ESS establecerá un marco vanguardista que integrará una arquitectura de procesamiento de información de varios niveles

Gestión de la comunicación en momentos de crisis

.

Las sociedades modernas no dejan de enfrentarse a desastres y catástrofes. Estos sucesos extremos ponen en peligro los valores y las funciones cruciales para la vida de las sociedades y es necesario responder a ellos con celeridad en condiciones en las que prima una incertidumbre extrema. La responsabilidad de gestionar la operación de respuesta en estas condiciones para salvar vidas y recuperar el orden recae sobre las autoridades públicas.

Imagen: Cordis

Durante los primeros años de este milenio se ha producido una gran cantidad de este tipo de sucesos extremos que han puesto de manifiesto la dificultad de gestionarlos. Ejemplo de ello fueron los atentados del 9 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, las explosiones de Madrid y Londres y la amenaza de gripe aviar y neumonía atípica (SARS).

Un estudio mostró que durante los atentados terroristas de 2005 en el metro de Londres y el huracán Katrina de 2006 en Nueva Orleans se perdió un tiempo valioso debido a la falta de sincronización de la información y a la falta de difusión de datos actualizados entre las distintas autoridades.

Un proyecto denominado «Emergency Support System» (ESS), financiado por la Dirección General de Empresa de la Comisión Europea en virtud del tema «Seguridad» del Séptimo Programa Marco (7PM), se propuso crear una herramienta innovadora para dar solución al problema permanente de las comunicaciones en casos de crisis extremas.

ESS reúne un conjunto de tecnologías de datos en tiempo real que proporcionan información de utilidad práctica a los gestores de crisis durante sucesos anómalos. Esta información permitirá mejorar el control y la gestión de estas situaciones y lograr una sincronización en tiempo real entre las unidades desplazadas sobre el terreno (policía, rescate, bomberos) y los centros de mando y control remotos.

.

Tomar decisiones rápidas y correctas

Uno de los retos constantes para las autoridades públicas a la hora de gestionar las redes de respuesta ante emergencias reside en la falta de información con utilidad práctica, esto es, información necesaria para tomar decisiones de calidad bajo presión. Durante las fases iniciales de una crisis urgente existe una gran incertidumbre en cuanto a la situación reinante: ¿cuál es la causa?, ¿cómo está respondiendo la población?, ¿cuántas víctimas hay?, ¿qué daños se han producido?, ¿ha pasado el peligro o sigue evolucionando?

Sin información precisa resulta complicado tomar decisiones rápidas y correctas. De hecho, la ausencia de información fiable, combinada con la avalancha de informes y rumores sin fundamento, tiende a crear un efecto paralizador en las autoridades. El riesgo que entraña tomar decisiones en función de información parcial o no verificada podría dar lugar a efectos distintos a los deseados e incluso agravar la crisis en lugar de atenuarla.

El equipo responsable del proyecto ESS confía en resolver este problema mediante el desarrollo de un sistema «revolucionario» de comunicación en momentos de crisis que filtrará con fiabilidad al sistema de mando información organizada con antelación, proporcionando aquella que realmente resulte necesaria para adoptar decisiones fundamentales.

Cualquier suceso anómalo puede registrarse como un cambio repentino o como cambios acumulativos en uno o varios de los medios con los que interacciona, a saber, telecomunicaciones, aéreo, espacial, acústico, visual, etc. Por ejemplo, en una explosión, los medios afectados son el acústico (el sonido de la explosión), el visual (la propia explosión) y las telecomunicaciones (un aumento repentino del tráfico). Por tanto, el control efectivo de estos eventos anómalos precisa de la vigilancia de cada medio de manera independiente en tiempo real, la activación de una alarma cuando se detectan cambios repentinos o acumulativos en uno o varios medios y, según convenga, la distribución de información entre la población afectada y la organización de un proceso de evacuación masivo. ESS integrará todos los medios necesarios en un sistema central que permitirá a los gestores de crisis responder de manera adecuada a estos retos.

El proyecto integrará varias tecnologías de interfaz de obtención de datos en una plataforma única. Esta integración incluirá el desarrollo de los sensores y los accesorios que precisa cada sensor. Todos los sensores de ESS se ajustarán a los estándares IP/IEC 529 y a las especificaciones de uso para exteriores. Para lograr que el sensor portátil se comunique con la central responsable, la plataforma de transferencia incluirá un componente de comunicaciones compuesto por un módem con las tecnologías inalámbricas WLAN, Wi-MAX o GPRS.

El «Sistema de mediación de la fusión de datos» (DFMS) tendrá una naturaleza descentralizada que obtendrá información de la base de datos ESS y estará conectado a todos los sensores activados en el sistema. Tal y como se menciona en su objetivo número uno, ESS poseerá varios tipos de sensores (térmico, vídeo, etc.).

El DFMS se ocupará de tareas como la comunicación entre los sensores y la base de datos; la armonización de los datos procedentes de distintos sensores pertenecientes a una misma categoría; la fusión de datos procedentes de distintos tipos de sensores; y la localización espacial de los datos.

El ESS también incluirá una interfaz de programación de aplicaciones (API) abierta que permitirá a las autoridades públicas, según convenga, añadir más aplicaciones en función de sus necesidades particulares. Los datos, las funcionalidades y el flujo de datos se ajustarán a los estándares ISO o industriales. Toda aplicación comercial que emplee estos estándares podrá conectarse al ESS.

El portal ESS se basa en la creación de un marco de sincronización eficiente que gestione los datos y el flujo de información entre las distintas autoridades públicas implicadas en las operaciones de gestión de emergencias y los gestores de situaciones de crisis (equipos de rescate, policía, bomberos, etc.).

El portal ESS proporcionará a todos los implicados una plataforma común, uniforme y ubicua para la obtención, el análisis y la difusión de datos en tiempo real útiles para la adecuada toma de decisiones. ESS establecerá un marco vanguardista que integrará una arquitectura de procesamiento de información de varios niveles cuyos productos estarán disponibles desde cualquier lugar para todos los implicados a través del portal ESS. El acceso al portal estará regulado por sistemas de seguridad por encriptación VPN y SSL además de otras tecnologías al efecto en forma de cortafuegos y procedimientos de autenticación.

El sistema se está ensayando y validando en tres entornos de pruebas -un incendio en una zona boscosa, un evento anómalo en un estadio rebosante de público y en accidentes con vertidos de residuos tóxicos- con el fin de comprobar su eficacia. Es necesario ensayar el ESS en múltiples situaciones para comprobar su capacidad de enfrentarse a situaciones de crisis variadas mediante una amplia gama de herramientas.

La demostración final del proyecto ESS se realizará el 11 de abril de 2013 en un espacio cercano a Sospel (Francia). En dicha demostración se simulará un accidente de aviación que provoque un incendio forestal que avance hacia la zona de Italia y en el que participen autoridades francesas e italianas que incluirá el rescate de víctimas.

En el proyecto participan cinco institutos científicos (IGSI, CEREN, IMEGO, KEMEA e IAIS), siete socios industriales (ALI, VRNT, WIND, AERO, GMV, ING y CS), tres PYME especializadas (ALGO, APD e IT IS), un gestor de proyectos profesional (Ernst & Young) y un proveedor de servicios médicos de urgencias (MDA).

Cada socio aporta al proyecto conocimientos importantes y complementarios. Tres socios representarán a los usuarios finales de las tecnologías, las soluciones y las perspectivas de ESS. CEREN es la agencia que coordina los servicios de emergencias en el sur de Francia, mientras que KEMEA realiza una función similar en Grecia. MDA es el proveedor nacional de servicios médicos de urgencias de Israel y posee una amplia experiencia en situaciones de emergencias.