Hablar inglés sigue siendo una asignatura pendiente

Para los españoles mayores de 30 años hablar inglés sigue siendo una asignatura pendiente / UAH

¿Por qué los españoles tenemos más dificultades que otros para hablar en inglés?

 

No es un mito. A los españoles, como señala la Investigadora del Instituto Franklin, Ángela Sauciuc, nos cuesta hablar inglés de una manera fluida, aunque dominemos las normas gramaticales ‘mejor que muchos nativos de habla inglesa’.

 

Ángela Sauciuc / UAH

UAH / Ahora que se aproxima el momento de solicitar colegios e institutos y muchos padres se estarán planteando si optar o no por una educación bilingüe en inglés para sus hijos y muchos otros empiezan a estudiar posibilidades para que, durante el verano, sus hijos viajen a países de habla inglesa para mejorar sus habilidades lingüísticas en este idioma, analizamos las causas por las que a los españoles nos cueste más que a otros hablar en inglés.

En realidad, para empezar, ¿a los españoles nos cuesta más hablar inglés que a los demás o esto es puro mito?

Parece que a los españoles les cuesta hablar el inglés de una manera fluida aunque dominen las normas gramaticales mejor que muchos nativos de habla inglesa.

Ya nos ha dejado claro que tenemos dificultades con la expresión oral en inglés pero ¿nos ocurre solo con el inglés o es general?

Las dificultades con las que se encuentra un español al hablar en inglés pueden extrapolarse a cualquier otro idioma porque el lenguaje es una habilidad

Las dificultades con las que se encuentra un español al hablar en inglés pueden extrapolarse a cualquier otro idioma porque el lenguaje es una habilidad, no un conocimiento, por lo que hay que ejercitarlo, y no estudiarlo.

Pero ¿por qué tenemos dificultades para aprender inglés y, sobre todo, para hablarlo y entenderlo?

Las causas del bajo nivel de inglés de los españoles se han estudiado por parte de investigadores y se han buscado los orígenes y las explicaciones del fracaso. Se habla, entre otros motivos, de la necesidad de mejorar los niveles de exposición social y cultural al inglés en los medios de comunicación, de facilitar entornos educativos y sociales en los que se pueda utilizar y no solo estudiar inglés… Las cosas están mejorando y aunque el número de hablantes y el nivel de inglés se están incrementando gradualmente, todavía estamos en la parte inferior del ranking de la UE en porcentajes de angloparlantes.

¿Los colegios bilingües solucionarán este problema? Porque a veces hay sensación de que empezamos la casa por el tejado…

La mitad de los colegios públicos madrileños son colegios bilingües. 521 centros públicos y 278 centros concertados madrileños han apostado por el programa bilingüe, que lleva trece años en funcionamiento.

Los alumnos de centros bilingües cursan parte de las asignaturas íntegramente en inglés, de las que quedan excluidas Lengua Española y Matemáticas

Los alumnos de centros bilingües cursan parte de las asignaturas íntegramente en inglés, de las que quedan excluidas Lengua Española y Matemáticas. Para poder impartir sus asignaturas en inglés, los profesores de los centros bilingües deben acreditar un nivel C1. La parte de la pronunciación se trabaja con auxiliares de conversación provenientes de países de habla inglesa. Estos auxiliares de conversación, aparte de hablar el inglés como lengua materna, aportan la parte cultural, pensando en que el lenguaje es el producto cultural por excelencia.

Las pruebas externas (evaluación)  que se realizan a alumnos de primaria y secundaria, en 6º de Primaria y de 4º de la ESO, demuestran que este nivel de inglés tan deseado se está incrementando. Y aunque muchos investigadores y profesionales de la educación son bastante críticos con el modelo de bilingüismo madrileño, tenemos que reconocer que los alumnos de Primaria y Secundaria de hoy se pueden defender en inglés mejor que lo estaban haciendo sus padres.

Casi todos los colegios han entendido que un método positivo de enseñar inglés se acerca mucho al método comunicativo

Y eso se confirma en los resultados de tres estudios internacionales de reconocido prestigio realizados en 2015 (PISA) y 2016 (pirls), en los que se pone en evidencia que la diferencia de nivel existe, tal y como era previsible, pero no hay una diferencia abismal. Los alumnos de centros bilingües sacan notas algo superiores que los de colegios no bilingües.

En los colegios no bilingües, por tanto, también está mejorando el nivel de inglés. Y los investigadores lo achacamos al hecho de que en los últimos años ha cambiado la forma de enseñar el inglés. Casi todos los colegios han entendido que un método positivo de enseñar inglés se acerca mucho al método comunicativo. Aunque se sigue dando importancia a la gramática. el enfoque es más comunicativo; el nivel de inglés de los profesores también ha mejorado y las exigencias de los colegios han subido en cuanto el uso del inglés en el colegio.

No somos más torpes por ser españoles, ¿cómo solucionamos esta cuestión?

Claro que no. Las lenguas no se pueden dividir en lenguas más fáciles o más difíciles, más complejas o más  sencillas; todas ellas son igualmente complicadas de aprender. O sea, que las dificultades que un niño español tiene al aprender el español las tienen un niño alemán cuando aprende alemán. Los estudios demuestran que el cerebro no está preparado exclusivamente para un solo idioma o para un idioma específico y nunca es tarde para hacerlo.

Los estudios demuestran que el cerebro no está preparado exclusivamente para un solo idioma o para un idioma específico y nunca es tarde para hacerlo

Aunque durante los seis primeros meses de vida, todas las personas son capaces de percibir diferencias entre sonidos a los que nunca han estado expuestos la ciencia nos ha demostrado que la edad favorable  para aprender idiomas se sitúa alrededor de los 18 años, según un estudio reciente realizado por el MIT. 

Está demostrado que los niños aprenden idiomas con más facilidad pero que los adultos entienden las normas gramaticales mejor. Además, se espera que los niños que aprenden un nuevo idioma cometan errores. Esto les da libertad para ser atrevidos y seguros y que se diviertan aprendiendo. Sin embargo, los adultos a menudo se sienten presionados cuando aprenden un nuevo idioma. Esto puede intimidar a muchas personas y hacer que sea aún más difícil hablar un nuevo idioma.

¿Nos equipararemos en algún momento al resto de nuestros vecinos europeos?

Tal y como va el programa de educación bilingüe y, en general, la importancia que se le da al inglés en España, seguramente dentro de 10-15 años el número de hablantes de inglés será bastante alto, comparable con el resto de los países de Europa.

Los niños están aprendiendo inglés y es un proceso imparable tanto para los que están matriculados en los colegios bilingües como en los colegios no bilingües, gracias a los programas bilingües, al cambio metodológico o porque los alumnos van a extraescolares de inglés. Sin embargo, para los españoles mayores de 30 años hablar inglés sigue siendo una asignatura pendiente.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí