Se calcula que en la Unión Europea, el 25% de la población está expuesta a niveles de ruido mayores a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) / UPM

Las redes sociales, claves en el estudio de los niveles de ruido

.

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid aplican la inteligencia artificial al análisis de las quejas de los usuarios de redes sociales como una fuente de información sobre los niveles de ruido.

.

UPM / El ruido y la contaminación acústica son uno de los principales problemas de las sociedades avanzadas. Aunque el tráfico rodado es el principal emisor de contaminación acústica, son las agresiones sónicas asociadas al ocio y la restauración las que, con mayor frecuencia, originan una reacción más intensa por parte de los ciudadanos. Se calcula que en la Unión Europea, el 25% de la población está expuesta a niveles de ruido mayores a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sus efectos tienen consecuencias adversas en la salud: deteriora la calidad del descanso, provoca estrés, y una sensación de molestia que redunda en pérdidas en la calidad de vida en las ciudades.

Las redes se convierten en herramientas muy útiles para la investigación ya que albergan información que, convenientemente extraída, puede ayudar a la gestión del ruido

La gestión del ruido recae en muchos casos sobre los municipios, que se ven obligados a lidiar con el problema, desde puntos de vista muy diversos. Con un enfoque medioambiental, los ayuntamientos luchan contra la contaminación acústica mediante la gestión de usos del suelo, la elaboración de mapas estratégicos de ruido, o la definición de planes de acción que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos. Pero también se ven obligados a efectuar mediciones e inspecciones de ruido, intentando garantizar que no se deteriora la calidad acústica del municipio a largo plazo, y que no se producen agresiones ruidosas por parte de los diversos emisores acústicos.

A consecuencia de la exposición al ruido, la ciudadanía tiende a quejarse para compartir su malestar con la situación actual. Para ello las administraciones públicas han abierto canales que facilitan la comunicación entre la ciudadanía y los órganos gestores en esta temática. Sin embargo mucha población decide no utilizar estos canales de comunicación porque, o bien no los conoce o no se siente cómodo con ellos, y decide compartir sus quejas o peticiones por plataformas no diseñados de forma expresa para este uso, como las redes sociales. Así, estas se convierten en herramientas muy útiles para la investigación ya que albergan información que, convenientemente extraída, puede ayudar a la gestión de este contaminante, ya que proporciona información subjetiva, y relevante, no presente en los medios oficiales.

Las redes sociales online pueden analizarse de forma automática aplicando tecnologías de Inteligencia Artificial en el análisis de texto. Esa es, precisamente, una de las líneas de investigación del Grupo de Investigación en Instrumentación y Acústica Aplicada (I2A2)  de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), que actualmente desarrolla el investigador Luis Gascó en su tesis doctoral.

.

Los medios sociales online, internet y la Inteligencia Artificial como herramienta de trabajo

Los resultados permitirán el desarrollo de un modelo participativo de gestión multiplataforma / UPM

La investigación presenta una alternativa innovadora, y con un gran potencial, para la gestión participativa del ruido, buscando obtener opiniones de un mayor número de personas, en contraposición al sistema actual basado únicamente a la información obtenida a través de canales oficiales o encuesta adhoc. En el proyecto se abordan los siguientes aspectos:

  • Aplicación del paradigma del Social Computing a la gestión del ruido en ciudades, para obtener información a partir de la inteligencia colectiva presente en los medios sociales online.
  • Detección y medición de actividades y eventos ruidosos llevados a cabo en grandes ciudades. Así como la detección de nuevos puntos negros acústicos antes de que se conviertan en un problema público mayor.
  • Gestión del ruido de infraestructuras de transporte presentes en las ciudades basadas en las opiniones de la gente que sufre los efectos negativos de éstas.

Los resultados del proyecto serán de aplicación directa para la mejora de la gestión de actividades ruidosas en las ciudades y permitirán iniciar el camino hacia el desarrollo de un modelo participativo de gestión multiplataforma, en el que el ciudadano sea libre de elegir la plataforma de comunicación que considere oportuna sin que sea discriminado por ello.

.

El ruido, también una preocupación del proyecto Erasmus

Prosiguiendo con su actividad en el ámbito de la acústica ambiental, el Grupo de Investigación en Instrumentación y Acústica Aplicada de la UPM, participa en el proyecto internacional Erasmus+ que aborda también este problema.

El Grupo de Investigación en Instrumentación y Acústica Aplicada de la UPM, participa en el proyecto internacional Erasmus+ que aborda también este problema

El proyecto “Mejora de la competencia técnica en la inspección y gestión del ruido ambiental” tiene por objetivo la innovación educativa, ofreciendo una compilación de buenas prácticas y la creación de herramientas digitales que permitan mejorar la competencia técnica del personal involucrado en la gestión de la contaminación acústica a nivel municipal, así como definir el conjunto de competencias que se requieren para ejecutar esta labor.

Este proyecto (@NTP_ErasmusPlus) cuenta con la participación, entre otros, de la Universidad de Florencia, y se desarrollará en España, Italia y Turquía, países en los que, a diferencia de los países del norte de Europa, la problemática del ruido alcanza de manera más directa a los sectores del ocio y el turismo.

La reunión de arranque del proyecto se celebrará en la localidad turca de Antalya el próximo 25 de abril, coincidiendo con la celebración del International Noise Awareness Day (Día internacional de concienciación sobre el ruido).

.