Giorgio Morandi, el artista atemporal

La Pedrera reúne una esmerada selección de obras caracterizadas por la simplificación formal y el uso magistral de la luz

Hasta el 22 de mayo, la Pedrera acoge la exposición Morandi. Resonancia infinita. Se trata de un recorrido retrospectivo por la obra del pintor y grabador italiano Giorgio Morandi (Bolonia, 1890-1964), uno de los artistas más significativos e inclasificables del panorama artístico de la primera mitad del siglo XX.

 

Morandi desarrolló toda su vida artística en su ciudad natal, donde trabajó al margen de cualquier grupo o movimiento. Se aprecian, eso sí, ciertas influencias, sobre todo al principio. Sus primeros cuadros remiten a Paul Cézanne y al cubismo. Más tarde, y después de una corta relación con los pintores futuristas de su generación, se acercó al grupo metafísico de Carlo Carrá y Giorgio de Chirico, así como al purismo del retorno a la orden del grupo Valori Plastici. A partir de 1920, Morandi inició una carrera en solitario y desarrolló un estilo propio e inconfundible, que nunca abandonó, y que se caracteriza por un lenguaje pictórico de gran pureza y elegancia, marcado por la armonía, l austeridad, la cadencia, la fragilidad, la ligereza y el silencio.

Morandi siempre trabajó una pintura figurativa, fundamentalmente naturalezas muertas y esporádicamente algunos paisajes, que poco a poco se fue haciendo más simbólica

Morandi siempre trabajó una pintura figurativa, fundamentalmente naturalezas muertas y esporádicamente algunos paisajes, que poco a poco se fue haciendo más simbólica. Su obra destaca por su gran calidad, por su alto grado de refinamiento y por un lenguaje totalmente personal centrado en intentar captar la realidad de la manera más fiel posible a través de la luz, el color y los valores volumétricos. Su estilo se basa en la búsqueda de una simplificación formal en la que los temas se reducen a lo esencial. Para Morandi el uso de la reiteración fue clave, y el mismo conjunto de objetos fue revisitado por el artista una y otra vez en pinturas y aguafuertes.

Morandi. Resonancia infinita está comisariada por Beatrice Avanzi y Daniela Ferrari, conservadoras del Museo di Arte Moderna e Contemporanea di Trento e Rovereto (MART), y reúne una cuidada y significativa selección de pinturas, dibujos y grabados procedentes de diversos museos y colecciones particulares de Europa.

La entrada a la exposición tiene un coste de 8 euros –5, si es reducida– y se puede adquirir de forma anticipada en este enlace.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí

Ver más

  • Responsable: Eva Serra Sánchez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Nominalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.