Impulsar alimentos innovadores

Investigadores europeos crean herramientas para impulsar los alimentos innovadores

.

Investigadores financiados por la Unión Europea han creado un conjunto de herramientas que mejora la comunicación y aumenta el grado de éxito de las tecnologías alimentarias innovadoras en Europa.

.

Un conjunto de herramientas desarrollado por investigadores dotados de fondos de la Unión Europea facilitará a las empresas alimentarias la tarea de comunicar los beneficios que ofrecen sus innovaciones a consumidores y otras partes interesadas. Estas herramientas son fruto del trabajo que desde 2011 viene realizando el proyecto CONNECT4ACTION, el cual ha contado con fondos europeos para dar con formas nuevas de promocionar los beneficios de los alimentos innovadores.

Cuenta con siete módulos, disponibles en el sitio web del proyecto, y un foro de debate

El conjunto de herramientas cuenta con siete módulos, disponibles en el sitio web del proyecto, y un foro de debate. Las herramientas incluyen un conjunto de recomendaciones en las que se resumen los resultados del trabajo realizado y que se han adaptado a las distintas fases del desarrollo de tecnologías y productos innovadores.

Este sistema disponible en Internet cuenta con varios módulos de formación destinados a académicos jóvenes y profesionales industriales e incluye ejemplos concretos de estrategias de comunicación empleadas por empresas dedicadas a los alimentos durante el proceso de innovación. Puede consultarse además un glosario en el que se definen términos de uso frecuente y cuyo cometido es generar homogeneidad entre distintas disciplinas.

[blocktext align=”left”]Orientará a las empresas alimentarias a la hora de generar un plan de comunicación de sus tecnologías o productos

El conjunto de herramientas orientará a las empresas alimentarias a la hora de generar un plan de comunicación de sus tecnologías o productos. Esta mejora de las técnicas de comunicación permitirá lograr una comercialización más amplia y, de ese modo, impulsar el sector alimentario.

La importancia de este aspecto se observa en el actual porcentaje de fracaso, situado entre el setenta y el ochenta por ciento, que registran los alimentos innovadores introducidos en Europa. Esta situación implica que se pierden, además de inversiones fundamentales en un momento de constante presión económica, oportunidades para generar soluciones nuevas a problemas sanitarios y medioambientales acuciantes. Además supone una pérdida de posiciones por parte de Europa en un entorno competitivo a escala planetaria.

El proyecto CONNECT4ACTION, financiado con cerca de 1 millón de euros, tenía el cometido de conocer mejor las necesidades y preferencias de los consumidores para trasladarlas al desarrollo y la comercialización de tecnologías alimentarias nuevas. Sus investigadores también identificaron obstáculos a la aceptación de las nuevas tecnologías alimentarias por parte de los consumidores y puso en marcha dos revisiones de la bibliografía al respecto.

La primera revisión se dedicó a la comunicación interna (entre distintos departamentos como los de I+D y marketing) y la segunda a la comunicación externa (dirigida a consumidores y la sociedad en general, pero también a otras partes interesadas como minoristas y políticos). Un análisis de las estrategias previas, acompañado de entrevistas y talleres con expertos en la materia, dio lugar al desarrollo del conjunto de herramientas y al material de formación publicado recientemente y cuya finalidad es mejorar la comunicación.

Los investigadores de CONNECT4ACTION crearon también una plataforma web en la que reunir bajo un mismo techo a, por un lado, científicos y tecnólogos pertenecientes a empresas, universidades y centros de investigación y dedicados a los alimentos y, por otro lado, a periodistas, consumidores y científicos dedicados al estudio del consumo. Esta comunidad en línea aportó al proyecto opiniones y datos durante sus distintas fases y sirvió como muestra de una estrategia de comunicación mejorada.

El proyecto finaliza al término de noviembre de 2014.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí