Con el uso de este innovador catéter se consigue mejor información del corazón al mismo tiempo que se facilita la curación de la arritmia

El Hospital del Mar pionero en la utilización de un nuevo dispositivo para curar las arritmias

.

El Servicio de Cardiología del Hospital del Mar, dirigido por el Dr. Julio Martí, es el primer centro catalán que emplea un revolucionario catéter para tratar las arritmias cardíacas por ablación de una forma más fiable y efectiva.

.

Los minielectrodos permiten ver mejor las características del tejido del corazón y ayudan a interpretar mejor la arritmia

La ablación cardíaca es un procedimiento que se utiliza para corregir alteraciones en el ritmo cardíaco. Durante el procedimiento, se colocan unos pequeños electrodos dentro del corazón para medir su actividad eléctrica, electrodos que también se utilizan para destruir las áreas del corazón que están causando el problema. El innovador catéter que se está empleando en el Hospital del Mar integra tres minielectrodos que aumentan las propiedades de localización, validan las características del tejido tratado y proporcionan información a tiempo real sobre la eficacia de la ablación durante el procedimiento. Los minielectrodos permiten ver mejor las características del tejido del corazón y ayudan a interpretar mejor la arritmia.

“Con el uso de este catéter con microelectrodos es como si tuviéramos un ojo en el punto exacto de la ablación, sabes exactamente dónde estás quemando y esto da mejores resultados. Es especialmente útil en los casos donde es más complejo definir el punto concreto del corazón que se ha de tratar y, en este sentido, una mejor señal que ofrezca información precisa sobre la localización de la arritmia y de cómo está el tejido evitará intervenciones posteriores “, explica el Dr. Julio Martí, Jefe de Servicio de Cardiología del Hospital del Mar.

El nuevo catéter se puede utilizar en cualquier arritmia, pero hay que validar en qué situaciones puede tener un mayor valor añadido

El nuevo catéter se puede utilizar en cualquier arritmia, pero hay que validar en qué situaciones puede tener un mayor valor añadido

El nuevo dispositivo ofrece mejores señales eléctricas del corazón sin perjudicar el tratamiento mediante la ablación. Esto es muy importante ya que los electrofisiólogos cardiacos llevan 20 años luchando para conseguir que los catéteres ofrezcan mejores señales eléctricas sin que ello dificulte el tratamiento de la arritmia.

“Cuando menor es la distancia entre los electrodos, mayor es la fiabilidad del registro de la actividad eléctrica, pero, al mismo tiempo, para poder llevar a cabo la ablación, es necesario que la punta del catéter mida unos cuatro milímetros. El nuevo dispositivo consigue resolver la incompatibilidad existente entre tener un electrodo lo más pequeño posible para producir la señal, pero lo suficientemente grande como para realizar la curación de la arritmia”, explica el Dr. Julio Martí.

El nuevo catéter se puede utilizar en cualquier arritmia, pero hay que validar en qué situaciones puede tener un mayor valor añadido.

Hasta el momento, se ha empleado para tratar arritmias como el flutter auricular, taquicardias por vías accesorias y taquicardias auriculares. Progresivamente se espera extender su uso a otras arritmias como la fibrilación auricular, mucho más compleja.

.