Hacia la calefacción urbana inteligente

Acciones de modernización del distrito de la demostración de Torrelago, en Laguna de Duero, uno de los municipios que rodean el área metropolitana de la ciudad de Valladolid

Una aplicación nueva para mostrar a los habitantes de Lund en Suecia los beneficios de la calefacción urbana

.

La calefacción urbana basada en cuentes de energía renovable se está asentando como una forma de ahorrar energía. Pero uno de los mayores retos es convencer a los propietarios de viviendas del valor a largo plazo de equipar a los edificios para que se adecúen a esta tecnología inteligente.

.

© Vladimir Mucibabic, Shutterstock
© Vladimir Mucibabic, Shutterstock

Cordis / Un sistema de calefacción urbana se compone de una red de tuberías aisladas que se utilizan para conducir calor en forma de agua o vapor desde donde se produce (normalmente una central eléctrica) hasta el usuario final. La capacidad para integrar distintas fuentes de energía significa que los consumidores no dependen de una única fuente de abastecimiento. Esto contribuye a la fiabilidad, la continuidad del servicio y es capaz de introducir un elemento de competición en la cadena de suministro. También permite la descarbonización de la fuente de calor a largo plazo.

En Suecia, Dinamarca y Alemania se instalaron las primeras redes de calefacción urbana inteligente dotadas con estos intercambiadores de calor y contadores inteligentes, sobre todo orientadas al sector residencial, y se identificó un gran potencial para su aplicación. Para instalar una red inteligente de calefacción y refrigeración es necesario que se integren en el urbanismo y consultar a los residentes.

El proyecto de la Unión Europea CITYFIED abordó dicha consulta en un área de 40 400 m2 en el barrio de Linero en la ciudad sueca de Lund. En el proyecto participaron 16 edificios con 379 apartamentos en los que viven 1 150 inquilinos.

Para incluir a los residentes en el proyecto, se acaba de publicar una aplicación desarrollada por la empresa eléctrica sueca Kraftringen en asociación con una empresa de software. La aplicación se ha desarrollado dentro del proyecto CITYFIED. Los inquilinos que viven en los apartamentos retroadaptados en el proyecto también han participado en el desarrollo de la aplicación y serán los primeros usuarios.

Para instalar una red inteligente de calefacción y refrigeración es necesario que se integren en el urbanismo y consultar a los residentes

Diez familias probaron la aplicación durante su desarrollo y en diciembre de 2017 se realizó una presentación pública en la plaza mayor de la ciudad. El objetivo es poner la aplicación a disposición de todos los clientes de Kraftringen que podrán así beneficiarse del acceso a datos históricos de hace varios años (siempre que hayan sido clientes de la empresa).

.

Colaborar con los residentes y otras partes para hacer a todos partícipes

El proyecto adopta un método holístico para maximizar las reducciones en el consumo de energía. La empresa de energía Kraftringen, la empresa de vivienda pública LKF, el instituto sueco de investigación medioambiental IVL y la ciudad de Lund participan en la iniciativa. Un día a la semana el equipo mantiene una reunión para intercambiar ideas cara a cara y los socios se turnan para albergar las sesiones que les permiten conocer las prioridades del resto.

El ahorro total de energía en Linero se ha calculado en cerca de 52 kWh/m²/año, probablemente incluso mayor que el objetivo original de 30,8 %. Los ahorros primarios sobre el terreno se han calculado en un 19 % y las emisiones de gases de efecto invernadero se reducirán en un 26 % con los factores de conversión de 2016.

CITIFIED no solo está realizando su labor en Lund, sino que tiene comunidades de interés en toda Europa y dos otros emplazamientos de prueba en España y Turquía.

.

Fuente: 

Basado en información del proyecto y en artículos aparecidos en medios de comunicación

.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí