Inmigrantes competentes y comunicativos

Equipo del proyecto KRISTINA / UPF

La tecnología ayudará a los inmigrantes a superar los retos comunicativos

.

En Europa es un hecho que el flujo migratorio de personas va en aumento. Esto no está exento de retos. A menudo, las personas que migran a otro país, sea porque no hablan bien el idioma o porque no tienen suficiente conocimiento de la cultura del país al que acuden o porqué no están familiarizados con las administraciones de atención al ciudadano del país de residencia, a menudo se enfrentan con problemas de atención sanitaria, de aislamiento, de desconocimiento de oportunidades laborales, o a dificultades debidas a una falta de una comunicación efectiva.

.

UPF / Para hacer frente a estos retos, desde una vertiente tecnológica, los días 19 y 20 de marzo, tuvo lugar la reunión de inicio del proyecto europeo KRISTINA (A Knowledge-Based Information Agente with Social Competence and Human Interaction Capabilities) en el campus de Poblenou de la UPF. Un proyecto de tres años de duración que pertenece a la iniciativa Leadership in enabling and industrial technologies del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea. KRISTINA está coordinado por Leo Wanner, investigador ICREA del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) de la UPF y director del Grupo de Investigación en Tratamiento Automático del Lenguaje Natural (TALN).

El objetivo principal del proyecto KRISTINA es estudiar y desarrollar tecnologías que ayuden a las personas inmigrantes a ser socialmente competentes y comunicativas en el idioma del país de residencia, a través de dispositivos de comunicación móviles. Una idea especialmente pensada para que estas personas superen las barreras lingüísticas y culturales del país de acogida, sobre todo en cuanto a cuestiones relacionadas con la información básica y sanitaria.

Se incidirá en la gestión del diálogo, el análisis de la comunicación hablada, facial y gestual, y la comunicación multimodal 

El proyecto incidirá muy especialmente en la búsqueda de la gestión del diálogo, el análisis de la comunicación hablada, facial y gestual, y la comunicación multimodal. La validez de la tecnología desarrollada se evaluará mediante dos fases piloto en diferentes tipos de usuario.

El primer caso piloto consistirá en la evaluación del agente tecnológico en dos escenarios; en primer lugar, la evaluación de la comunicación natural en personas de edad avanzada de procedencia turca en un contexto geriátrico y de dependencia, y en segundo lugar, en un grupo de cuidadores de origen polaco que atienden a personas con demencia en Alemania.

El segundo caso piloto evaluará la información que las personas inmigrantes del Magreb tienen sobre el sistema sanitario del país de residencia; concretamente las establecidas en las ciudades de Barcelona y Málaga. El software del proyecto proporcionará información en la lengua nativa del usuario (en este caso árabe) sobre temas cruciales para su salud, como consultorios médicos que tiene a su alcance, salud sexual y reproductiva, y salud mental, entre otros.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí