Juegos terapéuticos interactivos para parálisis cerebral

Un usuario del proyecto poniendo en práctica la evolución del juego. / URV
La URV coordina un proyecto para diseñar juegos terapéuticos interactivos para personas con parálisis cerebral. Los juegos buscan mejorar aspectos relacionados con el control de movimientos y la interacción social a través de una plataforma digital.
.

GABLE “GAmification for a BetteR LifE”, es el nombre del proyecto en el que se desarrolla una plataforma social para juegos personalizados para mejorar las condiciones de vida de las personas con parálisis cerebral. Se trata un proyecto europeo que comenzó en 2016 y que coordina la Universidad Rovira i Virgili a través del grupo de investigación Robótica y Visión Inteligentes.

El juego se adapta a las necesidades de los jugadores ya que el nivel se modula dependiendo de su respuesta

Esta plataforma continúa con el trabajo realizado previamente desde este grupo de investigación y la actualiza a las tecnologías emergentes del juego, como la realidad aumentada, al tiempo que introduce el aprendizaje automático para proporcionar el nivel de personalización para cada jugador. Es decir el juego se adapta a las necesidades de los jugadores ya que el nivel se modula dependiendo de su respuesta. Además, ofrece mecanismos de control que permiten los cuidadores controlar adecuadamente el progreso de los pacientes, ya que los resultados se monitorizan para poder ver la evolución de cada jugador.

Los tres investigadores del grupo Robótica y Visión Inteligentes. De derecha a izquierda: Domènec Puig, Julián Crsitiano y Saddam Abdulrhman Hamed Abdulwahab. / URV

Aparte de hacer un seguimiento sobre la mejora del equilibrio y la movilidad del jugador, el proyecto busca facilitar las relaciones entre pacientes con parálisis cerebral y se han desarrollado tecnologías que permiten que sean juegos colaborativos, con varios jugadores participando simultáneamente desde cualquier lugar del mundo “para favorecer la capacidad de comunicación de las personas que interactúan” explica el catedrático de la URV Domènec Puig, investigador principal del proyecto y coordinador del grupo Robótica y Visión Inteligentes, del Departamento de Ingeniería Informática y Matemáticas.

De momento se trabaja con personas que tienen cierto grado de movilidad con el objetivo de ayudar a mejorar aspectos de equilibrio fisiológico, control de movimientos

De momento se trabaja con personas que tienen cierto grado de movilidad con el objetivo de ayudar a mejorar aspectos de equilibrio fisiológico, control de movimientos. Los jugadores utilizan una tabla de equilibrio (balance board), y el juego se desarrolla a través del movimiento que hacen encima de la tabla.

El diseño de estos juegos es un reto sobre todo si se plantean con el objetivo de socializar las personas con parálisis cerebral con el resto. Las limitaciones en sus habilidades físicas hacen que sea difícil para ellos jugar muchos de los juegos existentes. Y además hay retos para el juego social, -como establecer grupos de jugadores y jugar con jugadores con diferentes habilidades- que necesitan especial consideración que los investigadores han tenido que afrontar.

Para participar deben ser usuarios con movilidad en las extremidades inferiores y tener cierta coordinación

Los juegos se están poniendo a prueba de manera experimental en el taller Baix Camp, de Reus, y en la Fundación la Espiga de Vilafranca del Penedès. Para Juan Giménez, psicólogo y coordinador de servicios de la Fundación “es muy interesante unir el ocio con las mejoras físicas de los usuarios”. Para participar, dice, deben ser usuarios con movilidad en las extremidades inferiores y tener cierta coordinación. Apunta que las mejoras que obtienen haciendo fisioterapia se juntan ahora con las que pueden obtener además con el juego. “Con el día a día se ve mejora” asegura, aunque todavía están en el periodo de recogida de datos.

GABLE es un proyecto de innovación financiado por el programa marco europeo H2020. Agrupa cinco socios internacionales coordinados por la URV que, aparte de coordinar el proyecto, se encarga del análisis inteligente de datos. Al final de este año se acaba el proyecto y ya habrá prototipos viables. Con el consorcio se pretende continuar con una nueva propuesta que haga un paso más allá para que se puedan estandarizar los juegos, hacerlos comerciables y distribuibles.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí