La alta velocidad entre Plasencia y Badajoz lista para 2020

Imagen de la reunión entre el presidente del Gobierno y el presidente de la Junta de Extremadura / Pool Moncloa/J.M. Cuadrado

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido en La Moncloa al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Durante el encuentro, ambos presidentes han señalado las prioridades de esa comunidad autónoma, centradas fundamentalmente en las inversiones en infraestructuras. Esta reunión forma parte de los contactos que el jefe del Ejecutivo está manteniendo con todos los presidentes autonómicos.

 

CV / Sánchez y Fernández Vara han coincidido en que la principal prioridad de Extremadura es el ferrocarril y las inversiones pendientes en este ámbito.

Sánchez y Fernández Vara han coincidido en que la principal prioridad de Extremadura es el ferrocarril y las inversiones pendientes en este ámbito

Al respecto, el ministerio de Fomento ha nombrado un coordinador del Sistema Ferroviario de Extremadura, cuya principal labor será intermediar entre la Junta de Extremadura, el Ministerio de Fomento, RENFE y ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias).

 

Inversiones ferroviarias

Se han licitado 170 millones de euros para el ferrocarril extremeño entre enero y septiembre del presente año, el 97% en los últimos cinco meses. Otros 50 millones se destinarán a renovar los sistemas de seguridad de la red de tren convencional, en cumplimiento del Pacto por el Ferrocarril suscrito el pasado julio. Además, el próximo Consejo de Administración de ADIF va a licitar otros 125 millones de euros para mejorar las infraestructuras ferroviarias en Extremadura.

El presidente del Gobierno también se ha comprometido con Fernández Vara a que los trenes de alta velocidad entre Plasencia y Badajoz comiencen a circular en 2020. Ese mismo año llegarán a Extremadura cinco nuevos trenes híbridos.

 

Plataforma logística y carreteras

Los dos presidentes también han estado de acuerdo en impulsar la Plataforma Logística de Badajoz. Con este objetivo, se formalizarán distintos convenidos entre la Junta de Extremadura y el Ministerio de Fomento, a través de ADIF.

Los dos presidentes también han estado de acuerdo en impulsar la Plataforma Logística de Badajoz

Por lo que se refiere a la red de carreteras, el presidente Sánchez ha transmitido a Fernández Vara la decisión de Fomento de convocar, antes de que acabe este año, la comisión de seguimiento del protocolo de colaboración para la ejecución y financiación de la autovía Cáceres-Badajoz. Esta vía es fundamental para la comunidad extremeña por su gran impacto social.

Sánchez y Fernández Vara, tras repasar las actuaciones pendientes en la red de carreteras de Extremadura, han estado de acuerdo en impulsar su ejecución. Entre otras, destacan las obras en la N-10 Plasencia-Ávila, la N-502 Ávila-Espiel, la Autovía A-43 Torrefresneda-Ciudad Real-Valencia (actual N- 430), la Autovía A-81Badajoz-Zafra-Córdoba (actual N-432), la Autovía A-83 Zafra-Huelva (actual N-435), la Variante de Malpartida en la N-521, la Variante de Zafra en la N-432 y la Variante Sur de Cáceres (conexión A-58 con A-66).

 

Financiación autonómica y PAC

La financiación autonómica ha sido otro de los asuntos que han abordado los dos presidentes durante su reunión. El pasado 26 de septiembre, se puso en marcha el grupo de trabajo, dentro del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que abordará las cuestiones que reclama Extremadura. Algunas de ellas son su rechazo a la incorporación del principio de ordinalidad al Sistema de Financiación Autonómica, la necesidad de una mayor solidaridad y nivelación y la introducción de más variables como superficie, despoblación, dispersión o envejecimiento.

La aplicación de la PAC se definirá durante la segunda mitad del año 2019 y se trabajará para ello con todos los sectores implicados

Por otro lado, Pedro Sánchez ha transmitido a Fernández Vara que la intención del Gobierno de consensuar con las comunidades autónomas la posición de España en las negociaciones de la Política Agraria Común (PAC) ante la Unión Europea. Al respecto, el Gobierno defenderá una PAC fuerte, que pueda hacer frente a los nuevos retos, además de ofrecer la flexibilidad que necesita la agricultura española.

La aplicación de la PAC se definirá durante la segunda mitad del año 2019 y se trabajará para ello con todos los sectores implicados. No obstante, hasta que no haya un Marco Financiero Plurianual 2021-2027 no parece probable que se plantee una posición sobre el porcentaje de cofinanciación por parte del Estado de los Programas de Desarrollo Rural.

Durante la reunión, se ha subrayado la importancia del regadío en el desarrollo rural y lo necesario que es la modernización de las infraestructuras. Al respecto, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se ha mostrado dispuesto a participar en estos proyectos, especialmente en el de Tierra de Barros, aunque en este caso habrá que perfilar las limitaciones técnicas y económicas.

 

Demografía, dependencia y energía

A Extremadura le afecta significativamente el reto demográfico y la lucha contra la despoblación. Con ese objetivo, se ha constituido el Grupo Institucional para la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, en el que participan comunidades autónomas, ayuntamientos, diputaciones y miembros de la sociedad civil.

Para dependencia, el Gobierno ha incrementado esta partida en 830 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado para 2019, el 64% más que en 2018

Por lo que se refiere a la dependencia, el Gobierno ha incrementado esta partida en 830 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado para 2019, el 64% más que en 2018. También aumentará la cantidad que la Administración General del Estado (AGE) transfiere a las comunidades autónomas, ya que se alcanzarán los 1.539 millones de euros. El objetivo es atender a las más de 278.000 personas que esperan recibir una prestación de dependencia.

En el ámbito energético, Pedro Sánchez ha informado al presidente extremeño de que el Gobierno prepara un paquete legislativo para dar seguridad jurídica y confianza a las inversiones en energía eólica y fotovoltaica. De esta forma, se prevé movilizar más de 125.000 millones de euros entre los años 2021-2030. El primer paso en este sentido ha sido la aprobación, el pasado 5 de octubre, del Real Decreto-ley 15/2018 para eliminar el llamado “impuesto al sol”. Una vez definido el marco jurídico, se podrá estudiar el cierre de centrales nucleares como la de Almaraz, en Cáceres.

Dejar comentario

Deja tu comentario
Pon tu nombre aquí