Las universidades catalanas mantienen la producción científica a pesar de tener menos recursos

.

El Informe 2014 sobre los Indicadores de Investigación e Innovación elaborado por la ACUP indica que los fondos competitivos y no competitivos para investigar se han reducido un 19% (de 277 a 224 M €), mientras las universidades continúan aglutinando más de la mitad de la producción científica de Cataluña.

.

El Informe de Indicadores de Investigación e Innovación 2014 elaborado por la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP) ha sido presentado en la UB en un acto en que han participado el presidente de la ACUP y rector de la Universitat de Lleida, Roberto Fernández; el vicepresidente de la ACUP y rector de la Universitat Politècnica de Catalunya, Enric Fossas; y el secretario de Universidades e Investigación de la Generalitat, Antoni Castellà.

El único epígrafe que continúa aumentando es el referente al 7º Programa marco de la Comisión Europea

El estudio señala que los indicadores referentes a la captación de fondo para investigación e innovación de las universidades públicas catalanas en 2012 mantienen su tendencia decreciente tanto en los provenientes de programas nacionales (catalán y español), que representan el 69%, como en su vertiente no competitiva. El único epígrafe que continúa aumentando es el referente al 7º Programa marco de la Comisión Europea. También destaca el incremento de Starting Grants concedidas a jóvenes investigadores, que pasan de 8 a 13.

Respecto a las concesiones en programas del European Research Council (ERC) obtenidas por millón de habitantes, Catalunya tiene una tasa de 1,73, situándose por encima de países como Francia (1,26) y Alemania (1) y muy por encima del Estado español (0,56). A pesar de este fuerte incremento en la financiación internacional, las partidas globales provenientes de fondos públicos competitivos han sufrido una bajada importante, pasando de 201 a 155,5 millones de euros. Del mismo modo, los fondos captados por vía no competitiva han pasado de 76,4 millones en 2011 a 68,7 al 2012.

.
Producción científica

Según el informe, las universidades públicas catalanas han generado más de la mitad de la producción científica de Cataluña en el periodo 2007-2011. Aún así, hay una ligera pérdida de peso, puesto que pasan de representar el 57% al 51%. La alta productividad de los investigadores, sin embargo, hace que ocupen de nuevo las primeras posiciones en el ámbito estatal. La media de publicaciones de los investigadores que trabajan a tiempo completo se sitúa en 1,23 en 2013, superando la de los dos informes anteriores (0,94 el 2011 y 1,18 el 2012) y situándose un 86% por encima del resto del Estado (0,66).

La producción científica de Catalunya, encabezada por las universidades, ha representado el 0,7% del mundo

La producción científica de Catalunya, encabezada por las universidades, ha representado el 0,7% del mundo. El 43% se ha hecho con colaboración internacional. Además, la calidad se muestra con un impacto medio 60% superior a la media mundial, que hace que las universidades catalanas ocupen las primeras posiciones en el conjunto del Estado y la sexta posición dentro de la UE-15. Desde un punto de vista cualitativo, el sistema de investigación catalán se sitúa, con Gran Bretaña y Bélgica, dentro del reducido grupo de países que presentan un alto impacto de su producción con un bajo nivel de gasto en I+D, en relación con su PIB.

.
Transferencia de conocimiento

El estudio de la ACUP recoge tres indicadores para evaluar la transferencia: la generación de patentes, la creación de empresas de base tecnológica (espín-off), y las cátedras universidad-empresa. En 2012, las universidades catalanas han llegado a las 113 solicitudes de patentes prioritarias, con un incremento del 33% respecto del año 2011 (85 peticiones). Según el informe, en 2012 había 118 spin-off y 63 cátedras-emprensa activas. En conjunto, la transferencia de conocimiento ha supuesto unos ingresos de casi 71 millones de euros.

Las conclusiones del informe señalan que “en cuanto a producción y a nivel de eficiencia, el sistema catalán de investigación e innovación tiene un gran potencial. Lo que nos hace falta ahora es centrar los esfuerzos en seguir mejorando la captación de fondos en el ámbito europeo, reforzar las actuaciones de manera internacional y potenciar la valoración de los resultados de la investigación universitaria”.

 

Share