Hidalgo de Cisneros

Ignacio Hidalgo de Cisneros y López de Montenegro / Wikimedia

Tal día como hoy… 11 de julio de 1896 nacía en Vitoria Ignacio Hidalgo de Cisneros

 

El 11 de julio de 1896 nacía en Vitoria Ignacio Hidalgo de Cisneros y López de Montenegro. Militar, aviador y aristócrata de una familia de tradición carlista, fue ello no obstante un destacado activista republicano que llegó a general del ejército y jefe de las Fuerzas Aérea de la II República durante la Guerra Civil 1936-1939.

 

CV / Con su currículum familiar, emparentado con muchos linajes militares, todo hubiera hecho pensar que iba a convertirse políticamente en un conservador o en un reaccionario. Fue todo lo contrario. Se graduó como oficial en la academia militar de Ávila y en 1920 inició los cursos de aviación en el aeródromo de Cuatro Vientos, en Madrid. Ya integrado en la aviación militar, participó en la guerra del Rif, participando con el comandante Ramón Franco en el desembarco de Alhucemas.

De convicciones republicanas, el 15 de diciembre de 1930 participó en la sublevación dirigida por Queipo de Llano

De convicciones republicanas, el 15 de diciembre de 1930 participó en la sublevación dirigida por Queipo de Llano –republicano en aquellos tiempos-, intentando tomar el aeródromo de Cuatro Vientos y bombardear el Palacio Real. Tras fracasar la intentona, huyó en avión a Portugal y de allí se trasladó a París, donde permaneció hasta la proclamación de la República el 14 de abril de 1931.

De nuevo en España, se reincorporó al ejército, siendo destinado como jefe segundo de la Primera Escuadra Aérea. Al poco tiempo, se casó con Constancia de la Mora y Maura, aristócrata también, nieta de Antonio Maura, e igualmente ferviente activista republicana. Era la primera mujer legalmente divorciada desde que la República había aprobado la Ley del Divorcio. En 1933 fue agregado militar en las embajadas de Alemania e Italia, lo que le permitió conocer de primera mano los avances aeronáuticos de la época. De vuelta a España en 1934, le sorprendió la fallida revolución de octubre, en la que no participó, pero ayudó a su amigo socialista Indalecio Prieto a huir de España.

Con la victoria del Frente Popular en febrero de 1936, Hidalgo Cisneros fue nombrado ayudante del ministro de la guerra, Casares Quiroga

Con la victoria del Frente Popular en febrero de 1936, Hidalgo Cisneros fue nombrado ayudante del ministro de la guerra, Casares Quiroga. Cuando se produjo el golpe de estado de julio de 1936, su actuación y su popularidad entre los oficiales de aviación fue decisiva para mantener la mayoría de la aviación republicana del lado de la República, colaborando en el sofocamiento de la sublevación del Cuartel de la Montaña. Con el gobierno de Largo Caballero, en septiembre de 1936 fue nombrado jefe de la aviación republicana, cargo que ejerció hasta el final de la guerra. Con su esposa ejerciendo de jefa de la oficina de prensa extranjera de la República, la actividad del matrimonio durante la guerra fue incasable.

Desde su puesto, Hidalgo Cisneros hizo lo necesario para, con la ayuda soviética y ante el bloqueo internacional, mantener funcional y sostenible la aviación republicana; organizó la formación de pilotos en la URSS y en el propio territorio republicano. A comienzos de 1937, la aviación republicana disponía en total de 450 aparatos, con superioridad técnica y numérica frente a la fascista. Su intervención en la batalla de Guadalajara fue decisiva, llegando él mismo a pilotar un avión, pese a tenerlo prohibido por su rango militar.

Poco después, un aviador republicano apresado por los italianos fue lanzado desde un avión con el cuerpo mutilado y un letrero con insultos en italiano. Hidalgo Cisneros propuso bombardear Roma, internacionalizando así el conflicto. Su propuesta fue desestimada por el gobierno, si bien era técnicamente posible. Él mismo se ofreció a pilotar un avión acompañando a sus hombres en la misión. A mediados de la guerra, se afilió al Partido Comunista, convencido de que los comunistas eran los únicos que podían proporcionar la victoria. Cuando se lo confesó a su mujer, resultó que ella había tomado la misma decisión por su cuenta.

Tras la batalla del Ebro, fue enviado a la URSS para negociar un envío urgente de material a Cataluña, ante la prevista ofensiva franquista

Tras la batalla del Ebro, fue enviado a la URSS para negociar un envío urgente de material a Cataluña, ante la prevista ofensiva franquista. Adquirió 250 aviones, 250 tanques, 4000 ametralladoras y 600 piezas de artillería. Pero el material llegó demasiado tarde y la mayor parte se quedó en la frontera francesa. Tras la caída de Cataluña se esforzó en ayudar a los exiliados que iban entrando en Francia. Luego volvió a España. El golpe de Casado -que había querido captarle ofreciéndole en nombre de Franco conservar su rango de general, oferta que, obviamente, rechazó- le sorprendió en la Posición Yuste con el presidente Negrín. Abandonó España el 6 de marzo.

En el exilio pasó sucesivamente por Francia, Mëxico –donde estaba su mujer, amiga de la primera dama Eleanor Roosevelt, que le presentó su libro ‘In Place of Splendor’-. Constancia murió en 1951 en un accidente de coche en México, e Hidalgo de Cisneros se trasladó entonces a Rumanía, participando en varias emisiones de Radio España Independiente. En 1962 publicó su obra ‘Cambio de Rumbo’. En la traducción rusa desparecieron sus alusiones a los pilotos soviéticos purgados por Stalin…

Ignacio Hidalgo de Cisneros falleció en Bucarest el 8 de enero de 1966, como consecuencia de un ataque cardíaco, a la edad de 72 años. En 1994 sus restos fueron exhumados y trasladados al panteón familiar de Vitoria, con la misma inscripción que en la lápida de Bucarest: Ignacio Hidalgo de Cisneros, general de Aviación, Héroe del Pueblo Español.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí