Los profesionales del servicio han creado un programa informático propio (Matlab) que interpreta el TC y facilita decidir donde se ubicarán las fuentes radioactivas para poder irradiar el tumor

Estudiantes de Ingeniería Biomédica trabajan en el Hospital del Mar en impresión 3D y radioterapia para tratar el cáncer de piel

.

El Hospital del Mar es el primer centro de España que utiliza la impresión 3D para tratar el cáncer de piel con tumores pequeños utilizando la plesioterapia de tasa de dosis alta (HDR), un tipo de braquiterapia de contacto en la que la fuente de radiación se sitúa dentro o cerca de la zona afectada. El equipo del Servicio de Oncología Radioterápica ha trabajado durante dos años para validar la aplicación de la impresión 3D a la braquiterapia.

.

UPF / Esta técnica se ajusta mejor el tratamiento y a la dosis indicada para cada paciente, es más cómoda para el enfermo, ahorra visitas al hospital y minimiza las posibles molestias ocasionadas por la radiación sobre la piel. La incorporación de la impresión 3D ha sido posible gracias a la colaboración de la empresa BSDI-3DBOTICS, del grupo 3DLAB S.L y de Elena Monfort y Simran Anand,  alumnas en prácticas curriculares (de enero a julio del 2018) del grado en Ingeniería Biomédica de la Universitat Pompeu Fabra, que están siendo dirigidas por Òscar Pera, responsable técnico del proyecto y Físico Médico del servicio.

Esta técnica se ajusta mejor el tratamiento y a la dosis indicada para cada paciente, es más cómoda para el enfermo, ahorra visitas al hospital y minimiza las posibles molestias

.

La impresora 3D permite automatizar y mejorar la calidad del proceso

La impresora 3D permite automatizar y mejorar la calidad de los moldes manuales utilizados para la administración de braquiterapia. El paciente, después de ser valorado por la Unidad Funcional de Cáncer Cutáneo del Hospital, se somete a un escáner con un equipo de tomografía computada (TC), que permite obtener una imagen sobre la cual se diseñará un molde.

Hasta ahora, este proceso se hacía de forma manual, sobre el paciente, utilizando material termoplástico.

Ahora, los profesionales del servicio han creado un programa informático propio (Matlab) que interpreta el TC y facilita decidir donde se ubicarán las fuentes radioactivas para poder irradiar el tumor. Cuando el diseño está preparado, se envía a imprimir en 3D. Cuando acaba la impresión, se hace un segundo escáner al enfermo con el molde para confirmar que encaja a la perfección.

.

Tareas específicas que llevan a cabo las estudiantes del grado de Ingeniería Biomédica

Elena Monfort y Simran Anand explican, “con la ayuda del profesor Òscar Pera, nos encargamos de crear los moldes para los pacientes, así como también de la optimización del código del programa informático Matlab para agilizar la logística del proceso de tratamiento”. “La idea de trabajar en el hospital surgió a raíz de unas clases prácticas que hicimos en la asignatura de Fisiopatología y dado que nuestra formación incluye temas médicos y temas físicos, pensamos que era una buena opción empezar a trabajar en el ámbito de la radioterapia y la impresión 3D en el Hospital del Mar”, añaden.

La impresora 3D permite automatizar y mejorar la calidad de los moldes manuales utilizados para la administración de braquiterapia

Para poder hacer este trabajo ha sido crucial la formación adquirida en el grado de Ingeniería Biomédica,  tanto en programación Matlab y diseño en 3D (FreeCAD, Meshmixer), como en fisiología, fisiopatología y física radiológica, principalmente. “El hecho de tener esta oportunidad mientras estudiamos nos ha ayudado a aprender mucho más y aplicar los conocimientos que vamos aprendiendo día a día. Trabajar y estudiar a la vez, nos ha obligado a saber organizar tanto nuestro tiempo laboral, como el personal”, afirman estas estudiantes en prácticas.

.

Unos estudios multidisciplinares y con perspectivas de futuro

Por lo que concierne a las perspectivas de futuro de este grado que imparte la Escuela de Ingeniería de la UPF, para Elena: “escogí la carrera de Ingeniería Biomédica por ser multidisciplinaria, por estar entre la física, las matemáticas y la medicina. Mis perspectivas de futuro están muy relacionadas con las prácticas que ahora estoy haciendo en el Hospital del Mar, ya que me gustaría poder incluir en los servicios médicos la figura del Ingeniero biomédico (que mucha gente desconoce), para así mejorar algunos procesos y aportar nuevas técnicas a la medicina.

Para Simran: “el hecho que combinar la parte biológica y la parte matemática me interesó desde el principio, y pensar que en un futuro podría ayudar a la gente, me motivó en entrar en esta carrera. En un futuro, una vez me gradúe,  pienso hacer un máster que esté relacionado y luego intentar obtener un trabajo. Hoy en día aún no estoy segura de qué trabajo me gustaría tener, ya que hay bastantes cosas del grado que me interesan,  así que estoy abierta a cualquier oportunidad”.

.

Share