Huelga de la Canadiense

Imagen: Wikimedia

Efemérides de esta Semana del 3 al 9 de Febrero

Destacamos:

El 5 de febrero de 1919 se iniciaba en Barcelona la huelga de la Canadiense, quizás la más emblemática de la historia de las luchas sociales en la España de principios del siglo XX. Duró 44 días y se saldó con el éxito de los huelguistas, que consiguieron, entre otras reivindicaciones, la implantación de la jornada laboral de ocho horas.

 

CV / En realidad, el nombre de la empresa era Barcelona Traction Light & Power Company Ltd, pero se la conocía como «La Canadiense» por la nacionalidad de su fundador, el ingeniero canadiense Frederick Stark Pearson (1861-1915). La actividad de «La Canadiense» era la producción y distribución del eléctrico, principalmente en la zona metropolitana de Barcelona. Esto comprendía el alumbrado público, el suministro doméstico, los tranvías, la red de ferrocarriles metropolitanos y las industrias que precisaban de energía eléctrica para su funcionamiento. Era, pues, de una importancia estratégica clave.

Las luchas obreras tenían ya una amplia tradición en Barcelona, el principal centro industrial del país

Las luchas obreras tenían ya una amplia tradición en Barcelona, el principal centro industrial del país. El sindicato hegemónico era la CNT, organización de inspiración anarquista fundada en 1910. La otra gran central sindical española, UGT, de inspiración socialista, era más minoritaria en Cataluña. La huelga fu impulsada y dirigida por la CNT, y se inició, curiosamente, como protesta contra la conversión en fijos de trabajadores temporales, aunque hay que decir que dichos temporales -entre los que había militantes de CNT- eran en la práctica fijos y que su «legalización» como plantilla estable acarreaba una substancial reducción salarial. Ante la protesta de los afectados, la empresa resolvió despedirlos. El resto de la plantilla se declaró solidariamente en huelga. La dirección envió a la policía y entonces la huelga se extendió al resto de secciones de la empresa. El 21 de febrero era ya una huelga general en todo el sector eléctrico.

El gobierno y la empresa alternaron la represión con fases intermitentes de negociación. Se declaró el estado de guerra y se detuvo a más de dos mil huelguistas

El gobierno y la empresa alternaron la represión con fases intermitentes de negociación. Se declaró el estado de guerra y se detuvo a más de dos mil huelguistas, lo cual llevó entonces a la huelga a los carreteros, chóferes, tipógrafos y obreros del textil. La huelga paralizó la práctica totalidad de la ciudad de Barcelona y su zona metropolitana. Ante el temor que la protesta se extendiera a otras regiones con influencia anarquista, como Aragón, Valencia y Andalucía, el gobierno y la patronal optaron, a su pesar, por la negociación. El 19 de marzo, tras aceptar la patronal las peticiones de los obreros, concluyó la huelga. Se consiguió la jornada laboral de ocho horas, la readmisión de los despedidos y la excarcelación de los detenidos, así como el pago de la mitad del salario durante los días de huelga.

Además, contra el clima de violencia que hasta entonces había caracterizado las protestas obreras, la de «La Canadiense» fue una huelga «pacífica» para los parámetros de la época: una bomba y «solo» cuatro asesinatos. Ello fue en gran parte debido a que los sectores más moderados de la CNT, con Salvador Seguí -El Noi de Sucre- al frente, mantuvieron en todo momento el control de la situación.

La patronal digirió mal la victoria obrera, acusando al gobierno de pasividad, y empezó a organizar sus propios sindicatos «libres» , contratando a pistoleros

Tal vez la huelga de «La Canadiense», por su carácter pacífico y por su rotundo éxito, hubiera podido marcar un rumbo distinto al que hasta entonces habían seguido las luchas obreras. Desgraciadamente no fue así. La patronal digirió mal la victoria obrera, acusando al gobierno de pasividad, y empezó a organizar sus propios sindicatos «libres», contratando pistoleros que llevaron a cabo asesinatos selectivos entre los huelguistas y los líderes sindicales más destacados. El propio Noi de Sucre, representante del sector más moderado de la CNT, fue asesinado por pistoleros de la patronal en 1923… Y los sectores más radicalizados de la CNT se hicieron con el control de la organización, devolviendo golpe por golpe y generando la espiral de violencia que caracterizó a la Barcelona del pistolerismo durante los años 20 y 30 del siglo XX.

 

También… esta semana

3 de febrero de 1901: Nacía en Chalamera (Huesca) el escritor Ramón J. Sender (1901-1982), autor de ‘La aventura equinoccial de Lope de Aguirre’, ‘Réquiem por un campesino español (Mosén Millán)’, ‘El rey y la reina’…

4 de febrero de 1789: George Washington era elegido primer presidente de los Estados Unidos de América. Ejerció su cargo durante dos legislaturas, entre 1789 y 1797.

5 de febrero de 1576: Durante las guerras de religión en Francia, Enrique III de Navarra abjuraba solemnemente del catolicismo y se hacía hugonote. Años después, para convertirse en rey de Francia –será Enrique IV, el primer monarca de la dinastía de Borbón- se convertía de nuevo al catolicismo pronunciando la lacónica frase: “París bien vale una misa”.

6 de febrero de 1482: En Sevilla tenía lugar el primer auto de fe de la Inquisición española, recién creada por los Reyes Católicos. Permanecerá durante tres siglos y medio.

7 de febrero de 1489: El monje dominico Girolamo Savonarola organizaba en Florencia una quema de libros y obras de arte que bautizó como “la hoguera de las vanidades”. El pintor Sandro Botticelli, para evitar la persecución, arrojó al fuego algunas de sus obras sobre temas mitológicos clásicos.

8 de febrero de 1828: Nacía en Nantes (Francia) el escritor francés Julio Verne (1828-1905), autor de novelas de ciencia ficción que, en muchos casos, se anticipó a los posteriores logros de la ciencia. Es autor de obras como ’20.000 leguas de viaje submarino’, ‘De la Tierra a la Luna’, ‘La vuelta al mundo en 80 días’, ‘Viaje al centro de la Tierra’…

9 de febrero de 1881: Fallecía en San Petersburgo (Rusia) el escritor Fiódor Dostoyevski (1821-1881), autor de ‘Crimen y castigo’, ‘Los hermanos Karamazov’…

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí