Identificar genes cancerosos

Wikipedia

Un nuevo mapa de las interacciones entre las proteínas humanas podría ayudar a determinar de manera precisa genes cancerosos

.

Un equipo internacional de investigadores ha publicado un artículo donde se describe de manera precisa el mapa más completo hasta la fecha sobre las interacciones entre proteínas. El nuevo mapa abarca unas catorce mil interacciones entre pares de proteínas y es al menos cuatro veces más grande que cualquier otro mapa anterior de este tipo. Según Lab Product News, contiene más interacciones de alta calidad que todos los estudios previos juntos.

.
Este tipo de identificación de las interacciones entre proteínas podría ayudar a los investigadores a comprender cómo funcionan las células a un nivel molecular y, en último término, ayudar a identificar algunos de los genes implicados en el desarrollo del cáncer. Codirigido por Frederick Roth de la Universidad de Toronto y por Marc Vidal de la Escuela de Medicina de Harvard, el estudio es la culminación de años de investigación en el interactoma humano, un mapa completo de cada una de las interacciones entre pares de proteínas en humanos con el objetivo de desarrollar este nuevo mapa.

La identificación de las interacciones entre proteínas es casi como crear un manual sobre el funcionamiento de la célula humana. En una entrevista concedida a Scientific American, Roth estableció una analogía entre su trabajo y el de un mecánico que dispone de una lista de los componentes de un coche pero no tiene idea de cómo estas piezas están interconectadas: «Esto nos lleva desde un simple borrador de una lista de componentes, sin ningún orden en concreto, a una lista con los pares de piezas. Ahora podemos empezar a comprender cómo estas encajan entre sí».

Las proteínas cancerosas son más propensas a interrelacionarse entre sí que a conectarse de manera aleatoria con proteínas no cancerosas

En Scientific American se añade: «Roth estima que el nuevo mapa captura entre el cinco y el diez por ciento de todas las interacciones entre proteínas en células humanas. Esto puede no parecer mucho, pero el último gran avance en el interactoma humano fue hace casi una década, cuando Roth publicó el primer mapa con solo unas tres mil interacciones entre proteínas».

Los investigadores emplearon experimentos de laboratorio para identificar las interacciones entre proteínas y, posteriormente, se valieron de modelos informáticos para localizar de manera precisa proteínas vinculadas con una o más proteínas cancerosas.

En declaraciones a Lab Product News, Roth destacó que esta es la primera vez que un estudio ha demostrado que las proteínas cancerosas son más propensas a interrelacionarse entre sí que a conectarse de manera aleatoria con proteínas no cancerosas. En sus propias palabras: «Una vez que ves qué proteínas vinculadas con la misma enfermedad tienen más probabilidad de estar interrelacionadas entre sí que con otras proteínas, ya puedes emplear esta red de interacciones como una herramienta predictiva para descubrir nuevas proteínas cancerosas y los genes que las codifican».

Scientific American destaca las aplicaciones inmediatas de este descubrimiento en la investigación del cáncer: «Unos estudios han vinculado el gen MAPK1IP1L con la formación de tumores en ratones, pero no se ha estudiado en detalle y la proteína que codifica este gen no está descrita actualmente como una proteína cancerosa en humanos. El estudio de Roth descubrió que la proteína codificada por el gen MAPK1IP1L interactúa con al menos tres proteínas cancerosas conocidas. Esto no quiere decir necesariamente que el gen MAPK1IP1L es un gen canceroso, pero sí sugiere una vía para la investigación futura».

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí