Jean Paul Marat

Retrato de Jean-Paul Marat (1743-1793) © Gianni Dagli Orti/CORBIS

Tal día como hoy… 13 de julio de 1793 era asesinado en París Jean Paul Marat

 

El 13 de julio de 1793 era asesinado en París, mientras tomaba un baño, el médico, científico, periodista, político y revolucionario francés Jean Paul Marat. Fue apuñalado por una girondina, Charlotte Corday, con un cuchillo que había comprado pocas horas antes, en venganza por la ejecución de su hermano.

 

CV / Marat es uno de los más conocidos líderes revolucionarios franceses, tenido también por uno de los instigadores de la época del terror y el más extremista. Sin embargo, su interés por la política fue más bien tardío. Hasta poco antes de empezar el proceso revolucionario francés, era más conocido por su actividad científica, con más éxito en Inglaterra, donde desarrolló la mayor parte de su carrera, que en Francia.

En 1773 publicó su primera obra ‘Philosophical Essay on Man’, que luego él mismo tradujo al francés. En dicha obra sostenía que la fisiología era la ciencia del futuro

Nació el 24 de mayo de 1743 en la villa suiza de Boudry, en el cantón de Neuchâtel, hijo de padre inmigrante sardo y de madre suiza, ambos de religión protestante. Su apellido de nacimiento era Mara, pero posteriormente se lo afrancesó añadiendo la «t». A los 16 años, tras la muerte de su madre, se trasladó a Burdeos para estudiar Medicina. Mostró un gran interés por dos disciplinas «nuevas», la óptica y la electricidad, que aplicó posteriormente, cuando fue a ejercer de médico en París, para curar enfermedades oculares. Hacia 1770 se trasladó a Holanda, y tras una breve estancia se desplazó a Inglaterra para ejercer de médico, adquiriendo una sólida reputación.

En 1773 publicó su primera obra ‘Philosophical Essay on Man’, que luego él mismo tradujo al francés. En dicha obra sostenía que la fisiología era la ciencia del futuro y la que tarde o temprano solucionaría los problemas de la conexión entre cuerpo y alma. El libro le valió las críticas de Voltaire, lo cual le hizo aún más famoso. Siguiendo con su producción científica, en 1775 publicó un ensayo sobre la gonorrea que le valió el reconocimiento como doctor en Medicina por la Universidad de Saint-Andrews. Se hizo muy popular como médico de aristócratas e investigó sobre el calor, la luz y la electricidad. Propuesto para la Academia de las Ciencias francesa, fue rechazado por su oposición a la física newtoniana. Goethe consideró este rechazo una muestra de «despotismo» científico. Conoció y se hizo amigo de Benjamin Franklin durante las estancias de este en Londres, que le admiraba. Su oposición a Newton no fue óbice como para que, en 1783 tradujera al francés su obra ‘Opticks’, un tratado de óptica.

En 1788 Marat experimentó una suerte de epifanía; abandonó sus actividades como científico y filósofo, y decidió dedicarse de lleno a la política

Cuando en 1788 se convocaron los estados generales en Francia, que no se habían reunido en los últimos 150 años, Marat experimentó una suerte de epifanía; abandonó sus actividades como científico y filósofo, y decidió dedicarse de lleno a la política; inicialmente como periodista. Se trasladó a Francia y fundó su propio periódico. Se llamó primero ‘Moniteur Patriote’, luego ‘Publiciste Parisien’ y, finalmente, el nombre con el que se hizo famoso, ‘L’ami du Peuple’. Desde sus páginas se dedicó a fustigar a la oligarquía, tanto aristocrática como reformista, adquiriendo gran notoriedad como creador de opinión, sobre todo entre los sans-culotte. Se le llamó ‘La ira del pueblo’.

En 1789 lanzó una campaña contra el marqués de La Fayette. Avisado de que se estaba planeando detenerle, huyó a Londres, desde donde siguió despotricando contra los reformistas, como el ministro Necker. Regresó a París en mayo de 1790 y, ya en plena revolución, tuvo que refugiarse durante un tiempo viviendo en las alcantarillas de París, periodo en el cual contrajo una enfermedad crónica en la piel –probablemente dermatitis herpetiforme-. En diciembre de 1791 huyó de nuevo a Inglaterra, regresando a París en 1792 e ingresando en el Club de los Cordeliers –la facción jacobina-.

Fue elegido miembro de la Comuna de París, apoyó las masacres de septiembre de 1792 y fundó el Comité de Vigilancia, con las listas negras para los guillotinados

Fue elegido miembro de la Comuna de París, apoyó las masacres de septiembre de 1792 y fundó el Comité de Vigilancia, con la explícita misión de eliminar a los contrarrevolucionarios. Él mismo elaboró las listas negras de los que debían ser guillotinados. Al proclamarse la República, fue elegido miembro de la Asamblea Nacional. Parece ser que una de sus víctimas fue el eminente químico Antoine de Lavoisier, acaso en una muestra de «contradespotismo» científico (?). Era uno de los personajes más temidos por su radicalidad y métodos expeditivos. Obviamente, votó a favor de la muerte de Luis XVI, pero en cambio, pidió el perdón para Malesherbes, que no obstante fue también guillotinado. Después fue a por los girondinos…

El 13 de julio de 1793, en la cima del poder, estaba tomando un baño reparador, el único alivio a su infección dérmica, cuando apareció en su casa una joven que dijo venir de Normandía con noticias de una conspiración girondina. Marat ordenó que la dejaran entrar y, desde la bañera, le pidió la lista de los conjurados. “Todos serán guillotinados”, se cuenta que dijo. No tuvo tiempo de decir nada más. Charlotte Corday le clavó el cuchillo en el pecho, causándole la muerte.

Tras su muerte, Marat fue prácticamente deificado, erigiéndose estatuas suyas por toda Francia y sus bustos substituyeron a los crucifijos en las iglesias de París. Charlotte Corday fue guillotinada el 17 de julio; le siguieron cientos de girondinos…

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí