Detalle de la vista general de la Sala 1, guerreros de terracota. / Imagen: Wikimedia. Autor: Jmhullot

Tal día como hoy… 11 de julio de 1975 se descubría oficialmente el yacimiento de los guerreros de terracota

.

El 11 de julio de 1975, se daban por oficialmente descubierto el yacimiento arqueológico de los Guerreros de terracota, hallado en el transcurso de unas obras para abastecimiento de agua a la ciudad de Xi’an que se habían iniciado el año anterior. Se trata del mausoleo del emperador Qin Shi Huang, custodiado por un ejército de más de 8.000 esculturas de soldados, caballos y carros que datan del año 210 a.C. Un impresionante ejército de ultratumba.

.

CV / Se calcula que Qin Shi Huang vivió entre el 260 y el 210 a.C. Fue el primer emperador de la China unificada y fundador de la dinastía Quin. Entre sus logros destacan las primeras fases de la Gran Muralla y su impresionante mausoleo, que no fue descubierto hasta dos mil años después. La unificación política que consiguió fue, en cualquier caso, efímera, pues a su muerte estallaron las guerras civiles en China, hasta que se impuso la dinastía Han.

Las 8.000 esculturas de soldados, caballos y carros son de tamaño natural y constituyen un auténtico ejército destinado a custodiar la tumba del emperador

Xi’an se encuentra casi en el centro geográfico de la China actual, y fue posteriormente uno de los centros de la ruta de la seda. El mausoleo es impresionante  por sus dimensiones. Las 8.000 esculturas de soldados, caballos y carros son de tamaño natural y constituyen un auténtico ejército, enterrado en formación de batalla a lo largo de tres fosos, destinado a custodiar la tumba del emperador. Se abrió al público en 1979. Quedan todavía muchas estatuas por restaurar y zonas aun no exploradas. La primera fosa se había descubierto en 1974, un año antes del descubrimiento oficial, pero no se le dio importancia hasta que los arqueólogos se hicieron cargo de la importancia del yacimiento. En el recinto funerario del mausoleo hay cerca de 400 tumbas, que se supone debían pertenecer a esclavos y allegados al emperador y enterrados con él.

Entre las curiosidades y los enigmas que encierra el yacimiento, se ha especulado con que los escultores que llevaron a cabo la construcción de las estatuas fueran griegos, que habrían llegado a China más de mil años antes que Marco Polo. Hay dos pistas que apuntan hacia ello. Se ha encontrado ADN europeo en algunos de los esqueletos de los trabajadores del emperador. Por otro lado, no parece que hasta entonces las esculturas que se realizaban en China fueran de más de 20 cm y, en todo caso, nunca de tamaño natural. Si tenemos en cuenta que por entonces el Mediterráneo oriental estaba en plena época helenística, y que Alejandro Magno había llegado hasta las puertas de la India cien años antes, tal hipótesis podría ser verosímil.

Según las crónicas del historiador chino Sima Qian, del siglo II a.C., la cámara funeraria está rodeada por ríos de mercurio –algo que también ocurre con las pirámides- que reproducen los ríos de China. Se ignora cómo se pudo obtener tanto mercurio con la tecnología que la época tenía a su alcance, pero lo cierto es que modernos estudios científicos han detectado cantidades inusuales de mercurio, aunque la tumba custodiada por los soldados de terracota todavía no ha sido abierta. Los arqueólogos piensan que el daño que se produciría de abrirla sería irreparable hoy por hoy. Sima Qian también advertía de las mortíferas defensas que protegen el acceso a la tumba, como ballestas mecánicas y todo tipo de trampas. Quizás sea ésta también otra de las razones por las cuales todavía nadie ha osado adentrarse en ella.

.

También un 11 de julio se cumplen estas otras efemérides

.

.