Gottfried Leibniz

Retrato de Gottfried Leibniz, por Christoph Bernhard Francke. / Créditos: Herzog Anton Ulrich-Museum Braunschweig

Tal día como hoy… 21 de junio de 1646 nacía Gottfried Leibniz

.

El 21 de junio de 1646 –según el calendario juliano- nacía en Leipzig (Alemania) el filósofo, matemático y físico Gottfried Wilhelm Leibniz, descubridor del cálculo infinitesimal y del sistema binario, así como anticipador de la lógica formal o matemática; un auténtico polímata, considerado tradicionalmente como el último sabio, es decir, el último hombre que conocía todo el saber de su época.

.

A pesar de su indiscutible talla intelectual, pesa sobre Leibniz una cierta mala fama, como consecuencia de los tópicos generados por la incomprensión de su obra

CV / Con Leibniz se inicia una larga lista de filósofos alemanes que adquirirán un protagonismo casi absoluto durante el siglo siguiente –Kant, Fichte, Hegel, Schelling, Schopenhauer, Nietzsche…- Aun así, Leibniz no escribió su obra en alemán, sino en latín y, a veces, en francés. Su obra representa la máxima expresión del Racionalismo, en continuidad con la tradición la tradición marcada por Descartes y Spinoza, la que Kant denominará «dogmatismo» por sostener la existencia de la intuición intelectual, la facultad de conocer a priori, sin mediación alguna de la experiencia sensorial.Se ganó la vida como diplomático al servicio de distintos príncipes y obispos alemanes.

A pesar de su indiscutible talla intelectual, pesa sobre Leibniz una cierta mala fama, como consecuencia de los tópicos generados por la incomprensión de su obra. No ayudó, ciertamente, la tosca sistematización llevada a cabo por su discípulo Wolff, dando lugar a la llamada Metafísica Leibniz-Wolff, que Kant refutará en su ‘Crítica de la Razón Pura. Ni tampoco la ridiculización que de su pensamiento hace Voltaire en su ‘Cándido’, poniéndolo en la piel del estrafalario e ingenuo Doctor Pangloss. Y menos aún la recepción de toda esta tradición por parte de Bertrand Russell, que en su ‘Historia de la Filosofía Occidental’ creará escuela sobre Leibniz, distinguiendo entre una filosofía pública para «princesas», trivial e irrelevante, y un pensamiento matemático profundo, disociandosu obra filosófica de su obra más matemática o científica.

.

Rivalidad y enemistad con Newton

Mantuvo también una rivalidad y enemistad manifiesta con Newton, con quien se disputó el descubrimiento del cálculo infinitesimal. Russell apuesta por Newton, mientras que Stephen Hawking lo hace por Leibniz. En realidad, la polémica por el cálculo infinitesimal fue la pugna entre dos superegos. Hoy en día parece claro que ambos llegaron a él por separado, siendo el planteamiento de Leibniz mucho más desarrollado y su notación la que finalmente fue adoptada.

En realidad, la polémica por el cálculo infinitesimal fue la pugna entre dos superegos

Pero la polémica entre Leibniz y Newton no se limitó a la disputa por el cálculo infinitesimal, sino también sobre la física newtoniana, en la cual Leibniz veía desajustes e incorrecciones que Newton negaba. En realidad, Newton postulaba una noción del espacio concebida como espacio absoluto, existente per se. Algo que Leibniz rechazaba desde su noción relacional del espacio, cuya existencia no sería independiente de las relaciones entre las entidades físicas que se dan en él. En este sentido, la noción de espacio relacional de Leibniz estaría más próxima que la de Newton a la que desarrolló posteriormente Einstein con su teoría de la relatividad.

Sus disputas se conservan gracias a la correspondencia que mantuvieron Leibniz y Clarke, siendo éste un discípulo de Newton que se prestó a hacer de amanuense del maestro porque, claro, públicamente ni Leibniz ni Newton estaban dispuestos a admitir que se carteaban. Pero tampoco podían resistir la tentación de debatir sus diferentes perspectivas, tratándose como se trataba, de las dos mentes más brillantes de su época.

Leibniz murió en Hannover el 14 de diciembre de 1716, a la edad de 70 años.

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí