleveland decidió ahorcarlo, pero las presiones en favor del indulto le llevaron a perdonarlo y confinarlo en Oklahoma

Gerónimo fue trasladado a Fort Sill, en Oklahoma, donde malvivió convirtiéndose en un «indio ejemplar», y siendo exhibido como trofeo en distintos eventos, tales como la Exposición Panamericana de Buffalo (1901), un desfile presidencial y en la Exposición Universal de San Luis en 1904.  En ocasiones, se le exhibió junto a un caballo que sabía sumar y un chimpancé que montaba en bicicleta. Nunca se le permitió volver a reunirse con su pueblo.

Gerónimo, Goyaalé en chiricagua, murió a los 79 años de edad en Fort Sills. Con el murió el último gran jefe indio. Para entonces, hacía ya más de treinta años que los indios norteamericanos habían sido barridos del mapa.

 

TAMBIÉN ESTA SEMANA:

Lunes, 15 de febrero de 1564

Nacía en Pisa (Toscana, Italia) Galileo Galilei, astrónomo, matemático y fundador de la física moderna.

Martes, 16 de febrero de 1941

Se da por extinguido el incendio de la ciudad de Santander, que había durado dos días y arrasado más de cuatrocientos edificios.

Miércoles, 17 de febrero de 1909

Gerónimo, último líder apache chiricagua, fallecía en la reserva india de Fort Sill (Oklahoma).

Jueves, 18 de febrero de 750

La dinastía abasí se hace con el control del Imperio árabe tras asesinar a casi todos los miembros de la anterior dinastía gobernante, los omeyas. Tras tomar el poder, trasladarán la capital de Damasco a Bagdad.

Viernes, 19 de febrero de 1836

El primer ministro español, Juan Álvarez de Mendizábal, decreta la desamortización de los bienes eclesiásticos.

Sábado, 20 de febrero de 1524

El rey Carlos I ordenaba un proyecto destinado a estudiar la viabilidad de un canal que uniera el Atlántico y el Pacífico por el istmo de Panamá.

Domingo, 21 de febrero de 1848

Se publicaba en Londres el ‘Manifiesto Comunista’, escrito por Karl Marx y Friedrich Engels.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí