«Nuestra estructura de nanohilos evita que las células gliales encapsulen los electrodos como es habitual», afirmó Christelle Prinz

La Universidad de Lund, al frente de la investigación neurológica

.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Lund (Suecia) ha desarrollado un nuevo material de nanohilo que podría mejorar los implantes encefálicos. En paralelo, otro equipo de la misma universidad ha logrado un avance en implantes de electrodos encefálicos.

.

Cordis / Existen ciertos problemas persistentes relacionados con los implantes encefálicos actuales que limitan su eficacia. Uno de esos problemas es que el organismo reconoce los implantes como objetos extraños y por tanto genera una encapsulación del electrodo que acaba por amortiguar la señal recibida. Un equipo de la Universidad de Lund propone resolver este problema mediante una estructura de nanohilo.

El sustrato nuevo, que permite que crezcan y proliferen las neuronas, está fabricado a partir de un semiconductor

El sustrato nuevo, que permite que crezcan y proliferen las neuronas, está fabricado a partir de un semiconductor, el fosfuro de galio, y cada uno de sus nanohilos protuberantes tiene un diámetro de tan solo ochenta nanómetros (milmillonésimas de metro).

«Nuestra estructura de nanohilos evita que las células gliales encapsulen los electrodos como es habitual», afirmó Christelle Prinz, investigadora de nanofísica en la Universidad de Lund y desarrolladora de esta técnica junto a Maria Thereza Perez, investigadora de oftalmología.

Prinz añadió: «Me quedé gratamente sorprendida con los resultados. Las células gliales habían atacado los electrodos con virulencia en los experimentos in vitro anteriores».

© Thinkstock

© Thinkstock

El equipo sorteó el problema de la encapsulación mediante el desarrollo de un sustrato pequeño en el que las regiones de los nanohilos extremadamente finos se intercalan con regiones planas. Mientras que las neuronas crecen y amplían sus procesos sobre los nanohilos, las células gliales ocupan sobre todo las regiones planas intermedias. «Los distintos tipos de células prosiguen con su interacción», explicó Prinz. «Esto es necesario para la supervivencia de las neuronas debido a que las células gliales les aportan moléculas importantes». Hasta ahora, los ensayos sólo se han realizado con cultivos celulares (in vitro) pero los investigadores confían en proceder en breve con los experimentos in vivo.

Por otro lado, un equipo de investigación distinto de la Universidad de Lund informó de un posible progreso en cuanto a investigación neurológica. Este equipo, dirigido por el profesor Jens Schouenborg y la Dra. Lina Pettersson, desarrolló electrodos implantables capaces de obtener señales de neuronas individuales en el encéfalo durante periodos prolongados de tiempo sin provocar daños en estos tejidos.

Según se explica en Medicalxpress.com, esta tecnología permitirá conocer la función encefálica en personas sanas y enfermas. Según el profesor Schouenborg, la investigación podría dar lugar a tratamientos más eficaces contra enfermedades como la de Parkinson y el dolor crónico.

.

Fuente:

Basado en información de la Universidad de Lund y noticias publicadas en medios.

.

 

Share