La amígdala (en rojo) origina las respuestas fisiológicas que caracterizan la mayoría de las emociones

Alteraciones en la conectividad del núcleo amigdaloide causan depresión

.

En el cerebro, el núcleo amigdaloide es una masa de sustancia gris situada en la parte anterior de la circunvolución del hipocampo. La amígdala reconoce los estímulos o situaciones relevantes, actúa sobre el hipotálamo y otras estructuras del cerebro y origina las respuestas fisiológicas que caracterizan la mayoría de las emociones.

.

UPF / Alteraciones en la conectividad de la amígdala en estado de reposo juegan un papel importante en la causa de la depresión y se sabe que intervienen tanto factores genéticos como ambientales, aunque la contribución de cada uno de estos factores no ha sido suficientemente estudiada.

Los datos que aportan las técnicas de neuroimagen indican que los patrones de actividad obtenidos por resonancia magnética funcional (fMRI) en estado de reposo cerebral aportan información relevante, tanto del cerebro sano como del enfermo.

Tanto los genes como el entorno modifican diferentes patrones de la conectividad de la amígdala en estado de reposo

Un estudio publicado en la revista Human Brain Mapping analiza la influencia genética y la ambiental en la conectividad de la amígdala en estado de reposo en relación al riesgo de padecer depresión.

Un trabajo que ha sido coordinado por Gustavo Deco, ICREA del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) y director del Centro de Cognición y Cerebro de la UPF, con participación de Cristian Tornador, miembro de su equipo, conjuntamente con Lourdes Fañanás, investigadora de la Unidad de Antropología del Departamento de Biología Animal de la Universidad de Barcelona, ​​con participación de Aldo Córdova- Palomera, miembro de su equipo y primer firmante del trabajo.

.

Un estudio sobre la conectividad de la amígdala en gemelos

En este estudio los autores analizaron los datos obtenidos de exploraciones de resonancia magnética funcional de alta resolución para estimar los patrones de conectividad funcional del amígdala en una muestra de 48 individuos gemelos univitelinos, 24 pares de gemelos, 10 de los cuales eran individuos sanos, y 14 tenían diagnóstico de depresión, de los cuales seis parejas eran concordantes y ocho discordantes, es decir, el trastorno sólo lo presentaba uno de los gemelos.

amigdaladeco_edited

.

La interpretación de los datos se hizo a partir de dos métodos distintos. El primero consistió en un enfoque convencional de las series temporales obtenidas del consumo de oxígeno cerebral (fMRI BOLD). El segundo método tuvo en cuenta los componentes analíticos de la actividad del fMRI.

Los dos métodos pusieron de manifiesto que el riesgo de sufrir depresión aumenta debido a factores ambientales que alteran la conectividad de la amígdala. Además, al analizar los componentes analíticos de la serie temporal fMRI BOLD, se vio que los factores genéticos que alteran la actividad neuronal de la amígdala en reposo contribuyen de manera importante al riesgo de padecer depresión.

Como afirman Deco y Tornador, “en conjunto, estos resultados muestran que tanto los genes como el entorno modifican diferentes patrones de la conectividad de la amígdala en estado de reposo, lo que a su vez aumenta el riesgo de padecer depresión. Ahora bien, el estudio aporta un nuevo método para testar el riesgo potencial de desarrollar depresión a partir de técnicas de neuroimagen”.

.

Trabajo de referencia:

Córdova-PalomeraA,  Tornador C, Falcón C,  Bargalló N,  Nenadic I,  Deco G,  Fañanás L. (2015), ” Altered amygdala resting-state connectivity in depresión is explained by both genas and environment“, Human Brain Mapping, DOI: 10.1002/hbm.22876.

.

Share