Indicio genético contra la diabetes

La metformina se ha utilizado en todo el mundo durante muchos años para tratar a pacientes de diabetes tipo 2. Este fármaco no sólo reduce el riesgo de cardiopatías y enfermedades renal y ocular en diabéticos sino que también puede utilizarse contra el cáncer.

Descubierta una relación entre un gen y un mecanismo farmacológico contra la diabetes

.

Insulin_pump_with_infusion_set_editedCientíficos financiados con fondos comunitarios han dado con un indicio genético de la función de un fármaco contra la diabetes en el tratamiento al paciente. Este descubrimiento podría ampliar el desarrollo de fármacos en el futuro. Su investigación, publicada mediante un artículo en la revista Nature Genetics, recibió fondos del proyecto EXGENESIS («Beneficios del ejercicio físico para la salud: identificación de genes y rutas de señalización involucradas en los efectos del ejercicio sobre la resistencia a la insulina, la obesidad y el síndrome metabólico»).

Financiado con 12,7 millones de euros mediante el área temática «Ciencias de la vida, genómica y biotecnología aplicadas a la salud» del Sexto Programa Marco (6PM), el proyecto ha contribuido a aumentar el conocimiento de los mecanismos moleculares implicados en afecciones crónicas como la diabetes.

La metformina se ha utilizado en todo el mundo durante muchos años para tratar a pacientes de diabetes tipo 2. Este fármaco no sólo reduce el riesgo de cardiopatías y enfermedades renal y ocular en diabéticos sino que también puede utilizarse contra el cáncer. No obstante, hasta ahora la comunidad científica no había logrado desentrañar los mecanismos de este compuesto.

Esta investigación aporta información importante sobre el funcionamiento de este fármaco. Científicos de la Universidad de Dundee (Reino Unido) utilizaron datos anónimos para generar un sistema de información clínica sobre personas con diabetes relacionadas con muestras de sangre donadas por 20.000 personas en la región escocesa de Tayside.

Descubrieron que la metformina funcionó en 2.800 pacientes y descubrieron una zona del cromosoma 11 que incluye un gen denominado ATM (ataxia telangiectasia mutada) que alteró la respuesta de la población a la metformina. El Dr. Ewan Pearson de la Universidad de Dundee indicó que el ATM está implicado en el sistema celular de la respuesta al daño del ADN (ácido desoxirribonucleico), un mecanismo defectuoso capaz de provocar cáncer.

Sus colegas de la Universidad de Oxford replicaron el descubrimiento de Dundee en más de 1.100 personas mediante un tratamiento de metformina. En su investigación utilizaron un ensayo clínico prospectivo, concretamente el UKPDS (Estudio Prospectivo sobre Diabetes del Reino Unido). Otros estudios posteriores también confirmaron la función crucial que ejerce el ATM en la regulación de los mecanismos de la metformina.

«En uno de los estudios más amplios de su clase, hemos utilizado la genética de una respuesta farmacológica, o farmacogenética, para investigar el funcionamiento de la metformina», explica el Dr. Pearson, miembro del Instituto de Investigación Biomédica de la Universidad de Dundee y uno de los autores del estudio.

«Esperamos encontrar genes implicados en la regulación del azúcar en la sangre por lo que el descubrimientos de la implicación del ATM en la respuesta de la metformina fue completamente sorprendente. A pesar de los muchos estudios que ha realizado la comunidad científica dedicada al cáncer sobre el ATM nunca antes se había sospechado que ejercía una función en el mecanismo de este fármaco común contra la diabetes. Nuestro descubrimiento reúne mecanismos que protegen contra el cáncer y reducen la concentración de glucosa en la sangre, lo que sugiere un nuevo campo de estudio para el desarrollo de fármacos contra la diabetes.»

El profesor Colin Palmer, coautor del artículo y también perteneciente al Instituto de Investigación Biomédica, indicó que a pesar de la naturaleza revolucionaria del descubrimiento aún es necesario garantizar la práctica clínica de las pruebas genéticas para «guiar el tratamiento de formas típicas de diabetes de tipo 2».

El profesor Peter Donnelly, director del Wellcome Trust Case Control Consortium de Oxford e investigador principal del estudio afirma que: «Hemos mostrado la utilidad de la genética en la investigación de los mecanismos farmacológicos. Además, este estudio es el primero que ha identificado sólidamente la involucración de un gen en la metformina y por tanto es un primer paso relevante hacia el conocimiento de cómo pueden afectar los genes de una persona su respuesta a un tratamiento.»

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí