El responsable de esta área en la Comunidad de Madrid defiende la necesidad de fomentar un   modelo más ordenado basado en la selección de mano de obra en los países de origen.

“El uso de la inmigración para obtener réditos políticos por parte de algunos partidos es una gravísima irresponsabilidad”

.

El director de Inmigración de la Comunidad de Madrid, Pablo Gómez Tavira, ha denunciado en Santander que el uso de la inmigración para obtener réditos políticos por parte de algunos partidos es una gravísima irresponsabilidad y ha recordado que la xenofobia y el racismo empobrecen el debate ciudadano.

El director de Inmigración de la Comunidad de Madrid, Pablo Gómez Tavira.

Así lo afirmó durante su participación en el ‘Encuentro Internacional sobre Inmigración e Integración’, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en el que explicó la experiencia práctica de la autonomía madrileña en lo referente a políticas de acogida y abogó por la búsqueda de consensos en torno a la inmigración.

“La inmigración va a seguir siendo necesaria”, aseguró Gómez Tavira, quien defendió la necesidad de fomentar un modelo más ordenado, basado en la selección de mano de obra en los países de origen y en la llegada de inmigrantes con contrato de trabajo.

El político recordó que durante estos años el trabajo de los extranjeros ha enriquecido nuestras arcas y ha aumentado las cotizaciones a la Seguridad Social, algo fundamental ya que los países europeos envejecen a pasos agigantados, dijo.

Sobre la crisis y sus efectos en la población extranjera, manifestó que el principal obstáculo es el desempleo, debido a que durante los años de bonanza los inmigrantes trabajaron en sectores muy golpeados por la actual situación económica, como la construcción y los servicios.

En este sentido, apostó por reubicar a aquellas personas que hayan perdido su trabajo en otros sectores donde pueda haber más empleo y se mostró favorable a la implementación de políticas capaces de atraer a personal cualificado con el fin de construir una economía más productiva y competitiva.

Al mismo tiempo, Gómez Tavira dijo sentirse satisfecho porque “a pesar de la delicada situación económica no existen graves problemas de integración” y apuntó que aquellos que vaticinaban que con la crisis iba a haber un cataclismo de la convivencia, se equivocaban.

.

Un fenómeno positivo

El balance de la inmigración ha sido muy positivo en estos años y lo seguirá siendo, valoró el especialista, quien aseguró que España ha recibido a mucha gente en poco tiempo, algo que calificó de fenómeno muy especial. A pesar de ello, insistió en que la sociedad española ha sido capaz de acoger e integrar a los inmigrantes de manera positiva.

Al mismo tiempo, desmintió que la población extranjera esté provocando una saturación de la Sanidad y los Servicios Sociales. “Hay muchos estereotipos equivocados sobre la inmigración”, opinó Gómez Tavira.

De todas formas, el dirigente autonómico abogó porque la incorporación de los inmigrantes no suponga una cesión en los valores y principios de la sociedad española, conseguidos, dijo, después de muchos años de democracia.

Share