Intervención psicológica para la Apnea del Sueño

La obesidad y los hábitos de vida no saludables son los principales factores de riesgo

El Síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS), caracterizado por episodios repetidos de bloqueo de las vías aéreas respiratorias durante el sueño, es el segundo trastorno del sueño, tras el insomnio, con más incidencia en la población española. La obesidad y los hábitos de vida no saludables (dieta hipercalórica, sedentarismo, consumo de alcohol y tabaco) son los principales factores de riesgo encontrados en pacientes con este trastorno.

 

UGR / La Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) es el segundo trastorno del sueño con mayor prevalencia. La obesidad y los hábitos de vida no saludables (dieta hipercalórica, sedentarismo, consumo de alcohol y/o tabaco y baja higiene de sueño) son sus principales causas, según los estudios y publicaciones científicas en esta área.

La Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) es el segundo trastorno del sueño con mayor prevalencia

Asimismo, según los expertos de la Cátedra del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco, el cambio en estos hábitos de vida para la mejora y posible cura de la sintomatología SAOS podría conseguirse mediante la implementación de una intervención psicológica en la que se incluyan expertos en nutrición y ejercicio físico para la pérdida de peso.

Para ello, el Laboratorio de Sueño y Promoción de la Salud del CIMCYC, con Almudena Carneiro-Barrera (contratada FPU) como encargada del proyecto y el Dr. Gualberto Buela-Casal como director, han diseñado un programa de intervención multidisciplinar que recoge por primera vez en España los aspectos psicológicos de los afectados como clave para tratar este trastorno del sueño.

 

Primera fase experimental

Arranca ahora la primera fase experimental con el reclutamiento de pacientes diagnosticados de SAOS con la colaboración del Hospital Universitario Virgen de las Nieves y, en concreto, del Dr. Germán Sáez Roca y Dr. Carlos Martín Carrasco de la Unidad de Sueño del Servicio de Neumología, de dónde procederán la mayor parte de los participantes.

Un centenar de hombres entre 18 y 65 años pasarán por el Laboratorio de Sueño y Promoción de la Salud del CIMCYC de la Cátedra del Sueño de la UGR-Grupo Lo Monaco para someterse a dicha intervención psicológica. Dieta hipocalórica, ejercicio físico moderado, higiene del sueño y reducción progresiva y abandono del consumo de tabaco y alcohol son los cinco módulos de los que se compone la intervención.

Un centenar de hombres entre 18 y 65 años pasarán por el Laboratorio de Sueño y Promoción de la Salud para someterse a dicha intervención psicológica

Para ello, los pacientes serán divididos en grupos de estudio dependiendo de la gravedad de los casos y se llevará a cabo una evaluación pre-tratamiento con medidas objetivas y subjetivas de variables de sueño, corporales y de calidad y estilo de vida. Cada participante será asignado a los módulos de intervención de los que se puedan beneficiar (dieta, ejercicio, higiene del sueño, abandono del alcohol/tabaco) y se llevará a cabo la intervención de sesiones semanales durante ocho semanas.

Una vez finalizada la intervención, se pasará a realizar la evaluación post-tratamiento, tanto del grupo experimental como del grupo control. A los 3 y 6 meses se llevará a cabo una evaluación a medio y largo plazo para analizar el mantenimiento de los resultados/beneficios obtenidos mediante la intervención en hábitos de vida.

 

La Apnea y los principales síntomas

Se trata de un problema en el que se producen paradas respiratorias (apneas) mientras la persona duerme, por impedimento del paso del aire a través de la garganta. Para que se pueda emitir el diagnóstico, se deben producir al menos cinco paradas (completas o parciales) por hora de sueño, con una duración superior a 10 segundos cada uno de estos ceses respiratorios.

Dejar de respirar en segundos: detectar cómo la persona que está dormida deja de respirar en algunos momentos, y tras unos segundos, presenta ahogo o asfixia, todo ello de forma constante durante toda la noche.

Sudoración: en la mayoría de los casos, las personas sudan bastante mientras duermen sin que la causa sea un calor excesivo.

Ronquido: la apnea del sueño va a asociado con el ronquido, y en esos momentos de cese de respiración, la persona también deja de roncar y por ello se percibe esta falta de respiración, pero no hay que confundir este trastorno con el ronquido. Una persona que ronca no tiene porque padecer apnea, aunque por el contrario, prácticamente todas las personas que tienen apnea, roncan.

 

Laboratorio del Sueño

El Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) y la nueva Cátedra de Investigación del Sueño de la UGR–Grupo Lo Monaco, puestos en marcha en colaboración con la Universidad de Granada y la compañía líder en descanso, llevan a cabo de manera conjunta investigaciones basadas en el estudio, evaluación, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de aspectos relacionados con el sueño. El Laboratorio del Sueño de la Universidad de Granada es el mayor centro de investigación de Europa de estas características.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí