Créditos: Giustino Menescardi – John Cabot in traditional Venetian garb by Giustino Menescardi (1762)

Tal día como hoy… 23 de mayo de 1450 nacía Juan Caboto

.

El 23 de mayo de 1450 nacía en Génova Juan Caboto, marino, explorador y cartógrafo, el primer europeo que avistó y pisó América del Norte. Conocido también como Giovanni Caboto o John Cabot, según las lenguas de los distintos lugares en que residió, fue en cierto modo un émulo de Cristóbal Colón, al que acaso intentó anticiparse, sin conseguirlo, y con el cual compartió la idea de llegar a Asia por el oeste, convenciendo en su caso a los ingleses, y topando con Terranova y América del Norte.

.

CV / Desde la segunda mitad del siglo XV la idea de alcanzar Asia navegando por el Atlántico hacia el oeste y establecer una nueva ruta de las especias, flotaba en el ambiente. La caída de Constantinopla, tomada por los turcos en 1453, supuso un serio quebranto en la ruta comercial usada hasta entonces, pero más allá de esto, las noticias de los avances en la exploración del Atlántico daban pábulo a la idea. Los portugueses dedicaron el siglo XV al establecimiento de una ruta de navegación que, a través del Atlántico sur y doblando el Cabo de Buena Esperanza, les llevara hasta la India surcando el Índico. Colón propuso a la Corona española intentarlo por el Atlántico, navegando hacia el oeste, ligeramente por encima del trópico, y topó con América, aparentemente sin saber que se trataba de un nuevo continente. Caboto pensó que la mejor ruta era la del noroeste, en la consideración de que navegando hacia el norte, la ruta desconocida sería más corta.

Caboto pensó que la mejor ruta hasta la India era la del noroeste, en la consideración de que navegando hacia el norte, la ruta desconocida sería más corta

Aunque genovés de nacimiento –como Colón-, se educó en Venecia y obtuvo la ciudadanía veneciana hacia 1476. Marino de profesión, navegó por el Mediterráneo y el Mar Rojo. Se ignora si en algún momento habría podido navegar más allá del golfo de Adén, pero entra dentro de lo posible. Al igual que en el caso de Colón, cuya sombra parece reseguir, se conocen pocos datos de su biografía, más allá de su matrimonio con una dama veneciana, y que uno de sus tres hijos, Sebastián, fue también un renombrado explorador y marino. Se sabe también que muy probablemente anduvo metido en comercio de esclavos por cuenta del sultán de Egipto, aunque su propia afirmación de haber visitado La Meca, que le hizo al embajador milanés en Londres durante su estancia en Inglaterra, parece bastante dudosa.

.

Caboto y los futuros Estados Unidos

Si había que emprender la exploración del Atlántico para llegar a las Indias, los países mejor situados eran sin duda los que estaban más al oeste. Acaso con esta idea, se trasladó a Valencia en 1490, y al parecer ofreció sus servicios a Portugal y a Fernando el Católico. Se ignora si en algún momento mantuvo algún tipo de relación con Cristóbal Colón, pero lo cierto es que cuando éste vuelve de su primer viaje, Caboto manifestó que aquello no eran las Indias, porque tenían que estar necesariamente más lejos.

Reproducción del Matthew, el barco de la expedición de Juan Caboto. (Bristol, 2004).

No habiendo conseguido que ni España ni Portugal se interesaran por su proyecto, decidió entonces dirigirse al país acaso mejor situado para llevarlo a cabo dada su posición geográfica: Inglaterra. Para poder navegar hacia el oeste, Colón había tenido que descender al sur hasta las Canarias. La idea de Caboto era navegar hacia el norte porque, contra más al norte tomara rumbo hacia el oeste, más cerca estaría Asia. En Inglaterra, fue recibido por el rey Enrique VII y consiguió convencer de la viabilidad de la ruta a un grupo de comerciantes y armadores de Bristol. Hasta entonces, los ingleses se habían adentrado en el Atlántico hasta Islandia, y más allá de ella había rumores sobre nuevas tierras asociadas con la mitología celta y con los viajes de los vikingos. Pero tras el primer viaje de Colón todo esto adquiría un nuevo significado.

En 1496, Juan Caboto partió del puesto de Bristol al mando de un buque, llegando hasta Islandia. Allí, un motín de la tripulación le obligó a regresar a Inglaterra. En 1497 lo intentó nuevamente con un barco más pequeño, el Mattew, y con una tripulación seleccionada de 18 hombres. Zarpó el 2 de mayo, arribando a Terranova el 24 de junio, convencido de que había alcanzado las costas de Cipango –Japón-. De allí navegó hasta los actuales territorios de Nueva Escocia, Labrador y Maine. El 6 de agosto atracaba de regreso en Bristol. Fue nombrado almirante y el rey le concedió una pensión vitalicia.

En 1498 emprendió una nueva expedición al mando de 5 buques. Uno de ellos regresó pronto a Irlanda, con serios daños debidos a un temporal en el que había perdido el contacto con el resto de la expedición. Fue el único que regresó. Del resto nunca más se supo nada. Como Colón, tampoco llegó a Asia.

Sus descubrimientos dieron pie a la reclamación de los territorios explorados por parte de Inglaterra: los futuros Estados Unidos.

.

También un 23 de mayo se cumplen estas otras efemérides

.