La UE precisa de un flujo constante de ideas, estrategias y planteamientos nuevos

Dos nuevos informes de LIPSE sobre la innovación social

.

El proyecto financiado con fondos de la Unión Europea LIPSE acaba de publicar dos informes sobre tendencias en materia de innovación social y sus posibles mejoras. Se incide en la importancia de ofrecer un espacio de crecimiento a las redes informales y se entiende que la creación conjunta debe considerarse un complemento a los servicios públicos existentes y no su sustituto.

.

El modelo social europeo ha sido durante años un eje de la visión de la UE y su mejora supone una labor sin fin. Para mantenerse a la vanguardia, la UE precisa de un flujo constante de ideas, estrategias y planteamientos nuevos. A esta labor se le denomina innovación social y el proyecto LIPSE contribuye en gran medida a su análisis y desarrollo, en concreto en lo referente al sector público y su capacidad para adaptarse a las necesidades sociales, en constante evolución.

Se incide en la importancia de ofrecer un espacio de crecimiento a las redes informales 

El proyecto ya se encuentra en su tercer año y ha reunido varios de sus resultados en sus dos primeros informes, titulados «Innovation environments and capacity in the public sector» y «Co-creation and citizen involvement in urban environments: cases of social innovation».
El primero se basa en un análisis de redes sociales realizado en las ciudades de Copenhague, Barcelona, Róterdam y Edimburgo. Sus responsables elaboraron un compendio del personal y el organigrama de cada ayuntamiento, realizaron una encuesta en línea entre administradores y políticos y entrevistaron a innovadores locales descubiertos gracias a la encuesta. De los datos recabados se extrajo información de interés, como por ejemplo una lista de retos y motores de la innovación, un sistema de calificación de la innovación y un análisis de las actividades destinadas a la creación de redes. El equipo investigador se dedicó a continuación a determinar la influencia que ejerce cada uno de estos indicadores en el resto.

El informe contiene conclusiones interesantes sobre la relación estrecha que guardan las comunicaciones más externas y la innovación autocalificada con mayor puntuación, la función de los intermediadores, los tipos ideales de liderazgo y la forma idónea de alcanzar un equilibrio entre los lazos sociales débiles y fuertes. Además se incide en la importancia de ofrecer un espacio de crecimiento a las redes informales, pues cuentan con herramientas más adecuadas para la innovación que las estructuras jerárquicas rígidas.

.

La verdad sobre la creación conjunta

El segundo informe trata sobre la creación conjunta, un fenómeno en el que se invita a los ciudadanos a participar de un modo activo en el diseño y la puesta en marcha de proyectos públicos. Un buen ejemplo de los beneficios de esta estrategia, descubierto por el proyecto, se encuentra en Eslovaquia, donde grupos de estudiantes trabajaban para mejorar las condiciones de vida de los romaníes mediante una iniciativa de financiación colectiva. En LIPSE se concluyó que, de los catorce ejemplos extraídos de siete países, muchos no alcanzan a cumplir los objetivos iniciales establecidos por la administración cuando ésta brinda su apoyo.

«Una conclusión sorprendente es la de que, según nuestro parecer, la creación conjunta no logra en todos los casos democratizar en mayor medida los servicios públicos ni ampliar la variedad de sus beneficiarios. Algunos de los ejemplos elegidos muestran que, sobre todo cuando la administración deja de ofrecer un servicio público, son a menudo los ciudadanos con mayor nivel educativo y más acaudalados los que se encuentran mejor situados para cubrir estas lagunas con proyectos nuevos», apunta William Voorber, de la Universidad Erasmo de Róterdam, en un artículo publicado en el blog del proyecto.

La creación conjunta debe considerarse un complemento a los servicios públicos existentes y no su sustituto

Si bien en el proyecto se señalan las ventajas de la creación conjunta —por ejemplo, el hecho de que se creen comunidades más sólidas— y las condiciones más adecuadas para que sea eficaz, el equipo al cargo hace hincapié en que la creación conjunta debe considerarse un complemento a los servicios públicos existentes y no su sustituto. El informe también contiene varios consejos valiosos sobre el impacto de las subvenciones.

Esta investigación fructífera sólo es una instantánea de lo que LIPSE puede aún ofrecer. Los resultados de otros grupos de trabajo se publicarán en breve e incluirán una descripción de las recomendaciones ofrecidas por defensores del pueblo y auditores, un estudio sobre las opiniones recibidas y un informe sobre la definición y la administración de riesgos en los procesos de innovación social.